SITUACIÓN ECONÓMICA

Sexto mes de caída de actividad en Argentina, apremiada por la deuda

El gobierno de Alberto Fernández tiene la intención de hacer un pago de intereses de 224 millones de dólares que vence hoy martes, según dijeron fuentes a la agencia Reuters.

Como la mayoría de las capitales, la actividad económica se ha resentido por el COVID-19. Foto: EFE
Como la mayoría de las capitales, la actividad económica se ha resentido por el COVID-19. Foto: EFE

Argentina va a establecer “guías” para la reestructuración de su deuda externa de casi 70.000 millones, aunque el país aún no está listo para hacer una propuesta formal a los acreedores. Argentina, que inicialmente había fijado el fin de marzo como límite para llegar a un acuerdo con los tenedores de bonos, enfrenta retrasos en el proceso debido a la pandemia de coronavirus que ha golpeado las economías mundiales.

Según informó ayer la agencia Reuters citando fuentes de las negociaciones, el Gobierno de Alberto Fernández tiene la intención de hacer un pago de intereses de 224 millones de dólares que vence hoy martes.

Ayer lunes se conoció además que la actividad económica en Argentina registró en enero pasado una bajada del 1,8 % frente a igual mes de 2019, y acumula seis meses en retroceso.

El dato fue divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) al presentar el Estimador Mensual de la Actividad Económica, que sirve como anticipo provisional para medir la variación trimestral del Producto Interno Bruto (PIB).

Según las cifras oficiales, el índice que mide la actividad económica registró en enero un descenso marginal del 0,1% respecto a diciembre último.

Con la bajada interanual registrada en enero, la actividad económica acumula seis meses en retroceso en Argentina, tras el leve avance del 0,4% verificado en julio de 2019.

De acuerdo con el informe oficial, las actividades que más cayeron en enero en términos interanuales fueron la pesca (-40,3 %), la construcción (-13,7 %), la intermediación financiera (-7,8 %), agricultura y ganadería (-6,8 %), la industria manufacturera (-1,3 %) y el transporte y las comunicaciones (-1 %).

Por el contrario, los únicos sectores de relevancia económica en Argentina que han mostrado mejoras respecto al mismo mes de 2019 fueron los servicios de electricidad, gas y agua (4,4%), la explotación de minas y canteras (0,2%) y el comercio (0,1%).

El PIB de Argentina cayó un 2,2% en 2019 y sumó así dos años consecutivos de retracción en este indicador que en 2018 ya había registrado una bajada del 2,5%.

Argentina se ha visto particularmente afectada desde el segundo trimestre de 2018 por una fuerte inestabilidad financiera que luego se tradujo en una pérdida de actividad en todos los sectores de la economía, un cuadro que ha persistido durante todo el 2019 y que ahora se verá agravado por los efectos de la pandemia de coronavirus.

Los más recientes pronósticos privados proyectan que el PIB de Argentina podría caer este año entre el 3,8% y el 4,5%.

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer lunes que su mayor preocupación es, luego de velar por la salud de los argentinos, ayudar a la gente y las pequeñas y medianas empresas que se quedan sin ingresos por el aislamiento social preventivo y obligatorio para toda la población, que rige desde el 20 de marzo y se prolongará hasta el 12 de abril. En este contexto, confió en que “poco a poco” Argentina recupere “cuidadosamente” el ritmo económico, al mismo tiempo que avanzan las negociaciones para reestructurar su abultada deuda.

Abren diálogo para evitar fuerte caída del empleo

En medio de la urgencia por la crisis sanitaria, emergió una tensa pulseada entre el Gobierno argentino, los empresarios y los sindicatos por una posible caída del empleo y recortes salariales masivos. Avivó la disputa la reciente determinación del Grupo Techint, la empresa privada más grande del país, de finalizar los contratos de 1.450 obreros en plena cuarentena. El presidente Alberto Fernández citaría de urgencia a las principales cámaras empresarias y a las centrales obreras para evitar los despidos en cadena. La CGT calculó que el impacto económico de la pandemia podría afectar a más de un millón de empleos. (La Nación)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados