Francisco abre encuentro: abordará divorcio y concubinato

Sínodo discutirá temas cruciales de la familia

El papa Francisco abre hoy en el Vaticano el segundo sínodo sobre la familia, cuyos debates marcarán el pontificado de cara a temas espinosos como el divorcio, el concubinato y la homosexualidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Francisco convocó a los Cardenales y Obispos a analizar temas de gran repercusión. Foto: AFP

Hasta el 25 de octubre, cerca de 400 cardenales y obispos, provenientes de todos los continentes, debatirán por segunda vez en un año sobre los retos que encara la familia católica, en crisis ante los cambios de la sociedad moderna.

Una serie de cuestionarios enviados a las diócesis de todo el mundo han puesto de manifiesto la distancia entre la severa doctrina de la Iglesia y la práctica de los creyentes.

El primer sínodo o asamblea de obispos sobre la familia, celebrado hace un año, reveló las profundas tensiones y diferencias que reinan dentro de la Iglesia Católica, a pesar de compartir una serie de conceptos básicos.

Los 360 "padres sinodales" invitados por el Papa, esta vez sabiamente escogidos entre conservadores y progresistas, debatirán sobre temas delicados, sin la obligación de llegar a una conclusión.

Por primera vez 17 parejas participarán en los debates, las cuales deberán aportar su propia visión como laicos directamente concernidos.

Para el Papa de origen argentino, la familia tradicional está experimentando una crisis profunda, que afecta al conjunto de la sociedad y en particular a la iglesia.

"La alianza entre el hombre y la mujer es la respuesta a los desafíos del mundo actual, siendo a su vez modelo de la gestión sostenible de la creación", adelantó el miércoles el Papa durante la audiencia general en el Vaticano.

El principal conflicto que los obispos enfrentarán gira en torno a los divorciados que se vuelven a casar.

Para la iglesia el matrimonio es indisoluble y no reconoce el divorcio civil, por lo que no permite a los católicos divorciados que se vuelven a casar de acceder a la comunión.

Con una decisión astuta, el Papa simplificó en septiembre los procedimientos legales para la nulidad del matrimonio.

En cuanto a la homosexualidad, ofrecer una palabra oportuna a las parejas católicas del mismo sexo, es uno de los puntos en que los participantes estuvieron de acuerdo en el sínodo pasado. Pero, reconocer en cambio el "valor moral" que existe entre esas parejas suscita discordia.

Una de las novedades del sínodo de 2014 fue el reconocimiento como un fenómeno muy extendido entre los católicos, sobre todo entre los jóvenes, de la convivencia. No se condena. Hay propuestas para que se anime la convivencia estable antes de llegar a la boda católica, de manera que lleguen conscientes de que se trata de una unión para siempre.

Al término de los debates, el Papa, que suele asistir a las sesiones, recibe un informe, en base al cual elabora una exhortación apostólica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)