RECONOCIMIENTO

Sefardíes ya no son españoles sin patria: 132.000 piden nacionalidad

Reparación histórica tras más de cinco siglos; mayoría es de América Latina.

Sefardíes esperan en una fila para hacer el pedido de nacionalidad española en Ciudad de México. Foto: EFE
Sefardíes esperan en una fila para hacer el pedido de nacionalidad española en Ciudad de México. Foto: EFE

El procedimiento abierto hace cuatro años para conceder la nacionalidad española a los sefardíes, los descendientes de los judíos expulsados en 1492 de España, se cerró este lunes con 132.226 solicitudes registradas ante el Ministerio de Justicia, la mayoría de ciudadanos de países latinoamericanos.

Hasta el 31 de agosto, transcurridos tres años y 11 meses de vigencia de la ley, solo se habían presentado 60.000 pedidos, pero en el último mes se produjo una auténtica avalancha con 72.000 nuevas solicitudes.

El mayor número de solicitudes procede de México (30.000), seguido de Colombia (26.000), Venezuela (14.000), Argentina (7.000), Estados Unidos (5.400) e Israel (4.900), aunque en la lista figuran más de 60 países.

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, expresó que la ley ha conseguido todos sus objetivos. “Los sefardíes ya no son españoles sin patria”, proclamó

El gobierno español impulsó en 2014 un proyecto que, como se destacó entonces, buscaba reparar un “agravio histórico” facilitando la nacionalidad a los descendientes de quienes se vieron obligados a emprender el camino de la diáspora hace más de cinco siglos por los edictos de los Reyes Católicos.

La ley, que permitía solicitar la nacionalidad española sin necesidad de residir en España y manteniendo la propia si se acreditaba el origen sefardí y una especial vinculación con España a través del conocimiento de la lengua y la cultura, se aprobó finalmente en 2015 con una amplia mayoría en el Parlamento.

El año pasado se prorrogó un año, hasta el 30 de septiembre el plazo de presentación de las solicitudes y el pasado septiembre la Dirección General de los Registros y el Notariado decidió simplificar temporalmente alguno de los requisitos exigidos ante las numerosas peticiones.

Había muchos solicitantes con dificultades para conseguir los documentos necesarios, ya que la Federación de Comunidades Judías de España, que podía probar el origen sefardí, estaba saturada y numerosos aspirantes no habían encontrado plaza para los exámenes del Instituto Cervantes que acreditan el conocimiento de la lengua y la cultura.

Acreditar.

Se permitió así registrar las solicitudes si se demostraba que se habían iniciado ambos trámites, con el compromiso de aportar en un año la documentación acreditativa de que se han superado.

Aunque durante la tramitación de la ley se llegó a hablar de la existencia de dos millones de sefardíes en el mundo, la cifra de solicitudes no es desdeñable, teniendo en cuenta que el procedimiento exige viajar a España para que un notario acredite el origen sefardí del solicitante.

Una vez concluidos los trámites, el juramento de la nacionalidad ya puede realizarse en el consulado del país de residencia.

El plazo de resolución de los expedientes, apunta Pedro Garrido, debería ser de un año.

En 2015, cuando se aprobó la ley, el Rey se dirigió a los descendientes de los judíos expulsados hace más de cinco siglos por los Reyes Católicos con estas palabras: “¡Cuánto os hemos echado de menos!”(Con información de El País de Madrid y EFE)

Una mujer recupera lo que quitaron a la familia

“Sentía que le habían quitado algo importante a mi familia, y quería recuperarlo”, cuenta sobre sus motivaciones Doreen Alhadeff, estadounidense de 69 años, de Seattle, que obtuvo la nacionalidad para ella y sus dos nietas. En su casa escuchaba ladino, el español del siglo XV que las comunidades sefardíes han conservado hasta hoy. Otros siguen esperando, como el escritor francés Pierre Assouline. “Tengo amigos franceses que han obtenido el pasaporte (español) más rápido. Es sorprendente y decepcionante”, cuenta el autor, que formuló su solicitud hace casi 4 años e incluyó en su dossier una carta del Rey Felipe VI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)