Elecciones

Socialistas lideran, pero hay 42% de indecisos en España

Campaña en Semana Santa para elección en catorce días con cinco partidos.

Foto: AFP
Un chico subió al escenario a saludar al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en el acto inicial de campaña en Andalucía. Foto: AFP

España inició una corta, pero dura campaña para las elecciones legislativas del 28 de abril, las que determinarán quién gobernará el país, mientras las encuestas muestran una intención de voto que conducirá al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) -actualmente en el gobierno- a la victoria, aunque sin mayoría para gobernar, en tanto el partido de extrema derecha Vox irrumpirá con fuerza en el Parlamento.

La movilización electoral se inició en plena Semana Santa -en Andalucía, por ejemplo, los candidatos básicamente se dedicarán durante estos días a dejarse ver en las procesiones y festejos, porque hacer mitines es casi ridículo cuando la gente está en otra cosa- y el gran objetivo de los cinco principales partidos que compiten es convencer al 41,6% de indecisos, uno de los mayores niveles de la historia. Ese porcentaje, admiten en varios centros de decisión, empuja a una campaña salvaje que tendrá su epicentro en una última semana frenética y un debate con todos, Vox incluido, el 23 de abril, a solo cinco días del voto, algo sin precedentes.

Arrancaron dos semanas de intensa campaña para las terceras elecciones en menos de cuatro años en España, donde existe una creciente fragmentación política desde que en 2015 quedó enterrado el bipartidismo del PSOE y el Partido Popular (PP).

“Estas elecciones son un plebiscito entre avanzar o retroceder si retorna la derecha”, clamó el presidente del gobierno, Pedro Sánchez (PSOE) en un acto en Dos Hermanas (Andalucía), un lugar simbólico porque allí oficializó una improbable carrera que le permitió reconquistar en las primarias de 2017 el liderazgo socialista que había perdido en una rebelión interna. En junio de 2018, Sánchez llegó al poder mediante una moción de censura que destronó a Mariano Rajoy (PP) del gobierno.

“Lo fundamental que está pasando, más que una polarización es una rotunda división en dos bloques” de izquierda y derecha, apunta Cristina Monge, politóloga de la Universidad de Zaragoza.

Conocedor de la situación, Sánchez advierte de una involución en el país si se impone una mayoría conservadora.

Diversidad.

Las Cortes (Parlamento) se componen de 350 bancas y es necesario obtener 176 para lograr la mayoría. Por ahora esa perspectiva es imposible para un solo partido.

Una encuesta del público Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundido el martes pasado, proyecta un triunfo del PSOE con un 30,2% de los votos (entre 123 y 138 diputados), y la posibilidad de formar gobierno con la izquierda radical de Unidas Podemos (entre 33 y 41 bancas) y algún otro partido pequeño. Unidas Podemos obtendría 12,9% de los votos.

Estos números permitirían a Sánchez evitar depender de los independentistas catalanes, quienes luego de respaldarlo en la moción de censura se negaron, en un ambiente tenso por el juicio a 12 líderes separatistas en Madrid, a apoyar sus presupuestos, abocando al adelanto de las elecciones. Podría sumar algunos partidos pequeños, principalmente los nacionalistas vascos en una coalición.

Sorpresa.

La gran sorpresa puede darla Vox, partido de extrema derecha que denuncia la ley de violencia de género, rechaza la inmigración ilegal y en sus listas cuenta con generales en retiro defensores de la dictadura franquista. El partido está encaminado a irrumpir por primera vez en el Parlamento al tener 11,9% de intención de voto, lo que se traduciría entre 29 y 37 diputados.

El PP, liderado por un dirigente joven como es Pablo Casado, quien triunfó en las internas de esa fuerza política, aparece con 17,2% de intención de voto y entre 66 y 76 bancas, lo que constituirá su peor resultado en 40 años.

“El patriotismo es votar al PP porque es la única alternativa viable al PSOE”, afirmó Casado, quien calificó a Sánchez de “peligro público” para España y advirtió que éste podría volver a obtener los apoyos de los independentistas catalanes y de la izquierda separatista vasca, que lo ayudaron a ganar la moción de censura.

El liberal Ciudadanos, el partido surgido en Cataluña, pero que logró alcance nacional, liderado por Albert Rivera, otra de las figuras jóvenes de la política española, recibiría 13,6% de los votos y entre 42 y 51 diputados.

Es una movilización electoral diferente. El ambiente político muy polarizado, el alto nivel de indecisos, la disputa sobre Cataluña y la fragmentación del mapa político son algunos de los elementos clave de la campaña. Si bien la encuesta del CIS muestra elevado número de ciudadanos que aún no definieron el voto, los analistas coinciden en que los sondeos de intención de los votantes tienen un valor relativo a la hora de hacer pronósticos y en que será decisivo el nivel de participación.

“Hay mucha volatilidad, mucho voto oculto, y no se sabe a quién puede beneficiar”, señala el profesor Jaime Ferri, director del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Complutense de Madrid.

Por primera vez desde 1982, hay cinco partidos de entidad a nival nacional con posibilidades de lograr decenas de legisladores, lo que al dividir el voto dificulta la formación de mayorías.

El resultado de las elecciones en Cataluña será muy seguido para determinar si el sececionismo mantiene su fortaleza y su unidad.

Los cinco protagonistas de la definición electoral:

pedro sánchez
PEDRO SÁNCHEZ
Presidente del gobierno (PSOE)

Economista, de 47 años, reconquistó el liderazgo del socialismo en las primarias de 2017 y accedió al gobierno en junio de 2018 a través de una moción de censura a Mariano Rajoy.

albert rivera
ALBERT RIVERA
Ciudadanos

A los 39 años, el licenciado y master en Derecho, es el líder de un partido que surgió en Cataluña y creció hasta alcanzar proyección nacional. Rechaza al secesionismo de Cataluña.

pablo iglesias
PABLO IGLESIAS
Unidas podemos

Líder de la fuerza política de izquierda que fundó en 2014, tiene 40 años y es doctor en Derecho y en Ciencias Políticas. Fue Eurodiputado y colaborador en varios medios.

u s. abascal
Abascal
Vox

Sociólogo, de 42 años, estuvo afiliado al Partido Popular y se separó tras ser crítico con la gestión de Mariano Rajoy. Su familia fue perseguida por ETA. Fundó Vox en enero de 2014.

Pablo casado
Pablo Casado
Partido Popular

Abogado y economista, de 37 años, fue vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y es el actual líder del partido tras ganar las elecciones internas el año pasado.

ESCENARIO

Casado y Sánchez en dura batalla ideológica

Desde Barcelona, la capital regional de Cataluña, el joven líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado presentó una batería de propuestas contra el separatismo catalán, su principal arma frente al jefe de gobierno socialista Pedro Sánchez de cara a las legislativas de fin de mes.

Desde la planta más alta de un exclusivo hotel barcelonés, Casado arremetió duramente contra el acercamiento de Sánchez a los independentistas hasta que estos provocaron su caída y la convocatoria de elecciones. Entre otras cosas, le reprocha haberse aliado con ellos y la izquierda independentista vasca, en la moción de censura contra el presidente del gobierno Mariano Rajoy que llevó a Sánchez al poder.

“Los enemigos de España, el golpismo y el terrorismo, ahora son los aliados de Sánchez”, dijo Casado, sucesor de Rajoy al frente del PP.

Con su espacio electoral disputado por Ciudadanos (liberal) y el emergente Vox (extrema derecha), también muy agresivos contra Sánchez y su política catalana, el líder conservador desplegó un amplio abanico de propuestas contra los secesionistas. Estas van desde la intervención de la autonomía catalana hasta la ilegalización de los partidos separatistas, pasando por la inclusión en el Código Penal del delito de convocatoria ilegal de referéndums, o la prohibición de indultar a sus líderes actualmente juzgados por el intento de secesión de 2017.

Además de la mano dura contra el independentismo, Casado también propuso una “revolución fiscal” para reducir numerosos impuestos, una ley de apoyo a la maternidad y medidas para luchar contra la inmigración ilegal.

Por su parte, al presentar el programa de gobierno en un teatro madrileño, Pedro Sánchez advirtió que la opción en estas elecciones es “entre una España que amplía derechos y amplía libertades y una España que recorta conquistas sociales, laborales, políticas que pone freno y marcha atrás y que retrocede 40 años”. Anunció propuestas para eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres, evitar la discriminación por orientación sexual, aumentar el salario mínimo y crear un ingreso mínimo vital.

A su vez Albert Rivera, después de 13 años al frente de Ciudadanos, se juega el futuro de su partido, que es el que mas indecisos tiene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)