NICARAGUA

Sigue la ofensiva de Daniel Ortega contra figuras de la oposición

Pedro Joaquín Chanmorro fue detenido por “incitar a la injerencia extranjera”, “pedir intervenciones” y “aplaudir” sanciones contra Nicaragua.

Pedro Joaquín Chamorro habla en conferencia de prensa. Foto: EFE
Pedro Joaquín Chamorro habla en conferencia de prensa. Foto: EFE

El periodista y exdiputado Pedro Joaquín Chanmorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, fue detenido acusado de menoscabar la soberanía de Nicaragua, como parte de una campaña de arrestos de opositores a menos de cinco meses de las elecciones generales, informó ayer sábado la policía.

Las autoridades detuvieron a Chamorro la noche del viernes por “incitar a la injerencia extranjera”, “pedir intervenciones” y “aplaudir” sanciones contra Nicaragua, en base a una ley que el gobierno de Daniel Ortega aplica a opositores, según un comunicado de la Policía Nacional.

La Policía explicó que basa su acusación citando la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, aprobada con carácter urgente por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, en diciembre de 2020. La polémica ley, promovida por el Ejecutivo, cataloga los “traidores a la patria” y los inhabilita a optar a cargos públicos.

Con el exdiputado, hermano de la aspirante a la presidencia, Cristiana Chamorro, también bajo arresto domiciliar, el número de detenidos desde el 2 de junio se eleva a 20, entre ellos cinco aspirantes a la presidencia, políticos, un banquero y exguerrilleros a quienes el gobierno califica de “criminales”.

Exilio.

El otro hermano Chamorro, el periodista Carlos Fernando, director de la revista Confidencial, anunció el 21 de junio que se vio obligado a salir del país debido a la persecución política de que es objeto por parte del gobierno.

La expresidenta Chamorro (1990-1997) se encuentra postrada en su casa por su delicada salud desde hace dos años.

El político es miembro de la Alianza Ciudadanos por la Libertad (CXL-derecha), una de las agrupaciones acreditadas ante el tribunal electoral para las elecciones generales del 7 de noviembre, y según su presidenta, Kitty Monterrey, irá a la contienda con el candidato que quede disponible.

La Alianza CXL tenía en sus listas de aspirantes a ocupar la candidatura a los detenidos Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro, mientras que Félix Maradiaga y Cristiana Chamorro habían expresado su intención de ser parte del proceso de selección para ese cargo.

A menos de cinco meses de las votaciones del 7 de noviembre, la oposición aún no tiene un candidato. La inscripción de candidaturas se hará entre el 28 de julio y el 2 de agosto, según el calendario electoral.

Los opositores presos no son “candidatos” ni “políticos”, sino “criminales” que atentaron “contra la seguridad del país” y trataron de organizar un “golpe de Estado”, sostuvo, Daniel Ortega.

Ortega, un exguerrillero de 75 años que ya había gobernado de 1979 a 1990, regresó al poder en 2007 con el izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y se mantiene allí tras dos reelecciones.

La oposición advierte que intentará un cuarto mandato consecutivo y con la prisión de potenciales rivales desoeja el camino para su propósito.

Ataque.

La vicepresidenta Rosario Murillo, arremetió contra el periodismo no oficialista al que acusó de “inventar cualquier cosa para sembrar el terror”.

“Las chachalacas (aves bulliciosas), las urracas parlanchinas, todos los días inventan cualquier cosa para sembrar terror en la gente, qué calidad humana la que muestran las chachalacas, las urracas parlanchinas, si no es una cosa es otra, pero siempre están queriendo instalar temor”, señaló Murillo, en una alocución. “Nuestro pueblo sabe cómo mienten, cómo son de malignos, de hpócritas, de criminalers y de terroristas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados