LA PRENSA EN LA REGIÓN

La SIP demanda mayor protección de periodistas

Informes cuestionan a Maduro y saluda la llegada de Macri.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exhortó ayer al gobierno mexicano a tomar medidas para garantizar la seguridad de los comunicadores, celebró el giro en la relación con la prensa de la administración de Mauricio Macri en Argentina, y demandó a Nicolás Maduro que ponga fin a la persecución de periodistas en Venezuela. Estas fueron algunas de las conclusiones de los informes que la SIP presentó ayer en México, al término de su 72° asamblea general.

La SIP resolvió "pedir al gobierno de México que atienda con firmeza y de forma integral y coordinada los casos de violencia contra periodistas y medios de comunicación y las resoluciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)", subrayó el informe.

Asimismo, la SIP pidió que no "sigan prescribiendo" los delitos cometidos contra periodistas.

Según el organismo, este 2016 "podría convertirse en el año más peligroso para el periodismo en el país de los últimos 30 años" en México.

Las cifras son reveladoras: Este año han muerto 11 informadores y por lo menos en nueve de estos crímenes existen elementos para creer que se debió a su labor profesional.

En 2010 murieron 14 y cuatro reporteros más fueron secuestrados, pero siete de estos ataques no tenían "en apariencia" origen en su trabajo. El informe destaca que cada 22 horas un periodista o medio es agredido en México.

En tanto, la SIP celebró el "giro radical" registrado este año en Argentina en la relación entre la prensa y el poder político con la llegada de Macri al poder, luego de unos años marcados por "múltiples distorsiones en el sector periodístico".

En contraste, exhortó hoy al gobierno de Maduro a poner fin al "acoso, amedrentamiento y extorsión" a los medios de comunicación a través de "interpretaciones acomodaticias" del marco regulatorio.

En su informe sobre la situación del país, el organismo denunció un incremento de los ataques a la libertad de expresión en lo que va de año, perpetrados con frecuencia por civiles que actúan con la protección de organismos policiales y militares.

La SIP también es crítica con Ecuador.

En cuanto a Bolivia, pidió a las autoridades judiciales respetar el secreto profesional de los periodistas y evitar la distorsión de sus funciones al pedirles material obtenido durante la cobertura de conflictos en el país. "Los periodistas no pueden constituirse en testigos durante procesos judiciales porque ello los inhibe y obliga a su autocensura en la cobertura de conflictos y otros hechos noticiosos", señala la resolución respecto a Bolivia.

La violencia del narcotráfico y el autoritarismo representan las mayores amenazas a la libertad de expresión y de prensa en Centroamérica, denunció la SIP. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)