El funcionario dijo que Diego Lagomarsino tiene mucho que explicar

El secretario de Seguridad le apunta al técnico informático

El secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni, apuntó ayer a que el informático Diego Lagomarsino, colaborador que presuntamente fue el último en ver con vida fiscal Alberto Nisman, debe "dar muchas explicaciones acerca de por qué le entregó el arma" que acabó con su vida. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, dará explicaciones. Foto: Archivo

En declaraciones a un canal de televisión local, Berni afirmó que el colaborador de Nisman, que todavía no declaró pero tiene prohibido salir del país, "tendrá que explicar su versión y la fiscal deberá corroborar si la versión de Lagomarsino es la verdadera o no".

Contratado como técnico informático de la fiscalía de Nisman, Lagomarsino centra hoy gran parte de la atención pública por las especulaciones sobre sus supuestos vínculos con la Secretaría de Inteligencia.

Arma prestada.

La víspera de la muerte de Nisman, Lagomarsino había entregado al fiscal el arma calibre 22 de la que salió la bala que causó su muerte.

La pistola fue disparada a una distancia de no más de un centímetro del cráneo, alrededor del mediodía del domingo pasado, según las pericias forenses. Según el relato del propio Lagomarsino —que explicó a través de una jueza conocida a Página/12, que tampoco reveló su identidad—, Nisman le había pedido el arma porque un exagente de los servicios secretos le había advertido que corría peligro.

"Fue una Bersa 22 y todos los que conocemos, sabemos que un arma 22 no sirve para defensa, ni mucho menos", dijo ayer Berni a América TV. Si bien el jerarca no lo mencionó entonces, en el curso de la investigación trascendió que Nisman era dueño de dos armas, una de calibre 38 y otra del 22.

El secretario prefirió "no opinar" acerca de las diferentes hipótesis sobre la muerte del fiscal, que van desde el suicidio (puesto en duda por la propia Cristina Fernández de Kirchner) al crimen político.

"Estamos todos pendientes del avance de la investigación de la fiscal", Viviana Fein, manifestó, y recalcó que "todas las fuerzas federales están a disposición" de la Justicia.

El papel del secretario de Seguridad la noche del hallazgo del cuerpo de Nisman también ha sido blanco de las críticas ya que estuvo presente en el domicilio del fiscal antes que el juez de guardia y la fiscal de la causa.

Nisman fue hallado muerto en su domicilio horas antes de su comparecencia prevista en el Congreso para informar sobre la denuncia contra la presidenta Cristina Fernández y políticos de su entorno, por supuesto encubrimiento de Irán en un atentado contra la mutual judía AMIA de 1994 que mató a 85 personas.

Diputados opositores anunciaron el pasado sábado que pidieron formalmente la comparecencia del secretario ante el Congreso para que explique su actuación en el caso. Como se informara oportunamente, Berni fue duramente cuestionado por haber ingresado a la escena del hecho cuando no era parte de sus funciones y lo hizo aún antes de que llegara la fiscal a cargo de la investigación.

El pasado miércoles, el dirigente peronista Juan Ricardo Mussa presentó una denuncia contra Berni por la posible comisión de delitos de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "encubrimiento de homicidio", en relación con su presunto proceder irregular.

Ante las críticas, el secretario aseguró que se tomaron todas las precauciones para preservar las pruebas de la casa de Nisman, tanto las relativas a la muerte del fiscal como la documentación que guardaba en el apartamento sobre la denuncia contra Cristina Fernández.

La diputada del PRO, Patricia Bullrich, una de las convocantes, confeccionó junto a un colega una lista de casi 50 preguntas que le plantea al funcionario. "Debe aclarar, entre decenas de otras cuestiones, cómo fue el protocolo en el departamento de Nisman la noche en que se lo encontró muerto, cuánto tiempo permaneció en el departamento y qué hizo en ese tiempo. La idea es preguntarle, no acusarlo", dijo la diputada opositora.

Otro extremo que los legisladores quieren plantearle a Berni tiene que ver con que el fiscal estaba sin ningún tipo de custodia horas antes de una comparecencia en el Congreso, donde debía informar acerca de la denuncia que había presentado días antes y que suponía graves acusaciones contra la presidenta Cristina Kirchner, el canciller Héctor Timerman, el ministro Julio De Vido y dos líderes piqueteros, así como un presunto representante iraní.

Había mucho dinero en la caja fuerte de nisman

Durante la inspección del apartamento de Alberto Nisman, los investigadores hallaron una caja de seguridad. La misma estaba cerrada cuando ingresó la Policía al recinto, contaba con una combinación de tres números y fue abierta en presencia de la madre del fiscal, Sara Garfunkel. En el interior de la caja hallaron gran cantidad de dinero, "fajos en dólares y en pesos, mucho dinero", consigna La Nación. También había documentos financieros y objetos de fuerte valor afectivo para Nisman, según pudo dar cuenta su madre. Estos elementos forman ahora parte de la investigación en torno a su muerte. Investigación que aún no se inclina por ninguna hipótesis para la naturaleza de su muerte violenta, ni sucidio ni homicidio, y mantiene carátula de "muerte dudosa".

Agregado cultural iraní niega que haya existido "diplomacia paralela"

El agregado comercial de Irán en Buenos Aires, descartó que exista una "diplomacia paralela" que gestionó —según denunció el fiscal fallecido Alberto Nisman— un plan de encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA, perpetrado en 1994.

Kheirman advirtió que el dirigente islámico Alejandro "Yussuf" Khalil, acusado de participar en ese plan, por el cual el fiscal federal imputó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller Héctor Timerman, "no tiene autorización para negociar".

"No existe ningún tipo de diplomacia paralela", sostuvo el representante diplomático en una entrevista difundida ayer por el diario Perfil, y negó que el memorándum de entendimiento suscrito por Buenos Aires con Teherán haya sido parte de un acuerdo comercial para canjear granos por petróleo. Ese acuerdo "tuvo como objeto cooperar en aclarar la verdad" y está "vigente", aunque "está paralizado por una decisión de la Justicia argentina", sostuvo.

"Tenemos relaciones diplomáticas con la Argentina desde hace 110 años y los asuntos se resuelven a través de sus representantes. Además, dos cancilleres, con instrucciones de sus presidentes, negociaron para resolver el problema", dijo Kheirmand.

"Cuando el camino de la diplomacia funciona muy bien, no se necesitan canales paralelos", agregó.

Las escuchas telefónicas utilizadas por Nisman para probar sus acusaciones muestran que había estrecha conexión entre el dirigente piquetero Luis DElía, el líder de Quebracho, Fernando Esteche, y el dirigente comunitario Alejandro Yussuf Khalil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)