vea el video

Sobrevivientes del holocausto judío volvieron a Auschwitz 70 años después

Cerca de 300 exprisioneros del campo de concentración nazi en Polonia depositaron ofrendas en el famoso Muro de la Muerte y coincidieron en pedir que acabe el antisemitismo en Europa.

Sobrevivientes del Holocausto y jefes de Estado se reunieron este martes en Auschwitz para proclamar un nuevo "¡Nunca más!", 70 años después de la liberación del campo de exterminio nazi, con nuevos atisbos de antisemitismo en Europa como telón de fondo.

Las primeras ceremonias empezaron por la mañana, en el inmenso campo cubierto de una espesa capa de nieve. Antiguos prisioneros depositaron flores y velas ante el llamado muro de la muerte, donde se produjeron muchas ejecuciones antes de que los nazis instalaran las cámaras de gas.

La víspera, los supervivientes, hoy en su mayoría nonagenarios, que lograron evadir la muerte donde cerca de 1,1 millones de personas (entre ellas un millón de judíos) fueron exterminadas, pidieron al mundo que hiciera todo lo posible por evitar que el horror del Holocausto se reproduzca.

La preocupación por la creciente oleada de antisemitismo en Europa quedó patente hoy en los numerosos encuentros de supervivientes.

Veinte días después de los mortíferos atentados de yihadistas franceses contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher, el presidente François Hollande, quien el martes visitará el Memorial de la Shoah antes de tomar el avión rumbo a Polonia, anunció este martes que reforzará las sanciones contra el racismo y el antisemitismo en su país.

Una medida oportuna ya que el número de actos antisemitas se duplicó en 2014 respecto a 2013 en el país, con un aumento del 130% de las agresiones físicas, según anunció este martes el Consejo Representativo de las Instituciones Judías de Francia.

Francia tiene la mayor comunidad judía de Europa y la tercera del mundo tras Israel y Estados Unidos, con entre 500.000 y 600.000 personas.

Por su parte, el presidente alemán Joachim Gauck, declaró, por su parte, que "no hay identidad alemana sin Auschwitz", insistiendo en que su país tiene una gran responsabilidad para "proteger los derechos de cada ser humano".

"Aquí en Alemania, caminamos cada día ante casas de judíos deportados; aquí en Alemania donde se planificó y organizó su aniquilación. Aquí, el horror pasado está más cerca y la responsabilidad [es] mucho mayor e imperativa que en otras partes", afirmó.

El presidente polaco Bronislaw Komorowski expresó "respeto y agradecimiento" a los soldados soviéticos que liberaron Auschwitz, al iniciarse la ceremonia. Pero en el mismo discurso Komorowski pareció poner en el mismo nivel a "los dos totalitarismos" nazi y soviético, al recordar el exterminio en Katyn de élites polacas por los servicios especiales de Stalin.

Además de Hollande y Gauck, se esperaba hoy la presencia del ucraniano, Petro Poroshenko, al jefe de la administración presidencial rusa Serguei Ivanov representando a su país, puesto que Vladimir Putin, quien sí estuvo en 2005, no acudirá por, según Moscú, no haber recibido invitación oficial, y al secretario estadounidense del Tesoro, Jack Lew.

Todos asistirán a la ceremonia principal del martes por la tarde frente al memorial de Birkenau, lugar de exterminio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)