VIDEO

La sombra del narco llega a Maduro

Su ministro del Interior rechaza acusaciones de la Fiscalía Federal de EE.UU. y la DEA.

El exjefe de la agencia antidrogas de Venezuela (ONA), Néstor Reverol, rechazó ayer las acusaciones de narcotráfico presentadas en una corte de Estados Unidos por, supuestamente, haber participado en una trama de distribución de cocaína.

Reverol, quien se desempeñó hasta julio como comandante de la Guardia Nacional, fue nombrado a principios de agosto ministro de Relaciones Interiores y Justicia por el presidente Nicolás Maduro.

Tres semanas atrás, la fiscalía estadounidense lo acusó —junto al exsubdirector de la ONA, Edylberto Molina— de haber recibido, entre 2008 y 2010, pagos de narcotraficantes a cambio de ayudarles a movilizar droga que enviaban a Estados Unidos.

"Ante infundados señalamientos que han hecho en mi contra autoridades norteamericanas (...) los rechazamos categóricamente en todas sus partes, por alejarse de la realidad", dijo Reverol en una rueda de prensa en la sede de la ONA en Caracas.

"Pretenden utilizarlo como arma política en su afán desestabilizador", agregó sobre el caso que indaga un tribunal de Nueva York.

Analistas de seguridad dicen que Venezuela se ha convertido en una plataforma de exportación de cocaína hacia Europa, África y Estados Unidos.

El gobierno de Maduro, un feroz crítico de Washington, sostiene que su país ha sido víctima del narcotráfico porque está entre uno de los mayores productores mundiales de cocaína, Colombia, y el principal consumidor, Estados Unidos.

Washington ha denunciado que Venezuela no hace lo suficiente para reducir el tráfico de droga en su territorio y ha señalado a varios militares de alto rango y a aliados del partido de Gobierno como "capos de la droga".

Dos sobrinos de la primera dama venezolana, Cilia Flores, enfrentan cargos en Estados Unidos por supuestamente conspirar para importar cocaína a ese país.

En uno de los casos de más alto perfil de los últimos años, una decena de personas, entre ellas tres militares de bajo rango, fueron sentenciadas recientemente por facilitar en el 2013 el tráfico de 1,3 toneladas de droga a París en un vuelo de Air France.

Reverol insistió en que desde que se expulsó en 2005 a la oficina antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), Venezuela ha multiplicado las detenciones de traficantes y drogas.

Las investigaciones en torno al narcotráfico desde Venezuela tienen larga data en Estados Unidos. A mediados del año pasado el diario The Wall Street Journal publicó que la Fiscalía Federal de Nueva York viene trabajando en un amplio expediente sobre tráfico de drogas que involucra a altos mandos venezolanos, entre ellos al por entonces presidente de la Asamblea Nacional (parlamento) Diosdado Cabello. Un exmilitar de alto rango que se convirtió en informante de primera línea para la Justicia estadounidense señaló a Cabello como principal en la extendida red de narcotráfico que envía cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos.

El Gobierno venezolano ha rechazado enérgicamente las acusaciones reiteradas y señaló que la DEA actúa como un cártel del narcotráfico. En lo que va del año, las fuerzas de seguridad venezolanas han incautado 33 toneladas de droga.

El año pasado Venezuela decomisó un récord de 79,5 toneladas de drogas, un 61 por ciento más que en 2014.

Néstor Reverol, exjefe antigrodas. Foto: AFP
Néstor Reverol, exjefe antigrodas. Foto: AFP

Referendo pasa a una nueva fase.

La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tania de DAmelio anunció que la Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) concluyó ayer con una fase del cronograma para el referendo revocatorio, y emitirá un informe sobre la solicitud de los opositores. Tras darse esta revisión la Copafi remitió al CNE un informe de recomendaciones.

EL PRESO POLÍTICO MÁS EMBLEMÁTICO.

Amenazas de muerte a López.

Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López, aseguró ayer que su marido —el preso político más emblemático del antichavismo— fue amenazado de muerte por uno de los guardias encargados de custodiar la celda en la que se encuentra recluido cumpliendo una condena de casi 14 años. "Llevaron al límite a Leopoldo y lo han amenazado de muerte, el sargento Corredor dijo: a Leopoldo hay que matarlo", afirmó Tintori en declaraciones al programa "La Fuerza es la Unión" que transmite la emisora de radio privada RCR. Según Tintori, este sargento, que pertenece a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), habría asegurado que si daban la orden él mismo la cumpliría. La también activista de derechos humanos relató que su marido, al escuchar la afirmación, confrontó al sargento y le preguntó: "¿Qué pasó, por qué tú estás diciendo que a mí me tienen que matar?, y el custodio respondió que él solamente recibía órdenes y se quedó callado", según contó Tintori. "Por eso alarmadamente nosotros denunciamos que la vida de Leopoldo está en riesgo", aseguró Tintori. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)