PRESIDENCIALES EN ARGENTINA

Scioli lidera las elecciones, pero dejó entrever que habría un balotaje

Si bien Scioli no lo dijo explícitamente, al hablar ante sus seguidores dejó entrever que habría una segunda vuelta electoral, que los analistas creen que podría ser muy peleada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Daniel Scioli llamó al voto de los indecisos. Foto: Reuters

El candidato del peronismo oficialista Daniel Scioli lideraba con una amplia ventaja las elecciones del domingo en Argentina, según medios locales, pero la presidencia podría definirse en un reñido balotaje en noviembre.

Aunque cuatro canales de TV no difundieron cifras porque la ley argentina lo impide, afirmaron que Scioli encabezaba sus sondeos a boca de urna. En segundo lugar se ubicaba el opositor de centroderecha Mauricio Macri, alcalde de la ciudad de Buenos Aires, y en tercero el peronista disidente Sergio Massa.

Si bien Scioli no lo dijo explícitamente, al hablar ante sus seguidores dejó entrever que habría una segunda vuelta electoral, que los analistas creen que podría ser muy peleada.

"Convoco a los indecisos e independientes para esta agenda del gran futuro del desarrollo argentino", señaló el peronista Scioli antes de que se difundan los primeros resultados del escrutinio oficial.

Para triunfar en primera ronda y evitar un balotaje que complicaría sus posibilidades, Scioli tiene que lograr más del 40 por ciento de los votos con al menos 10 puntos de ventaja sobre Macri. Como se espera un lento escrutinio, es probable que por varias horas no quede claro si los argentinos van a tener que definir su presidente en segunda vuelta.

En la sede de campaña de Scioli reinaba la incertidumbre.

"Estamos esperando, hay un margen (de votos) finito para la segunda vuelta. Así que estamos analizando y viendo cómo evoluciona. Los primeros datos (del escrutinio) no van a dar ninguna certeza", señaló a Reuters una fuente del equipo de Scioli.

El gobernador de Buenos Aires promete mantener los subsidios a la pobreza que, junto con un alto nivel de empleo, han cimentado la popularidad de la saliente mandataria de centroizquierda, Cristina Fernández.

Pero más conciliador que ella, asegura que hará cambios paulatinos en un modelo económico de fuerte intervención estatal que está crujiendo.

Pese a que los tres principales contendientes tienen muchas diferencias ideológicas, sus propuestas no son tan distintas: todo indica que el país girará hacia políticas económicas más amigables con los mercados tras 12 años de peronismo de centroizquierda, intentando mantener los logros sociales.

Tanto Macri como el diputado Massa prometen reducir impuestos cuestionados por la clase media y terminar con fuertes restricciones a los mercados -en especial en el cambiario- y al comercio exterior. Se espera que Macri lo haga más abruptamente.

"En la Argentina va a haber ballottage", dijo frente a sus exultantes seguidores Marcos Peña, el jefe de campaña de Macri, en base a una muestra del escrutinio provisorio que hizo la alianza opositora Cambiemos.

Economía en problemas

Después de crecer por casi una década a un ritmo acelerado, Argentina atraviesa tiempos difíciles ante la caída de los precios de las materias primas que exporta.

Regulaciones como un control de cambios y cupos a las exportaciones han ahuyentado a muchos inversores extranjeros, y los impuestos al agro -uno de los motores del país- crisparon los ánimos con los productores.

Sea quien sea el próximo presidente, deberá reactivar una economía estancada por la escasez de inversiones, controlar la alta inflación y reducir los niveles de inseguridad a partir de diciembre.

El final de unas elecciones en las que votó el 79 por ciento del padrón podría quedar abierto si el resultado se define por décimas, a la espera de un escrutinio definitivo que podría demorar más de cinco días.

El eventual balotaje -que Scioli también podría evitar si supera el 45 por ciento de los votos- sería el 22 de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)