HISTÓRICA VOTACIÓN EN COLOMBIA

Santos: "No me rendiré, seguiré buscando la paz"

El presidente dijo que se sigue manteniendo el cese al fuego bilateral.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Santos brindó una conferencia luego de los resultados. Foto: EFE / Presidencia de Colombia

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reconoció ayer la victoria del "no" en el plebiscito sobre el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC y dijo que con esta votación "se abre una nueva realidad política" que es una "oportunidad" para el país.

En una alocución en cadena nacional, Santos dijo que al convocar al electorado "la mayoría, así sea por estrechísimo margen, ha dicho que no; soy el primero en reconocer este resultado", manifestó.

El jefe de Estado colombiano afirmó que continuará el alto el fuego bilateral y definitivo con las FARC. "Sigue vigente y seguirá vigente", aseguró acompañado por sus asesores que trabajaron en los últimos cuatro años en las negociaciones en La Habana.

A su vez, anunció que convocará a todas las fuerzas políticas del país para abrir espacios de diálogo."Mañana mismo (por hoy) convocaré a todas las fuerzas las fuerzas políticas y en particular a las que se manifestaron hoy por el no para escucharlas , para abrir espacios de diálogo", agregó. La oposición ya anunció que no dejará solo a Santos y que participará en esas reuniones (ver página A2)

Santos ordenó a los negociadores de paz del Gobierno que viajen a La Habana para informar a las FARC sobre un diálogo nacional. "He dado instrucciones al jefe negociador del Gobierno (Humberto de la Calle) y al Alto Comisionado de Paz (Sergio Jaramillo) para que viajen mañana mismo a La Habana a mantener informados a los negociadores de las FARC sobre el resultado de este diálogo político", dijo.

Buscan paz.

El máximo líder de las FARC, Timoleón Jiménez, "Timochenko", afirmó ayer en La Habana que esa organización mantiene "su voluntad de paz" "y su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro".

"Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia lamentan profundamente que el poder destructivo de los que siembran odio y rencor haya influido en la opinión de la población colombiana", dijo Timochenko en una primera declaración tras conocerse la victoria del "No" en el plebiscito sobre el acuerdo de paz en Colombia.

La guerrilla tiene previsto, tras esta primera reflexión, mantener una reunión para "analizar con calma todos los detalles" del resultado de la consulta popular.

Qué decía el pacto.

Reparar a las víctimas del conflicto, que ha dejado 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados, era el objetivo del sistema de justicia negociado, que tenía previsto juzgar en tribunales especiales los crímenes cometidos por todos los actores del conflicto -guerrillas, paramilitares, agentes estatales-, tanto uniformados como civiles. Una ley de amnistía había sido pactada para los rebeldes acusados de delitos políticos, como rebelión, pero no cobijaría a los responsables de masacres, torturas y violaciones.

Con el acuerdo, además, las FARC se convertirían en un movimiento político legal y el gobierno se había comprometido a garantizar su seguridad para evitar que sus militantes fueran asesinados, como ocurrió a manos de paramilitares y fuerzas estatales en los años 1980 y 1990.

A su vez, las partes habían firmado en mayo de 2013 un acuerdo en el que el gobierno se comprometía a otorgar más acceso a tierras, créditos y dotar de servicios básicos a los territorios rurales asolados por la conflagración interna. La repartición de tierras y una reforma agraria son reclamos históricos de las FARC, nacidas en 1964 de una sublevación campesina.

La ONG AI dice que es una oportunidad perdida

El rechazo del acuerdo de paz en el plebiscito de ayer en Colombia "es una oportunidad perdida para el país se mueva finalmente fuera de su trágica guerra de 50 años de duración", dijo hoy Amnistía Internacional (AI).

"Hoy va a pasar a la historia como el día en que Colombia dio la espalda a lo que podría haber sido el fin de un largo conflicto de 50 años que ha devastado a millones de vidas", dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI.

Tal y como recoge un boletín, para la entidad, aunque el acuerdo podía ser "imperfecto", representaba "una forma concreta de avanzar por la paz y la justicia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)