LLEGÓ, CONDICIONADO

Sánchez gobernará España a partir de frágiles alianzas

El líder socialista asumirá hoy tras lograr la censura de Rajoy en Diputados.

Mariano Rajoy por Arotxa
Mariano Rajoy por Arotxa

Con el apoyo de una heteróclita mayoría que le augura un mandato muy complicado, el socialista Pedro Sánchez logró sacar ayer viernes a Mariano Rajoy con una moción de censura en el Parlamento, y se convirtió en el nuevo presidente del Gobierno de España.

En la votación en el Congreso de los Diputados, Sánchez reunió el apoyo de una mayoría de diputados (180 de 350) a su moción de censura, promovida después de que la Justicia condenara al Partido Popular (PP) de Rajoy por una de las mayores tramas de corrupción en España.

El rey Felipe VI firmó ayer mismo el decreto de nombramiento de Sánchez, que asumirá su cargo hoy sábado. Mientras tanto, ha recibido el apoyo del gobierno alemán y del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien le manifestó "su plena confianza". La bolsa de Madrid cerró con una subida del 1,76%.

Rajoy se despidió antes del desenlace con una breve intervención en la Cámara, reconociendo su derrota y felicitando a Sánchez por adelantado. "Suerte a todos ustedes por el bien de España", dijo Rajoy, de 63 años y en el cargo desde diciembre de 2011. Tras el resultado, fue a saludar al socialista con un apretón de manos.

Sánchez y Rajoy se saludan luego de la votación. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto. AFP

Para echar a Rajoy, Sánchez armó una heteróclita coalición con la izquierda radical de Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. En total, ocho fuerzas políticas lo votaron.

Una opción obligada por la fragmentación de la Cámara, y denunciada enérgicamente por el portavoz del PP, Rafael Hernando, quien fustigó una coalición de "extremistas, radicales e independentistas" que "quieren acabar con el proyecto de España".

Sánchez, licenciado en Economía y de 46 años de edad, reconoció que "por supuesto" tendrá dificultades en su acción de gobierno, que con los 84 diputados de su partido será el más minoritario de la España democrática.

También tendrá presión para anticipar los comicios, sobre todo del lado del partido liberal Ciudadanos, que no apoyó la moción de censura y que según los sondeos va viento en popa. Sánchez admitió en ese sentido que "es evidente que tenemos que ir a unas elecciones generales", sin mencionar fechas. Su mandato termina a mediados de 2020.

No obstante, reiteró con un tono optimista su "compromiso con Europa" y la estabilidad macroeconómica, y prometió "estabilizar socialmente este país", priorizando políticas en favor del medioambiente y de la igualdad entre hombres y mujeres.

Pedro Sánchez es el nuevo presidente de España. Foto: AFP.
Pedro Sánchez es el nuevo presidente de España. Foto: AFP.

Igualmente, reiteró su oferta de diálogo al gobierno independentista catalán que asumirá este sábado, con lo que se levantará la tutela impuesta a la región desde octubre, a raíz del intento fallido de secesión unilateral. "Este gobierno quiere que Cataluña esté en España, y escuchará a Cataluña", declaró Sánchez.

El PSOE promovió la moción de censura hace una semana, tras conocerse la sentencia judicial de la Gürtel, una trama corrupta consistente en una red de empresas que de 1999 a 2005 sobornaron a cargos del PP para obtener contratos públicos en distintos puntos del país.

La sentencia fue una bofetada para el PP, que no obstante la recurrirá. El partido fue condenado a pagar más de 245.000 euros como "partícipe a título lucrativo" de la trama. La Justicia consideró probado que hubo una caja B desde 1989, y el tesorero que la administró, Luis Bárcenas, fue condenado a 33 años de prisión.

Europa y EE.UU.

"Sánchez ha reiterado su compromiso con la ortodoxia europea y el control presupuestario en España", dijeron analistas de UBS. "No anticipamos un impacto sustancial en el ritmo de crecimiento".

"España es resiliente, como lo demuestra la transición sin problemas al liderazgo del presidente Pedro Sánchez. Continuaremos trabajando con España, un aliado atlantista cercano, en una amplia gama de prioridades de seguridad", aseguró un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional del Gobierno estadounidense.

Ayer la Unión Europea y Estados Unidos dieron un voto de confianza al nuevo presidente español.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, espera "construir" una relación con Sánchez, y "confirmar su apoyo" a una "España fuerte y unida", indicaron a EFE fuentes de la Casa Blanca.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: AFP.
Foto: AFP.

En tanto, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, señaló tener "plena confianza" para que España siga "contribuyendo de manera constructiva" a la Unión Europea.

"Confío en que el Gobierno español continuará contribuyendo de manera constructiva a una Europa más fuerte, más unida y más justa", indicó Juncker en una carta.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, felicitó a Sánchez, y dijo confiar en que tanto él como su futuro Ejecutivo desempeñarán "un papel constructivo" en la Unión Europea (UE).

"Su elección llega en un momento lleno de retos para Europa. La unidad es ahora más necesaria que nunca. Confío en usted y su Gobierno para jugar un papel constructivo en la Unión Europea", señaló en una misiva dirigida a Sánchez el presidente del Consejo Europeo.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. Foto: Reuters
Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. Foto: Reuters

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, invitó a Sánchez a comparecer ante el Pleno de la Eurocámara para debatir sobre el futuro de la Unión Europea (UE).

"Deseo un buen trabajo al nuevo presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Le invito al Pleno, en Estrasburgo, para presentar y debatir con los eurodiputados las ideas de su Gobierno sobre el futuro de la UE", afirmó Tajani en su cuenta de Twitter. El comisario europeo de Asuntos Económicos, el socialista Pierre Moscovici, expresó la voluntad de trabajar con el Ejecutivo de Sánchez en pro de reformas económicas "progresistas" y a favor de una eurozona "más justa".

Asume gobierno catalán sin los ministros requeridos por rebelión

En paralelo con la asunción del socialista Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo español, el nuevo gobierno catalán dirigido por el independentista Quim Torra tomará hoy sábado posesión del cargo, lo que provocará el levantamiento de la intervención de la autonomía decretada por Madrid tras la fallida secesión de octubre.

En una de sus últimas acciones antes de caer por una moción de censura, Mariano Rajoy dio luz verde a la puesta en marcha del nuevo Ejecutivo regional.

Si bien Quim Torra había asumido el cargo el 17 de mayo, todavía no contaba con un gobierno por su intención de nombrar a ministros del Ejecutivo de su predecesor, Carles Puigdemont, cesado por Madrid y a quien sigue considerando el "presidente legítimo".

El 19 de mayo había anunciado un gobierno con cuatro ministros perseguidos judicialmente por su participación en el intento de secesión. Rajoy entendió como una provocación la inclusión de estos ministros e impidió la publicación del decreto, un trámite indispensable para proceder a la toma de funciones. Tras diez días de bloqueo, el martes Quim Torra optó por nombrar un nuevo Ejecutivo sin dirigentes perseguidos por la Justicia.

El escenario

Alianzas frágiles.Con sus 84 diputados, el Partido Socialista de Sánchez no solo está muy lejos de la mayoría absoluta (176 escaños), sino que además será minoritario dentro de la coalición de ocho fuerzas políticas que lo ha llevado al poder, integrada en total por 180 legisladores.

Presupuesto.La decisión de Sánchez de no tocar los presupuestos, pendientes de aprobación en el Senado y rechazados inicialmente por el PSOE, fue en gran medida un gesto dirigido a obtener el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV) para destituir a Rajoy. Con esto quedan a salvo 540 millones de euros de inversión en infraestructuras en el País Vasco. Pero aun así, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, advirtió a Sánchez que tendrá "un gobierno débil y difícil", y que la Cámara va a ser "un pim pam pum continuo".

¿Elecciones? Otro riesgo que corre el gobierno de Pedro Sánchez es el de parecer que está siempre en campaña electoral, pues después de meses de escasa presencia mediática "lo que quiere precisamente el Partido Socialista es abrir el telediario todos los días", subraya el analista Fernando Vallespín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)