TERRORISMO

Salah Abdeslam contó su versión: "Renuncié a hacerme explotar"

El hombre más buscado de Europa, por ser el supuesto autor intelectual de los atentados en París, fue interrogado durante una sola hora y en una ocasión únicamente. Contó cómo se llevó a cabo el atentado y cuál fue su participación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Salah Abdeslam es arrestado en Bruselas. Foto: Reuters.

El viernes 18 de marzo se capturó a Salah Abdeslam, acusado de ser el autor intelectual de los atentados en París el 13 de noviembre de 2015. Según informó El Mundo, el detenido solo fue interrogado en una ocasión, por un plazo de una hora y solo se hicieron preguntas con referencia al atentado. 

La cadena francesa BFMTV tuvo acceso al audio del interrogatorio y de esta manera se pudieron conocer los detalles del atentado. Según indicó Salah Abdeslam todas las órdenes y el dinero las obtenía de su hermano Ibrahim Abdeslam, quién a diferencia de él sí se suicido en el atentado. 

Abdeslam admitió haberse arrepentido en el último momento y no hizo uso del cinturón explosivo que tenía. 

"La noche de los atentados estaba en el Renault Clio con Bilal Hadfi y con otras dos personas, de las que ignoro su papel. Yo conducía el coche y tenía que ir al estadio de Francia para hacerme explotar con mis cómplices", informó en sus declaraciones. 

El plan fue llevado a cabo como había sido especificado, "alquilé los coches y los hoteles en preparación de los atentados de París a petición de mi hermano Brahim. El día de los atentados llevaba un cinturón de explosivos", dijo el yihadista a la cadena BMF. Sin embargo Abdeslam decidió no detonarse, como se le había ordenado.

"Renuncié cuando estacioné el auto. Dejé a mis tres pasajeros y reanudé la marcha. Deambulé por azar y estacioné el coche no sé dónde", indicó el investigado. 

El cinturón con los explosivos decidió dejarlo en un lugar discreto, cerca de una papelera en la calle. Luego compró un celular y decidió llamar a Mohamed Abrini, que todavía está desaparecido, informó El Mundo. 

Abrini junto con Hamza Attou salieron esa noche desde Bruselas y fueron a recogerlo en coche, a París, con ellos volvió a su casa.

El cerebro de los atentados

Durante la hora en la que fue interrogado, Abdeslam dijo que el cerebro de los atentados fue Abdelhamid Abaaoud, con quién minimizó sus lazos luego del ataque en París aunque nunca fueron amigos.

"Sólo lo vi una vez, la noche del 11 al 12 de noviembre", en la víspera de los atentados, informó en su declaración. La conexión entre ambos, explica El Mundo, sería el hermano de Abdeslam.

Las tareas de Salah Abdeslam consistieron en viajar a Hungría para buscar a varios de los integrantes de la célula que atacaron en París y el martes en Bruselas. También alquiló los coches en los que viajaron desde la capital europea a la francesa el 12 de noviembre.

El diario Le Monde también pudo acceder a las declaraciones del yihadista. Abdeslam informó que para poder escapar, luego de desistir de detonarse, recibió ayuda de Abdelhamid (que es Mohamed Belkaid).

"Le expliqué que no me pude explotar. Me consoló y me aseguró que me ayudaría hasta que pudiera ir a un lugar seguro", indicó.

Faltaron preguntas

La policía belga habló con el hombre más buscado de Europa durante solo una hora y en una sola ocasión. 

El 15 de marzo las fuerzas antiterroristas encontraron armas y detonadores en la misma vivienda del barrio de Forest en la que aparecieron las huellas y restos de ADN de Abdeslam, pero el interrogatorio se centró únicamente en los ataques perpetrados en París.

No se le cuestionó acerca de las armas que encontraron, los posibles explosivos,el origen o el objetivo que tenían. Tampoco hubo preguntas sobre un posible atentado en Bruselas, según Politico Europe y la cadena de televisión FMTV. 

El Mundo indica que no es la primera vez que la Policía presenta un error, ya que un agente de Malines apuntó en un informe del 7 de diciembre la dirección en la que meses más tarde encontraron a Abdeslam. Sin embargo esta dirección nunca llegó a manos de los investigadores antiterroristas ya que por razones aún desconocidas se quedó en un cajón de la comisaría. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados