Comenzará hoy y prevén que finalice mañana de mañana

El Senado empieza a definir el futuro de Rousseff

El pleno del Senado brasileño iniciará hoy una sesión maratónica, que lleva más de 20 horas, para la primera de las dos votaciones definitivas del proceso que le puede costar el cargo a la presidenta suspendida, Dilma Rousseff.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma cada vez más cerca de su final político. Foto: EFE

La sesión que comenzará a señalar el destino de la mandataria, suspendida de sus funciones desde el pasado 12 de mayo y sustituida desde esa fecha por el hasta entonces vicepresidente Michel Temer, se realiza en momentos en que la atención del país está centrada en los Juegos Olímpicos que se están desarrollando en Río de Janeiro.

Ajenos a medallas y al clima deportivo, los 81 senadores votarán un informe que pide la destitución de Rousseff por maniobras que alteraron los presupuestos y otras irregularidades de tipo fiscal, que según la Constitución pudieran justificar su destitución.

La sesión, una auténtica prueba de resistencia para el Senado, comenzará hoy pero sólo concluirá mañana a la mañana, pues cada uno de los 81 senadores tendrá 10 minutos para exponer su posición, lo que ya garantiza unas 14 horas de debates. Para que el informe que recomienda la destitución de Rousseff sea aprobado y el proceso llegue a su última fase, será necesaria una mayoría simple entre los senadores presentes, que supondría 41 votos. La oposición asegura que los tiene. 

Acusan de corrupción al canciller

La oposición al gobierno del presidente Michel Temer calificó como "grave" la denuncia contra el canciller José Serra por el supuesto cobro de 11,5 millones de dólares en el marco del escándalo a la empresa Petrobras.

La denuncia, aún no confirmada por la Justicia, también envuelve al jefe de gabinete, ministro Eliseu Padilha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)