El escritor japonés más popular de Occidente se suma al mundo digital

Un sitio para hacer preguntas

Hasta fin de mes el reconocido escritor japonés Haruki Murakami recibirá preguntas de sus lectores en su nuevo sitio web, "El espacio del señor Murakami". La dirección es http://www.welluneednt.com/ y las preguntas se pueden enviar en inglés, pero el sitio está completamente en japonés. "Tengo un solo cuerpo, no puedo contestar a todo", advirtió el escritor, previendo una avalancha de preguntas. En la portada del sitio web se ve una caricatura del escritor junto a un gato (su animal preferido, según confesó) y un oso hormiguero, ambos animales con posturas erguidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Haruki Murakami. Foto: Archivo.

Pero, ¿qué se le puede preguntar al autor de novelas tan populares en todo el mundo como Tokio Blues o la serie de libros 1Q84? De todo. Desde consultas sobre sus novelas y sus métodos de escritura, hasta de su vida personal o sus rutinas de entrecasa. Incluso dará sus opiniones sobre temas de actualidad si se le pregunta. Y otra cosa interesante: el propio Murakami aclaró que la plataforma digital estará abierta a recibir algún relato que quieran enviarle para que lea y, eventualmente, publique online.

Si quiere acceder al sitio web haga click aquí

"Es un festival de gratitud e intercambio de mensajes", aseguró Murakami sobre esta iniciativa de su editorial japonesa Shinchosha (en español, todos sus libros están disponibles a través de Tusquets Editores, a excepción de La caza del carnero salvaje, disponible por el sello Anagrama).

Pero esta no es la primera experiencia que tiene el autor en Internet. Entre 1996 y 1999 Murakami intercambió correspondencia con sus lectores a través de su página web oficial y sus conversaciones en línea fueron luego recopiladas en el libro Así es, preguntémosle al señor Murakami. En 2002 la misma editorial también abrió una web especial para el lanzamiento de su por aquel entonces más reciente novela, Kafka en la orilla.

De esta manera el escritor japonés más popular de los últimos años, el más occidental de los autores orientales (considerado por algunos el "Paul Auster japonés") y eterno postergado del Premio Nobel, termina por convertirse en un referente de las letras en Internet.

La pasada Navidad, la británica J.K. Rowling, autora de Harry Potter, abrió también una web temporal con historias de Hogwarts para sus fans. Para entrar había que responder una trivia.

En este campo, desde ya, hay de todo: desde los escritores que son adictos a Twitter hasta los que lo detestan.

El mejor escritor no es siempre el que más seguidores tiene en las redes sociales. El más popular es uno que está muy de moda, sobre todo entre los lectores jóvenes: se trata de John Green, el autor de los bestsellers Bajo la misma estrella y Ciudades de papel (editados en español por Nube de tinta). Con tres millones de seguidores en Twitter y otro tanto en Tumblr, Green impulsa campañas voluntarias entre sus fans y aprovecha toda la euforia juvenil que lo rodea.

Neil Gaiman, que tiene más de dos millones de seguidores en Twitter y se pasa intercambiando historias de 140 caracteres con sus fans, se saluda con amigos, cuenta qué libros lo influyeron e incluso se piropea con su esposa, la artista Amanda Palmer.

Los lectores de Irvine Welsh, el escocés autor de Trainspotting, son los que más libros roban en las tiendas, según una leyenda popular (dicen que es un estudio). El rock- star de las letras tiene más de 130 mil seguidores, solo se limita a hablar de igual a igual a todo aquel que se le cruce en Twitter. También hizo un comentario de cada partido que vio de la última Copa del Mundo.

Stephen King tiene unos 620 mil seguidores y al cierre de esta edición su último tuit es contundente: "matar por la religión es como co... por la castidad", en referencia al atentado terrorista de la semana pasada en el semanario francés Charlie Hebdo. Muchos fans se quejan de que es un maestro de los spoilers. Y no se preocupa.

En Uruguay también tenemos escritores de gran popularidad. Cecilia Curbelo, autora de uno de los libros más vendidos del año pasado en Uruguay, La otra vida de Belén (Random House), cuenta actualmente con 3.346 seguidores. Uno de los grandes atractivos de sus seguidores, en general chicas jóvenes, es justamente el hecho de poder interactuar con la autora y compartir puntos de vista.

Franzen está en la vereda opuesta

Jonathan Franzen, el autor de clásicos modernos de la literatura como Las correcciones y Libertad, no es amigo de Internet. Es enemigo.

"Twitter es indeciblemente irritante", dijo a The Guardian en 2012, empezando su ofensiva hacia la red. "Representa todo a lo que me opongo. Es difícil citar hechos o crear un argumento en 140 caracteres. Es como si Kafka hubiera decidido hacer un video con smartphone de La metamorfósis. O escribir una novela sin la letra P. Es el último medio irresponsable".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º