CONVIVIR DIVIDIDOS

Sonrisas forzadas y muchos desacuerdos en cumbre G7

Trump agregó un nuevo elemento divisorio: la vuelta de Rusia al grupo.

“Avances”: Donald Trump y Emmanuel Macron se reunieron al margen de la cumbre del G7 para buscar un acuerdo en torno a la declaración final; dicen que se acercaron, sin dar detalles. Foto: Reuters.
"Avances": Donald Trump y Emmanuel Macron se reunieron al margen de la cumbre del G7, buscan acuerdo en torno a la declaración final. Foto: Reuters.

El arranque de la Cumbre del G7 ayer viernes en Canadá fue como se preveía: tensa y con sonrisas forzadas ante las cámaras junto a Donald Trump. Antes de llegar al apacible pueblo de La Malbaie, en Quebec, el presidente estadounidense desafió a sus aliados al proponer el reingreso de Rusia a este selecto grupo de los más desarrollados del mundo, agregando un tema más de división.

Sin embargo, al final de la jornada, a la espera de lo que pueda surgir hoy sábado con la declaración final, todos intentaron dar una imagen de discusión amistosa, con anuncios de "avances" en sus negociaciones.

Trump instó a que el grupo vuelva a tener el formato de G8 que tenía antes de excluir a Rusia en 2014. "Deberían dejarla volver porque debemos tener a Rusia en la mesa de negociaciones", dijo.

Tras anexar la región ucraniana de Crimea, Rusia fue expulsada de ese club de naciones ricas, que se considera a sí mismo como garante del orden político y económico mundial.

La idea fue inmediatamente rechazada. "Estamos de acuerdo en que un regreso de Rusia al G7 no es posible a no ser que se hagan progresos sustanciales en relación al problema de Ucrania. Es la posición común", declaró la canciller alemana, Angela Merkel.

Angela Merkel. Foto: EFE
Angela Merkel. Foto: EFE

Ya furiosos por las posiciones del presidente estadounidense en materia de comercio, cambio climático y la cuestión de Irán al romper el pacto nuclear, el G7 sufrió una nueva grieta en su unidad al introducir el tema de Rusia.

Sin embargo, durante la cumbre, Trump cumplió estrictamente con el protocolo, participó con una sonrisa en la tradicional foto familiar, y fue visto charlando con Merkel y con el nuevo primer ministro italiano Giuseppe Conte, a quien felicitó por su "gran victoria".

Además, sentado junto al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró ante la prensa que la relación entre Estados Unidos y Canadá "nunca había sido tan buena", y previó que los siete países podrían acordar una declaración conjunta, algo que muchos diplomáticos ponían en duda.

El mismo tono positivo mantuvo durante su encuentro privado con el francés Emmanuel Macron. "Las cosas están avanzando en este G7", dijo Macron, agradeciendo que el diálogo no se haya roto. Trump, en tanto, describió al mandatario francés como su "amigo" y prometió, misterioso, que "algo va a pasar" que será "muy positivo".

Emmanuel Macron. Foto: EFE
Emmanuel Macron. Foto: EFE

Macron dijo que todos los países del G7 tienen "voluntad" de alcanzar un acuerdo. Un día antes, el presidente francés advertía a Trump que la Cumbre del G7 podría terminar con un acuerdo firmado por seis países del que se excluyese a Estados Unidos.

"Al presidente estadounidense puede que no le importe estar aislado, pero a nosotros tampoco nos importa firmar un acuerdo con seis países si es necesario", dijo Macron.

Tras la reunión de ayer con Trump, el presidente francés rebajó el tono y dijo que aunque "no están de acuerdo" en algunos aspectos, siempre tienen en mente las "preocupaciones y valores comunes".

Líneas rojas.

El tema del libre comercio está en la agenda y representa el verdadero punto de fricción de la cumbre.

La primera sesión de trabajo grupal transcurrió según lo planeado. Trump respondió a las acusaciones de proteccionismo emitidas por la Unión Europea y Canadá, culpando, por ejemplo, a los aranceles canadienses sobre los productos lácteos u otras barreras arancelarias que enfrentan los productos estadounidenses en Europa.

Donald Trump: el presidente niega toda intervención rusa. Foto. AFP
Foto. AFP

Según una fuente familiarizada con esta sesión, los "Seis" refutaron las cifras del presidente de Estados Unidos. El tono se mantuvo "profesional", aunque la brecha fue amplia.

Los seis (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Gran Bretaña y Japón) quieren evitar una guerra comercial y convencer al inquilino de la Casa Blanca de que los aranceles afectarán en última instancia a la economía de Estados Unidos y al crecimiento mundial.

Luego de su reunión bilateral con Trudeau, Trump aseguró haber progresado con Canadá en temas comerciales. "Justin aceptó cortar todas los aranceles y barreras comerciales", bromeó sonriente el mandatario. Ya más serio, sostuvo que ambos lograron "muchos avances" y adelantó que "podría ser que el Tlcan tenga una forma diferente". El Tlcan es el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, Canadá y México.

La declaración.

Pero las diferencias entre Estados Unidos y el resto del G7 son tan pronunciadas, que la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, reconoció que posiblemente los negociadores no duerman para intentar sacar adelante el texto.

Fuentes europeas también reconocieron que las esperanzas para alcanzar el documento de consenso con el que tradicionalmente han acabado todas las cumbres del G7 "no son muy elevadas". A pesar de las diferencias, Freeland expresó cierto optimismo de que la Cumbre de Charlevoix, como oficialmente se conoce la reunión, termine con un documento de consenso.

"Todavía no hemos llegado pero hay tiempo para seguir. Puede que sea otra noche sin dormir para los sherpas", afirmó Freeland.

Donde hay más avances es en las llamadas declaraciones de Charlevoix, otros textos en los que han estado trabajando los países del G7 desde hace tiempo y que resumen conceptos defendidos por el anfitrión, Canadá, y asumidos por el resto de sus socios.

Putin recibe "medalla de la amistad" en China

Vladimir Putin fue distinguido ayer viernes en China con la "medalla de la amistad", un galardón que le entregó su homólogo Xi Jinping. Xi recibió con todos los honores a Putin simbólicamente antes del inicio de la Cumbre del G7 en Canadá, donde el líder ruso fue protagonista en ausencia por la propuesta de Donald Trump para que Rusia volviera a ese grupo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º