BARCO HUMANITARIO 

Salvini, ministro del Interior de Italia, no afloja y el Open Arms está anclado en situación crítica

Ayer quedaban 107 migrantes a bordo en estado de “pánico”, dice ONG.

Open arms
El sábado logró desembarcar a 27 menores de edad que viajaban sin acompañantes. Foto: AFP

El barco humanitario Open Arms rechazó la oferta española de dirigirse al puerto de Algeciras con los 107 migrantes que todavía tiene a bordo, por las condiciones críticas de estas personas que no soportarían los cinco días que implicará el viaje.

Los migrantes, en su mayoría africanos, fueron recogidos por el barco Open Arms frente a las costas de Libia en las últimas dos semanas.

“Se envió una solicitud urgente para ingresar al puerto de #Lampedusa y desembarcar a las 107 personas a bordo durante 17 días. Sus condiciones psicofísicas son críticas, su seguridad está en riesgo. Si sucede lo peor, Europa y (Matteo) Salvini serán responsables”, tuiteó la ONG española Open Armas, refiriéndose al ministro de Interior, que prohibió la llegada del barco a puertos italianos.

Open Arms insiste en que no puede navegar hasta España con 107 migrantes a bordo en la situación “explosiva” que reina a bordo y pide desembarcarlas en Lampedusa o, en su defecto, “que sean transferidos a otro barco que pueda hacer la travesía más rápida y en mejores condiciones”.

El Open Arms considera “inviable” navegar hasta España en el estado actual, por estar demasiado lejos y por la tensión que se vive a bordo después de 17 días con los rescatados hacinados en la cubierta, una situación considerada “explosiva” por la tripulación, que se declaró el sábado “en estado de necesidad”.

La Marina Mercante española envió dos comunicaciones al buque en las que se le pregunta qué consideran necesario “para que el viaje se realice en condiciones seguras” y les ofrece el puerto más cercano como alternativa al de Algeciras.

Varios de los rescatados se lanzaron la tarde del domingo al mar para tratar de llegar a nado a Lampedusa, a unos 150 metros desde que el viernes entró en aguas territoriales italianas tras la autorización de un tribunal que dejó sin efecto el veto impuesto por Salvini. Una muestra de la desesperación que se vive a bordo tras 17 días hacinados en la cubierta del buque.

Mapa Open Arms
Foto: AFP

Oscar Camps, fundados de al ONG Open Arms, explicó por qué rechazaban la oferta presentada por el Gobierno del socialista Pedro Sánchez. “Después de 26 días de misión, 17 de espera con 134 personas a bordo, una resolución judicial a favor y 6 países dispuestos a acoger, ¿quieren que naveguemos 950 millas, unos cinco días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?”, escribió Camps en Twitter.

Camps describió una situación explosiva y desesperada, con “peleas, pánico, crisis de ansiedad”, y se preguntó si “hacen falta muertos” para que se resuelva el bloqueo.

Ante esto, el gobierno español hizo la noche del domingo una contraoferta: ofreció “el puerto español más cercano en su ruta hacia nuestras aguas territoriales”, que podría ser en las islas Baleares, indicaron a la AFP fuentes del gobierno, que señalaron no haber recibido todavía respuesta. De todas maneras, serían varios días de navegación adicional.

Salvini, que se ha mantenido firme en su postura a lo largo de toda la crisis, se escandalizó por el rechazo de la ONG española. “Increíble e inaceptable, ¿organizan cruceros turísticos y deciden dónde desembarcar? No me rindo, Italia ya no es el campo de refugiados en Europa”, escribió en Twitter.

Antes, se había mostrado exultante por haber obligado a España a reaccionar. “España abre sus puertos a los inmigrantes de la ONG Open Arms. ¡Bien! El que la sigue la consigue”, escribió el líder ultraderechista en Facebook.

“España siempre actúa ante emergencias humanitarias. Es necesario establecer una solución europea, ordenada y solidaria, liderando el reto migratorio con los valores de progreso y humanismo de la UE”, dijo en Twitter el presidente español Pedro Sánchez.

El sábado, presionado por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, Salvini autorizó de mala gana el desembarco de los 27 menores que estaban en el buque desde que el 1 de agosto fueron rescatados.

Mientras tanto, otro barco humanitario, Ocean Viking, operado por SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), sigue buscando un puerto con más de 350 migrantes a bordo.

Francia acepta recibir a 40.

Las autoridades francesas se han comprometido a acoger a 40 de las personas rescatadas en el Mediterráneo central por el barco Open Arms una vez llegue a puerto.

Francia concreta así su contribución al reparto de los migrantes del barco de la ONG española, donde siguen a bordo 107 migrantes después de que Italia solo autorizase el sábado a recibir en la isla de Lampedusa a los menores no acompañados.

Esas 40 personas deberán cumplir los criterios para poder solicitar asilo en Francia.

Francia es uno de los seis países europeos que se habían comprometido a recibir a los migrantes del Open Arms junto a Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo. París y Berlín proponen un mecanismo estable de reparto de migrantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)