FOTOGALERÍA

"Sangraba y los hijos la miraban"

Testigos consternados relatan escenas de pánico y cómo personas atropelladas volaban.

Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Ataque en Barcelona. Foto: EFE
Policía patrulla el área tras el ataque. Foto: Reuters
Policía patrulla el área tras el ataque. Foto: Reuters
Ataque en Barcelona. Foto: AFP
Ataque en Barcelona. Foto: AFP

Horror, miedo, confusión, consternación y dolor. Son las palabras que pronuncian las personas que se convirtieron, de golpe, en testigos de la masacre cometida por el terrorismo en las Ramblas, la más famosa arteria de Barcelona.

"Había cuerpos en el suelo, las personas los rodeaban. La gente lloraba", dijo Xavi Pérez, de 26 años, vendedor de revistas a unos 100 metros de donde ocurrió el ataque. Agregó que había muchos extranjeros en ese momento.

"Vi a un hombre correr por las Ramblas perseguido por policías, y parecía llevar un objeto de metal negro. Parecía una pistola", dijo Sergio, que solo dio su nombre.

A su vez, Isa, un palestino de 55 años que lleva 30 años en Barcelona, estaba saliendo de la Virreina, un museo que se encuentra junto a las Ramblas, cuando oyó el estruendo. "Parecían disparos porque el vehículo iba chocando contra los quioscos, los buzones, las tiendas.", relató. "Lo vimos y entramos corriendo de nuevo al museo", agregó, al tiempo que los policías empujaban para dentro a otras personas que estaban en el paseo. "Entre unos y otros dábamos una mano a la gente que estaba llorando, sacamos botellas de agua de un almacén y tranquilizamos a la gente", indicó.

Entre los visitantes se encontraba Ammar Anwar, un famoso abogado de derechos humanos escocés que viajó a Barcelona para una conferencia. "De repente escuché un ruido de choque y todos en la calle empezaron a gritar", dijo a Sky News. "Vi a una mujer que gritaba por sus hijos", añadió. "En unos 30 segundos, se agolparon vehículos de policía, ambulancias, policías armados y fuimos apartados y empujados hacia atrás".

Albert Tort, un enfermero de 47 años que vive en las Ramblas, manifestó que "la Policía no me dejaba pasar, pero al identificarme como personal de la salud, logré pasar y vi un auténtico desastre. Conté al menos seis muertos e intenté reanimar a un joven, pero fue imposible".

Terrible.

Ellen Vercamm, conmocionada por las escenas que vio a corta distancia, describió así la situación: "Estábamos a las puertas del Hard Rock Café. Íbamos en dirección a la Rambla cuando vimos el choque de la furgoneta blanca contra la gente. Vimos cómo la gente salía volando al ser atropellada. Y también a tres ciclistas que salieron volando". Ellen señaló que "no nos tomó allí por dos minutos. Fue terrible".

La turista Susan McLean, que estaba a 100 metros del lugar del ataque, dijo que fue terrorífico. "De repente, decenas de personas corrieron hacia nosotros, histéricas, niños llorando desconsolados. Todos ellos dijeron primero que había muertos", relató a Sky News. "Se calmaron por un momento y de repente otra oleada de gente bajó por la calles. Nuestro hotel estaba una calle más allá, entonces nos pusimos a salvo".

Tom Gueller, que vive en una calle adyacente, huyó del lugar cuando vio que la camioneta atropellaba a la multitud. "Escuché gritos y un ruido de choque y luego vi a la multitud separada por la mitad, a la furgoneta avanzando en medio de las Ramblas y me di cuenta de inmediato de que era un ataque terrorista. La furgoneta no frenaba para nada. Iba de frente en medio de la multitud de las Ramblas", dijo a la radio BBC. "Corrí, vivo cerca, tenía que correr unos 50 metros para llegar a mi apartamento y ver lo que pasaba desde mi balcón", sostuvo.

Steve Garrett estaba en un mercado cercano y se refugió en una panadería con otras personas. "Como vengo de Inglaterra, me acordé que era semejante a lo ocurrido en Londres, y por lo tanto, estaba preocupado por lo que podría ocurrir después", dijo. Llegaron policías armados. "Parecían rastrear el área del mercado. Parecían buscar a alguien. Iban con mucho cuidado, con mucha precaución, puesto por puesto", precisó.

Osman, un joven marroquí de 20 años, y Somé, oriundo de la región subsahariana, sintieron miedo, corrieron y deambularon por el centro de la ciudad hasta recalar junto a la estatua de Colón.

"Estaba comprando tabaco y oí un ruido tremendo. Al salir, vi a muchas personas en el suelo, sangrando. Un kiosco estaba parcialmente destrozado", dijo. "No sabía qué hacer. Estuve una hora corriendo". No podía sacarse de la cabeza algunas de las imágenes del ataque, entre ellas, la de una mujer en el suelo sangrando junto a dos niños pequeños "que la miraban sin entender nada".

El lugar.

Las Ramblas es la avenida más popular de Barcelona, el lugar en que históricamente la ciudad celebraba los triunfos del Barça o manifestaba, aunque últimamente los barceloneses parecen haberlo cedido al turismo. El paseo que discurrre entre la plaza Cataluña y el viejo puerto, ocupa un lugar especial en el corazón de la ciudad. Tanto que da lugar a un verbo barcelonés, "ramblear", o recorrer el paseo.

Está dividido en cinco tramos, y sus denominaciones responden a hechos históricos y actividades que se desarrollan allí.

Hasta 3.000 yihadistas retornarán a Europa

De los más de 5.000 europeos que se unieron al yihadista Estado Islámico (ISIS) en Siria e Irak entre 2011 y 2016, de 1.200 a 3.000 volverán a sus países, con los riesgos que eso lleva aparejado, según un informe entregado a la Comisión Europea. El diario Le Figaro de Francia, que citó ayer ese estudio de la Red de Conocimiento de la Radicalización (RAN), señaló que el porcentaje de retornados hasta este verano se sitúa entre el 20% y el 30%. "La cifra es más elevada para Dinamarca, Suecia y el Reino Unido", adonde "cerca de la mitad de los combatientes terroristas extranjeros han vuelto", de acuerdo con los autores del documento.

Trece años del 11M, el más mortal en Europa.

El ataque de ayer en Barcelona se da trece años después del atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid, el mayor en Europa con 192 muertos. Ese día los yihadistas hicieron explotar once bombas de manera casi simultánea en cuatro trenes de Madrid. Las víctimas, 143 de ellas españolas, eran de 17 nacionalidades y la última murió en 2014, tras permanecer en coma diez años. A los 192 fallecidos se sumó un policía tres semanas después del 11M, el 3 de abril de 2004, como resultado de las heridas sufridas cuando siete miembros del comando islamista autor de la masacre se suicidaron utilizando los explosivos que almacenaban.

El atentado en Barcelona sigue un patrón similar al de otros ataques terroristas cometidos en Europa.

20 octubre 2014:

Un joven canadiense de 25 años convertido al Islam atropella a dos soldados cerca de Montreal (Canadá), causando la muerte a uno de ellos.

14 julio 2016:

84 personas mueren, diez de ellas niños, y 50 resultan heridas en Niza atropelladas mientras asistían a los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional de Francia. El ISIS reivindicó el ataque.

19 diciembre 2016:

12 muertos al atropellar un camión a una multitud en un mercado de Navidad en Berlín.

22 marzo 2017:

Cinco muertos en Londres cerca del Parlamento británico cuando un hombre arrolló a los viandantes en el puente de Westminster. El terrorista fue abatido y el atentado fue reivindicado por el ISIS.

7 abril 2017:

Un uzbeko residente en Suecia arrolla con un camión a una multitud del centro de Estocolmo; mató a cinco.

3 junio 2017:

Ocho muertos y veinte heridos atropellados en el Puente de Londres; los tres ocupantes del vehículo acuchillaran en su huida a varias personas hasta llegar al cercano mercado de Borough. Los tres yihadistas fueron abatidos por la policía.

19 junio 2017:

Un muerto y diez heridos cerca de la mezquita de Finsbury Park, al norte de Londres, donde una furgoneta arrolló a fieles musulmanes.

SOSPECHOSO.

La pista del marroquí residente en España.

El principal sospechoso del atentado en Barcelona es un hombre de 28 años identificado como Driss Oukabir, detenido ayer poco después del ataque. Se trata de un marroquí, nacido el 13 de enero de 1989 en la localidad de Aghbala. Tiene residencia legal en España, lo que significa que lleva al menos cinco años en el país. Oukabir estaba fichado por la policía y pasó unas semanas en la cárcel por violencia sexual en 2012.

El diario El País de Madrid informó, citando fuentes de los servicios antiterroristas, que el detenido llegó a Barcelona procedente de Marruecos el pasado domingo 13. También estuvo en Madrid este año.

En la furgoneta usada para el atentado, la policía encontró un pasaporte español, aunque Oukabir tenía un número de identificación de extranjeros. Oukabir habría sido el responsable de alquilar la furgoneta en Santa Perpetua.

Su muro en Facebook se llenó ayer de insultos y poco después su perfil fue cerrado. La red social está usando inteligencia artificial para detectar imágenes, videos y textos relacionados con terrorismo.

Oukabir se presentaba como originario de Marsella y residente en Ripoll. Su última publicación, del 15 de agosto, es una foto tomada en la playa. Entre los grupos a los que pertenecía y páginas a las que seguía, había varias sobre compra, venta y alquiler de vehículos.

En sus fotos en Facebook aparece además una bandera amazigh, que es como se denominan los bereberes, pero este símbolo no está asociado con el terrorismo. Seguía páginas sobre el islam, pero sobre oración y la religión. La mayor parte de sus publicaciones eran videos musicales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)