El aspirante a gobernador Aníbal Fernández es su flanco débil

Scioli, el candidato del kirchnerismo, es favorito

Seguro no hay nada, hay buena chance de primera", se escucha en el entorno del candidato por el oficialista Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli sobre la posibilidad de evitar el balotaje y obtener un triunfo en la primera vuelta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernández comenzó a mostrarse más junto al candidato Scioli al final de al campaña.

Aunque claramente durante la última semana antes de las Elecciones Nacionales todos los esfuerzos están abocados a persuadir los votos que los lleven a esa meta. La incógnita sobre si Scioli sería el candidato de la presidente Cristina Fernández se develó recién a finales de junio pasado cuando previo al cierre de listas de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el secretario de Legal y Técnica de Presidencia y mano derecha de la mandataria argentina, Carlos Zannini, aceptó el ofrecimiento que le hizo el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires. Bajando su candidatura a internas en el camino quedó el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que aparecía como delfín de la mandataria.

La mayoría de los analistas argentinos coinciden en que en el caso de Scioli el factor que no logra consolidarlo claramente en primera vuelta en las encuestas es que su crecimiento se ha visto estancado por la "mala imagen" del candidato a gobernador del FpV a la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, ya que se trata de un distrito crucial que concentra el 37% del padrón electoral.

Liderazgo distinto.

Pero más allá de las encuestas y en la carrera por sumar votos de último momento, desde el sciolismo destacan a su candidato.

"El peronismo es un partido que también a lo largo de los años, muchas veces, tuvo una identificación muy fuerte con un líder —explicó a El País Cristina Álvarez Rodríguez quien es la actual ministra de Gobierno de Scioli en la provincia de Buenos Aires. El liderazgo en el peronismo, al igual que la militancia, que son los hombres y mujeres que propagan la voz del líder en el territorio, siempre fueron muy importantes como figuras políticas; y en ese sentido, el liderazgo de Néstor (Kirchner) y de Cristina (Fernández), ha sido un liderazgo muy fuerte, que ha hecho honor al peronismo con los derechos que ha logrado en esta etapa: matrimonio igualitario, movilidad jubilatoria, la recuperación de los trenes, la Asignación Universal por Hijo, que siguen una línea histórica de los derechos consagratorios sociales del peronismo".

"Nosotros sentimos que Scioli va a ejercer un liderazgo diferente como lo ha ejercido estos años—opinó Álvarez Rodríguez. Él tiene un liderazgo absolutamente integrador, es un hombre generador de diálogo y de consenso; que tiene experiencia, que ha gobernado con las cámaras legislativas en oposición; que tiene y propicia una cultura del encuentro como habla el papa Francisco; y que entiende que hay que construir a partir de lo construido. Que ésta es la etapa, que no hay que volver atrás y que hay que tomar lo mejor y continuarlo con esta palabra que él instala de desarrollo que sería como una oportunidad de crecimiento con calidad".

Asimismo, señaló que considerar que Scioli estará condicionado por Cristina "es no conocerlo y al mismo tiempo tener cierto prejuicio acerca de la nueva gestión" ya que "él dialoga con todos, escucha a todos, pero toma las decisiones que tiene que tomar con mucho coraje y mucha convicción".

CFK.

Si bien en la campaña pre-PASO Cristina no se mostró cercana, en esta segunda etapa Scioli estuvo presente en los actos de la jefa de Estado y ella recientemente lo proclamó como "el próximo presidente de los argentinos".

El cierre de campaña será mañana en el Estadio Luna Park y "no está previsto" la presencia de la presidente argentina. "Es la primera vez que vamos a tener una transición política sin una tragedia. ¿En qué términos? En los términos de hiperinflación, de hiperdevaluación, de hiperdesocupación, de hiperendeudamiento. O sea de las transiciones argentinas que hubo antes. La última, previo a la llegada de Duhalde al poder, con más de 20 muertos en la calle. Entonces, poder estar en esta etapa del país es una gran oportunidad, aún con todo lo que nos falta y a plena conciencia de lo que nos falta. Nosotros no somos negadores. Muy por el contrario, conocemos mejor que nadie lo que nos falta porque tenemos la responsabilidad de gobernar", señaló Álvarez Rodríguez.

Relación con Uruguay.

La semana pasada Scioli mantuvo una reunión con Tabaré Vázquez en la residencia presidencial de Suárez y luego siguió rumbo a Brasil para hacer lo propio con Dilma Rousseff. De la reunión en Montevideo también participaron el canciller Rodolfo Nin Novoa; el embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena; el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri (quien sería su ministro del Interior y Transporte), Rafael Folonier; y uno de sus asesores económicos, Rafael Perelmiter.

De este modo, Vázquez retribuyó el apoyo que Scioli le brindó durante las elecciones 2014. De hecho, la cercanía quedó manifiesta cuando el actual candidato oficialista argentino estuvo tras bambalinas en el momento del triunfo del Frente Amplio.

En Suárez Scioli remarcó la "gran afinidad personal y política" que "facilita que podamos llevar adelante una agenda de trabajo por el bien de nuestros pueblos", y agregó que "se viene una etapa de nuevos desafíos" para la que habrá que "repasar los temas de la agenda como el dragado" para "facilitar el comercio bilateral", así como "mejorar los corredores bioceánicos, el ferrocarril transandino, la hidrovía, las rutas, los puentes". En ese mismo sentido se había manifestado Folonier, secretario de Relaciones Internacionales por entonces y posible canciller si Scioli llega al gobierno, en entrevista con El País durante el homenaje que Scioli le realizó al expresidente José Mujica en una escuela rural bonaerense.

Jueces, políticos, periodistas y artistas espiados.

Las diputadas del PRO Laura Alonso y Patricia Bullrich presentaron ayer dos denuncias por espionaje a políticos, fiscales, jueces, periodistas, y exmiembros de la ex SIDE. Laura Alonso contó por Radio Mitre que se radicaron dos denuncias; una en Comodoro Py y la otra en San Isidro. Ambas referentes de Cambiemos recibieron un listado de 100 nombres en el Congreso de la Nación con los nombres completos, números de documento y fecha de nacimiento de las personas vigiladas. Allí aparecen los cuatro miembros de la Corte Suprema: Carlos Fayt, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda. Alonso remarcó: "En Argentina se sigue haciendo espionaje ilegal, hay un gobierno que lo permite, lo consiente o lo ordena". Además la diputada aclaró que si bien se desconoce la fecha, se presume que la vigilancia correspondería a este año: "Hay algunas personas que pueden estar siendo observadas de antes, es evidente que hay otras observadas después de la remoción de la cúpula del ex SIDE y luego de la muerte de Nisman". También se lo estaba observando al exnúmero dos de la SIDE Francisco Larcher y a su esposa, al exnúmero uno del mismo organismo Héctor Icazuriaga y a Antonio Stiuso y buena parte de su familia. Además aparecen figuras de la política argentina, de diferentes partidos como Mauricio Macri, Sergio Massa y su esposa, Nicolás Del Caño, Cristian Castillo, Martín Lousteau, Roberto Lavagna, Elisa Carrió, Rodríguez Larreta, Federico Pinedo, Cristian Ritondo. Por otra parte, el listado muestra a diferentes periodistas de distintos medios: Alfredo Leuco y su hijo Diego Leuco, Luis Majul, Marcelo Longobardi, Hugo Alconada Mon, Carlos Pagni, Magdalena Ruiz Guiñazú, Jorge Asís, Eduardo Van der Kooy, Gerardo "Tato" Young, Ernesto Tenembaun. Otras figuras públicas en el listado son Marcelo Tinelli, Adrián Suar y Mirtha Legrand. LA NACIÓN/GDA

De Narváez "decidido a votar" por Daniel Scioli.

El diputado nacional Francisco De Narváez sorprendió ayer al anunciar de manera pública que "está decidido a votar a Daniel Scioli", el candidato oficialista por el Frente para la Victoria.

De Narváez fue siempre adversario del kirchnerismo —incluso le ganó a Néstor Kirchner en 2009 en las últimas elecciones en una vereda contraria a la del oficialismo nacional.

Al ser consultado en una entrevista con radio Mitre sobre su cambio de postura, De Narváez aclaró que va a "votar al candidato peronista que puede ganar".

"Resalto su paciencia para convocar a los mejores", concluyó el diputado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados