La acción ocurrió en los altos del Golán en territorio de Siria

Seis combatientes de Hezbolá muertos en un ataque israelí

Al menos seis miembros del movimiento Hezbolá murieron el pasado domingo, entre ellos, un comandante, en el bombardeo de Israel contra el Golán sirio, informó una fuente próxima a esta formación libanesa.

"Entre ellos se encontrarían el comandante Mohamed Issa y Yihad, hijo de Imad Moughniyeh, otro comandante asesinado en 2008", preciso la fuente.

La propia organización había anunciado poco antes en un comunicado difundido a través de la cadena Al Manar que "varios" de sus miembros habían muerto en la incursión aérea. "En el transcurso de una visita de inspección sobre el terreno de la localidad de Mazraat Al Amal, en la provincia siria de Quneitra, un grupo de muyaidines de Hezbolá fue atacado por helicópteros del enemigo sionista, que mató a varios hermanos muyaidines", afirmó el grupo.

Poco antes, una fuente de seguridad israelí había anunciado a la AFP un ataque aéreo en el Golán sirio contra "elementos terroristas" acusados de preparar ataques contra el Estado hebreo. La incursión se produjo cerca de Quneitra, no lejos de la línea de separación entre la parte siria del Golán y la parte ocupada por Israel, según la misma información. La fuente, que prefirió preservar el anonimato, no pudo precisar la identidad de los objetivos ni la naturaleza exacta del ataque que preparaban. El ejército israelí se ha negado por el momento a comentar esta información, aunque según la misma fuente de seguridad, había drones israelíes presentes en la zona.

El jefe de Hezbolá, Hasan Nasralah, había anunciado el jueves por primera vez que su partido posee desde 2006 misiles iraníes Fateh-110 capaces de cubrir todo el Estado israelí, su principal enemigo.

Los rebeldes sirios y las tropas de Damasco se enfrentan no lejos de la línea de demarcación y los obuses caen regularmente en este territorio ocupado por Israel, sin que quede claro si los disparos son intencionados o fortuitos. El Estado judío ya ha respondido en varias ocasiones apuntando a las bases militares sirias.

En tanto, decenas de miles de personas llenaron ayer los barrios del sur de Beirut para acudir al funeral de Yihad Moughniyeh, uno de los cinco combatientes de la organización chiita. Según mostraron medios libaneses, los manifestantes, que entonaban cánticos como "¡Muerte a Israel!" o "¡Muerte a EE.UU.!" acompañaron el ataúd de Mough-niyeh, de 25 años e hijo de Imad, jefe militar del grupo chií asesinado en 2008 en Damasco en la explosión de un coche bomba atribuido por Hezbolá a Israel.

Al funeral asistieron diputados, responsables políticos y partidarios del grupo, así como diplomáticos y delegaciones populares, que inundaron las calles del sur de Beirut.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)