TERRORISMO EN MEDIO ORIENTE

Sangriento atentado en Pakistán con 69 muertos

El ataque se produjo en un parque infantil; hay 290 heridos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Atentado en Pakistán. Foto: AFP

Al menos 69 personas murieron y 290 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado ayer por la noche cerca de un parque en Lahore, gran ciudad del este de Pakistán, donde cristianos celebraban la Pascua, según las autoridades.

Un nuevo balance de víctimas indica 69 personas muertas y 290 heridas, anunció un portavoz de los servicios de urgencia, Deeba Shahnaz.

El jefe del Estado Mayor del ejército, general Raheel Sharif, anunció que había presidido una reunión de alto nivel para coordinar la respuesta a este "atentado suicida" y "llevar ante la justicia a los asesinos de nuestros hermanos, hermanas y niños".

La explosión se produjo cerca de un parque de la ciudad, sobre las 19 horas locales, "fue una explosión muy fuerte", precisó un jefe policial, Haider Ashraf, quien agregó que "el parque estaba lleno este domingo".

Para auxiliar a los heridos "hemos necesitado la ayuda del ejército. Los militares llegaron al lugar y ayudan en las tareas de rescate y seguridad", explicó por su lado Muhamad Usman.

Según este alto responsable, mujeres y niños figuran entre las víctimas y el balance podría subir, puesto que hay varios heridos "en estado crítico".

La deflagración se produjo en un aparcamiento cerca del parque Gulshan-e-Iqbal, próximo al centro de la ciudad, donde la comunidad cristiana celebraba el domingo de Pascua.

"Condeno con firmeza el atentado de Lahore en el que nuestros ciudadanos inocentes, entre ellos mujeres y niños, perdieron la vida", declaró en tweeter el jefe de la oposición Imran Khan.

Un médico, el doctor Ashraf, describió escenas de horror en el hospital Jinnah donde trabaja.

"Hasta ahora hemos recibido más de 40 cuerpos y más de 200 heridos. La mayoría se encuentran en estado crítico. Temo que el balance se agravará", puntualizó el doctor.

"Los atendemos en el suelo y en los corredores, y siguen llegando", agregó .

Parque repleto.

El parque Gulshan-e-Iqbal, muy popular entre la población, estaba especialmente lleno el domingo de primavera cuando la comunidad cristiana celebraba el domingo de Pascua en Lahore, ciudad de 8 millones de habitantes.

Javed Ali, residente de Lahore, de 35 años, cuya casa está situada frente a la entrada al parque, dijo a la AFP que escuchó "una enorme explosión (que) hizo estallar las ventanas". "Todo temblaba, la gente gritaba y había polvo por todas partes".

En Pakistán, algunos grupos islamistas armados tenían como objetivo a la minoría cristiana que representa cerca del 2% de la población de este país mayoritariamente musulmán sunita de 200 millones de habitantes.

En los últimos años, varias iglesias fueron objetivo de ataques en Lahore, bastión del Primer ministro Nawaz Sharif, en la provincia de Penyab.

Algunos cristianos también fueron acusados de haber ofendido al islam, crimen al que se aplica la pena de muerte en Pakistán, según una controvertida ley sobre la blasfemia que existe en el país.

Caos en la capital.

Más temprano se registraron enfrentamientos en la capital Islamabad y en la ciudad de Rawalpindi.

Unos 25.000 partidarios de un islamista ahorcado el mes pasado, Mumtaz Qadri, desfilaron violentamente, con piedras, pese a la intervención de policías que lanzaron gases lacrimógenos.

El ejército fue desplegado en la capital para "controlar" la situación y garantizar la seguridad de la zona alrededor del Parlamento, donde los manifestantes se congregaron en la noche, dijo por twitter un portavoz del ejército.

La ejecución el 29 de febrero de Mumtaz Qadri, policía que mató en 2011 al gobernador Salman Taseer, fue percibido como un momento clave en la lucha contra el extremismo religioso, pero esta ejecución molestó a muchas corrientes islámicas, que se manifestaron masivamente en el sepelio de Mumtaz Qadri.

Condena internacional.

Estados Unidos condenó "en los términos más fuertes" el "atroz" ataque terrorista ocurrido ayer en Pakistán. "Este acto cobarde en el que ha sido durante mucho tiempo un parque pintoresco y apacible ha matado a decenas de civiles inocentes y ha dejado a muchos heridos", dijo en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price.

"Enviamos nuestras más profundas condolencias a los seres queridos de las víctimas mortales, al igual que nuestros pensamientos y oraciones están con los muchos heridos en la explosión", agregó Price.

El portavoz insistió en que Estados Unidos apoya al pueblo y al Gobierno de Pakistán "en este momento difícil" y aseguró que el Gobierno estadounidense seguirá trabajando con sus socios en Pakistán y en toda la región, quienes juntos van a ser "inflexibles" en los esfuerzos "para erradicar el flagelo del terrorismo".

El Gobierno de Argentina también manifestó expresó su condena al "cruento" ataque terrorista.

"Argentina expresa su total rechazo y condena a esas injustas manifestaciones de violencia", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.

El Gobierno de Mauricio Macri "reafirma, una vez más, su voluntad de profundizar la lucha contra el terrorismo y de asegurar la paz y la seguridad internacional, en el marco del derecho internacional y del respeto a los derechos humanos", añade el comunicado.

Detienen a un sospechoso "terrorista" en Holanda.

La policía holandesa detuvo ayer en Rotterdam (Holanda) a un ciudadano francés sospechoso de terrorismo a petición de Francia y a otras tres personas, informaron la cadena de televisión pública NOS y la agencia de noticias ANP. El hombre, de 32 años, es sospechoso de haber "participado en la planificación de un atentado en Francia". Las autoridades francesas pidieron el viernes su detención y el presunto terrorista será entregado a Francia pronto, según la Fiscalía, citado por esos medios.

Además de este hombre fueron detenidas otras tres personas, de 43 años y otra de 47 años de origen argelino. Del cuarto arrestado se desconocen detalles.

Según la cadena NOS, la operación antiterrorista está todavía en curso y la policía ha registrado viviendas en Rotterdam, al tiempo que ha evacuado la zona.

Siria recupera Palmira que era dominada por EI.

El ejército sirio recuperó ayer el control total de la ciudad siria de Palmira, que ha estado más de diez meses bajo el yugo del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y la amenaza de destrozar sus ruinas grecorromanas, Patrimonio Mundial de la Unesco.

Una fuente militar citada por la agencia oficial siria de noticias, SANA, confirmó que las fuerzas progubernamentales "acabaron con las últimas agrupaciones de terroristas del grupo Dáesh (acrónimo árabe del EI) y sus escondites".

La misma fuente precisó además que, para recuperar el control de la localidad, ubicada en la provincia de Homs, los artificieros del Ejército sirio debieron peinar toda la ciudad en busca de minas y artefactos explosivos.

Además, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que las fuerzas sirias estuvieron apoyadas por milicias sirias, árabes y asiáticas, así como por consejeros rusos, para acabar con los combatientes del EI tras intensos combates que comenzaron de madrugada.

Asimismo, aviones y helicópteros de los ejércitos sirio y ruso respaldaron a las tropas con bombardeos a las posiciones de los extremistas, añadió la ONG, que cuenta con una amplia red de activistas sobre el terreno. El Observatorio agregó que los hombres armados del EI se retiraron hacia las localidades de Al Sujna, Al Taiba, Al Kum y Haql al Hel.

Según un recuento realizado por la ONG, más de 400 yihadistas y de 180 miembros del régimen sirio y sus milicias afines han muerto en la ofensiva de Palmira, que comenzó hace tres semanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados