NATURALEZA

Sorprenden signos de vida en arrecifes de coral del mundo

Científicos verifican la recuperación cerca de Hawaii y Australia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Naturaleza: los arrecifes de coral son una maravilla. Foto: Reuters

En 2003, los investigadores declararon muerto el Castillo de Coral. En el fondo de una remota isla entre Hawaii y Fiji, el agua inusualmente caliente había devastado el gigantesco coral y sus restos parecían un montón de platos grandes descoloridos que alguien había lanzado al mar.

Las investigaciones realizadas en 2009 y 2012 mostraron poca mejoría. Pero, en 2015, un equipo de biólogos marinos se sorprendió y regocijó al encontrar al Castillo de Coral otra vez lleno de vida. Sin embargo, la recuperaicón conllevó un gran interrogante: ¿podría el enorme y presumibelemente todavía frágil coral sobrevivir lo que sería el año más caliente de los registros?

Este mes, el equipo de investigadores, que opera desde Massachusetts, terminó una nueva exploración del arrecife en las aisladas islas Fénix, un pequeño archipiélago en el océano Pacífico y se emocionaron con lo que vieron. Cuando se zambulleron para exminar de cerca al Castillo de Coral, los recibió una vista de verdes morados brillantes, signos inconfundibles de vida.

"Todo se veía magnífico", dijo Jan Witting, el científico jefe de la expedición e investigadores en la Institución Oceanográfica Woods Hole.

El cambio climático mundial está sembrando el caors en los corales de todo el mundo. La decoloración ha causado daños extensivos en regiones que se entiendes desde la Gran Barrera de Arrecifes al Caribe. "Las amenazas a los arrecifes de coral tropicales en todo el mundo se han escalado a un nivel que hace peligrar la sobrevivencia de estos ecosistemas complejos , diversos y hermoso", escribió Janice M. Lough, una investigadora australiana, en un artículo en la revista Nature.

El coral puede resultar dañado con el aumento de la temperatura del agua, lo que causa acidificación.

Si el Castillo de Coral puede seguir recuperándose después de años de aparente falta de vida, incluso mientras sube la temperatura del agua, podría haber esperanza para otros arrecifes con un daño similar, dijo Randi Rotjan, otra integrante del equipo.

La recuperación del Castillo de Coral podría ser un caso aislado en un lugar remoto. Sin embargo, Rotjan y su equipo buscan descubrir por qué este coral y otros arrecifes cercanos volvieron a la vida.

Otro caso.

En una carta publicada en Nature, a principios de este año, otro equipo mundial de investigadores informó de una recuperación similar de corales, después de haber reducido la acidez en tres lagunas en el sur de la Gran Barrera situada frente a la costa de Queensland, en Australia. Las emisiones de carbonmo incrementan la acidez en el agua.

"Es alentador porque si hacemos las cosas correctas, se puede restablecer la salud en una forma en la que hay respuesta", dijo Rebecca ALbright, una de las autoras del ensayo y científica de la Universidad de Stanford.

Los meteorológos pronosticaron que este año sería el más casliente en los registros debido al evento climático de El Niño que comenzó relativamente cerca de las islas Fénix.

El calentamiento del agua puede causar que que el coral expulse a sus algas, lo que lleva al blanquero. El agua ácida debilita el esqueleto de carbonato de calcio del corial de tal forma que ya no puede contenerlo y dejarlo crecer. Cuando cambian los nutrientes en el agua circundsante, el coral puede tener dificultades para conseguir alimento.

Los corales "son animales, vegetales y minerales, todo en uno", explicó Randi Rotjan. No solo deben acostumbrarse al agua más caliente, sino que los corales dependen de todo su contexto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)