ARMAS QUÍMICAS

Rusia espera un "diálogo" con Estados Unidos pese a "todo el daño"

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas planea una misión hacia Duma para verificar si hubo un ataque del gobierno de Al Assad.

Donald Trump y Vladimir Putin. Foto: Reuters
Donald Trump y Vladimir Putin. Foto: Reuters

El Kremlin señaló esta mañana que espera instaurar un "diálogo" con Washington pese a "todo el daño" que sufrieron las relaciones entre las dos potencias, golpeadas una vez más el sábado por los bombardeos occidentales contra el régimen de Damasco.

"Esperamos que con el tiempo, cuando nuestros colegas estadounidenses hayan resuelto sus problemas internos, se inicie un diálogo, a pesar de todo el daño que han sufrido las relaciones bilaterales por culpa de Washington", declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Peskov confirmó, sin embargo, que no hay actualmente "ninguna discusión sobre una posible reunión" entre los presidentes Vladimir Putin y Donald Trump.

Ambos habían mencionado un eventual encuentro en una conversación telefónica el 20 de marzo.

La idea no parece haber avanzado en un contexto de tensión por el envenenamiento del exagente doble ruso Serguéi Skripal en Inglaterra, y los ataques de Estados Unidos y dos de sus aliados el sábado contra el régimen de Damasco en respuesta a un presunto ataque químico.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, estimó en una entrevista con la BBC difundida parcialmente este lunes que las relaciones entre Moscú y Washington son "peores" que en la época de la Guerra Fría.

Misión de la OPAQ

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) mantuvo una reunión de urgencia sobre Siria esta mañana, en medio de tensiones internacionales después de un presunto ataque con "gases tóxicos" que provocó una investigación de expertos internacionales enviados al país.

El presunto ataque químico del 7 de abril en la localidad -por entonces rebelde- de Duma sigue movilizando a las grandes potencias, Estados Unidos y Rusia a la cabeza, y la tensión no disminuye tras los ataques occidentales en represalia contra emplazamientos militares del régimen de Bashar Al Assad.

Sirios en Duma, días después del presunto ataque químico. Foto: AFP.
Sirios en Duma, días después del presunto ataque químico. Foto: AFP.

Estas incursiones de una magnitud inédita dirigidas por Washington, París y Londres, se han producido a pesar de la presencia en Siria de investigadores de la OPAQ, que empezaron su trabajo el domingo en medio de un gran secreto.

Estos expertos, cuya tarea es investigar la utilización eventual de armas químicas pero no identificar a los autores, parecen no haber visitado todavía Duma, donde el supuesto ataque provocó decenas de muertos según los socorristas.

Moscú, gran aliado del régimen sirio, se comprometió a "no interferir" en el trabajo de la misión, oficialmente invitada por las autoridades de Damasco, que niegan toda responsabilidad en el drama de Duma.

Tras los ataques occidentales, se ha retomado el baile diplomático sobre el tema sirio, país víctima desde 2011 de una guerra devastadora que ha provocado más de 350.000 muertos.

Manifestación de apoyo a Al Assad en Damasco. Foto: AFP.
Manifestación de apoyo a Al Assad en Damasco. Foto: AFP.

La reunión de urgencia del Consejo Ejecutivo de la OPAQ ha tenido lugar en la sede de la organización en La Haya.

"La prioridad" es "dar los medios a la Secretaría Técnica (de la OPAQ) para concluir el desmantelamiento del programa sirio", aseguró el embajador francés, Philippe Lalliot.

Por otra parte, estadounidenses, franceses y británicos presentaron en la ONU un nuevo proyecto de resolución sobre Siria que debería ser discutido a partir del lunes.

El texto incluye la creación de un nuevo mecanismo de investigación en el empleo de armas químicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)