MILWAUKEE

Siete muertos por un tiroteo en fábrica de cerveza en Estados Unidos

El atacante era un exempleado del grupo Molson Coors.

La policía y los funcionarios de emergencia trabajan en una escena activa de disparos en la sede de Molson Coors en Milwaukee. Foto: Reuters.
Milwaukee. Además de los 7 muertos, hay varios heridos.. Foto: Reuters.

Una persona armada mató ayer miércoles a siete personas en la sede del gigante cervecero Molson Coors en Milwaukee, norte de Estados Unidos. El tirador era un exempleado de Molson Coors que había sido despedido.

El Milwaukee Journal Sentinel dijo que Molson Coors había informado a los empleados en un correo electrónico que una persona estaba efectuando disparos en las instalaciones.

El periódico citó al esposo de una empleada de la cervecera, Lasonya Ragdales, diciendo que su mujer había sido informada de que había un tiroteo en las instalaciones de Molson Coors y le estaba enviando mensajes de texto, mientras estaba encerrada en una habitación con compañeros de trabajo.

“Es un día horrible para los empleados aquí. Un día muy duro para todo aquel implicado en la situación”, manifestó Tom Barrett, alcalde de Wilwaukee.

MillerCoors anunció en octubre de 2019 que haría una gran reestructuración y cambió oficialmente su nombre a Molson Coors Brewing Co.

También trasladó su oficina central de América del Norte de Denver a Chicago y a cientos de empleos a Milwaukee. Se esperaba que la empresa recortara entre 400 y 500 empleos durante la reestructuración.

Este tiroteo es el último de una larga lista de violencia relacionada con armas de fuego en Estados Unidos, que registró un récord de 417 tiroteos masivos en 2019, según el grupo Gun Violence Archive. Cada vez que hay un tiroteo con varias víctimas, se reaviva en Estados Unidos el debate sobre la tenencia de armas de fuego.

Neonazis

En tanto, el departamento de Justicia de Estados Unidos anunció ayer miércoles el arresto de cinco hombres relacionados con el grupo neonazi Atomwaffen Division por amenazar a periodistas y activistas y realizar una serie de ataques llamados “swatting”.

En Alexandria, Virginia, arrestaron al fundador y exlíder de Atomwaffen, John Cameron Denton, por ataques “swatting” a un funcionario del gabinete de Estados Unidos, una universidad de Virginia y una iglesia local de negros. También planeo ataques “swatting” contra el grupo de investigación periodística ProPublica y uno de sus reporteros en Nueva York.

Los ataques “swattig” implican hacer una llamada de emergencia falsa a la policía para provocar el despliegue de un equipo táctico “SWAT” (agentes de elite), a menudo en la noche.

Esos ataques pueden hacer que la policía irrumpa en las casas de las víctimas de la broma, y en algunos casos han conducido a tiroteos y muertes.

Denton, quien según el Departamento de Justicia admitió su papel en los ataques a un investigador encubierto, fue acusado de conspiración.

La acusación lo puede llevar a pasar cinco años en prisión.

La oficina del departamento de Seattle anunció que arrestó a otras cuatro personas relacionadas con Atomwaffen bajo cargos de conspiración por hacer amenazas contra periodistas y activistas, particularmente contra judíos e integrantes de minorías étnicas.

Los cuatro arrestados son: Cameron Brandon Shea, de 24 años, de Redmond, Washington; Kaleb Cole, 24 años, de Montgomery, Texas; Taylor Ashley Parker-Dipeppe, de 20, de Spring Hill, Florida, y Johnny Roman Garza, 20, de Queen Creek, Arizona.

Las acusaciones establecen que conspiraron juntos a través de un servicio de chat electrónico encriptado para identificar a sus objetivos y que fabricaron carteles amenazadores enviados a sus víctimas. “Estos acusados trataron de sembrar el miedo y el terror con amenazas dirigidas a la puerta de los que critican sus actividades”, dijo el Fiscal General de los Estados Unidos, Brian Moran. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados