vea el video

Rusia y EE.UU. se acusan de no atacar a los terroristas

Rusia y Estados Unidos no logran ponerse de acuerdo para atacar a los yihadistas del Estado Islámico en Siria. Ayer, los gobiernos de ambos países se acusaron mutuamente de no tener una estrategia antiterrorista.

Desde que comenzaron su intervención aérea hace una semana, los rusos atacaron ayer por primera vez por mar, con misiles disparados desde buques de guerra desde las aguas del mar Caspio.

En una reunión celebrada con su ministro de Defensa, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció, además, que las fuerzas aéreas rusas van a sincronizar de ahora en adelante sus operaciones de bombardeos de posiciones del terrorista Estado Islámico con la ofensiva terrestre que está lanzando el Ejército sirio en el centro del país contra grupos yihadistas.

Cuatro buques de guerra rusos lanzaron 26 misiles de crucero contra 11 objetivos del Estado Islámico en Siria desde las aguas del mar Caspio, a 1.500 kilómetros de sus objetivos, según detalló el titular de Defensa, Serguéi Shoigu, reunido con Putin en Sochi, a orillas del mar Negro.

"Todos los objetivos fueron destruidos y no hubo víctimas entre la población civil. Los resultados del ataque demostraron la alta eficacia de los misiles a grandes distancias, de casi 1.500 kilómetros", dijo Shoigu, en la reunión transmitida por la televisión estatal.

Es la primera vez que Moscú informa del empleo de misiles de crucero en su operación militar contra los yihadistas en Siria, ya que hasta ahora, todos los ataques contra objetivos del Estado Islámico y otras organizaciones terroristas fueron ejecutados con bombarderos y aviones de asalto.

Falta de acuerdos.

También en Siria están operando militares de Estados Unidos, quienes no se ponen de acuerdo con los rusos sobre cómo atacar en conjunto a los yihadistas. La semana pasada celebraron una primera reunión de sus fuerzas armadas pero aún no hubo un acuerdo.

Ayer, el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, dijo que su país "no está listo a colaborar con Rusia si continúa con su estrategia equivocada", o sea atacar objetivos del Estado Islámico, aunque tiene interés en debatir las reglas de seguridad para sus pilotos.

"Pero hasta ahora no hubo algún pedido formal de colaboración de parte de los rusos", destacó Carter.

"Si Moscú quiere contribuir a la coalición anti EI de modo constructivo bienvenido sea, pero si sigue actuando unilateralmente no hay espacio para el diálogo", afirmó el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

En este contexto, el Pentágono hizo saber que al menos un avión militar norteamericano debió modificar su ruta cuando sobrevolaba Siria para evitar acercarse de manera demasiado peligrosa a un jet ruso. Además, cazas rusos volaron en formación de ataque ante drones estadounidenses en al menos tres ocasiones.

Moscú replicó que se trata sólo de acordar algunos "detalles técnicos" y rebatió estas acusaciones.

En medio de esta falta de acuerdos, ambos países se acusan de tener objetivos diferentes en Siria, un país gobernado por Bachar Al Assad (quien ataca un doble frente: a los terroristas y a los rebeldes opositores a su régimen).

En este marco, Rusia cree que la aviación estadounidense atacó a menudo en Siria objetivos ajenos al terrorismo. Así lo afirmó el Ministerio de Defensa: "Las fuerzas aéreas de Estados Unidos y de otros países efectuaron ataques durante un año. Tenemos motivos para creer que no siempre, o mejor, muy a menudo, atacaron objetivos distintos a aquellos terroristas", declaró Igor Konashenkov, portavoz del ministerio.

El vocero aseguró que Moscú golpea "solo blancos terroristas" y subrayó que "describimos siempre en detalle los objetivos atacados, donde atacamos y las armas usadas", mientras "los políticos estadounidenses no respaldan sus declaraciones con nada. ¿Por qué? Porque no pueden confirmarlas, no se corresponden con la realidad", indicó.

Estados Unidos contestó estas afirmaciones. El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, afirmó: "Más del 90% de los ataques (rusos) que hemos visto no fueron contra el EI o contra terroristas de Al Qaeda. En su gran mayoría fueron contra grupos opositores".

"Tanto si lanzan un misil de crucero como una bomba desde un avión ruso, el resultado es el mismo: Asad sigue teniendo apoyo de Rusia", concluyó Kirby.

Putin, tras ordenar bombardeo en Siria, se fue a jugar al hockey. Foto: AFP .
Putin, tras ordenar bombardeo en Siria, se fue a jugar al hockey. Foto: AFP .

Piden unidad de Europa ante refugiados.

Las guerras civiles en Oriente Medio, sobre todo la de Siria, han desatado una crisis migratoria que no recuerda antecedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

En este sentido, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, hicieron ayer un llamamiento en la Eurocámara a favor de la unidad de Europa en este momento de grandes desafíos.

Los líderes de Alemania y Francia emularon a sus antecesores Helmut Kohl y François Mitterand, que hace 26 años también acudieron al pleno del Parlamento Europeo para debatir el fin de la Guerra Fría, pero en esta ocasión con el objetivo de abordar los retos más acuciantes a los que se enfrenta actualmente la Unión Europea (UE).

En declaraciones por separado ante el plenario, Merkel y Hollande hicieron referencia a la solidaridad que debe mostrar Europa frente a la llegada de miles de refugiados procedentes de Oriente Medio.

"Son momentos en los que Europa tiene por delante de nuevo un gran reto, una prueba de dimensiones históricas", sostuvo Merkel, quien demandó revisar el sistema "Dublín" según el cual el Estado al que llega un demandante de asilo debe registrarlo, por ser "obsoleto" e "insostenible".

La canciller afirmó que, "más que nunca, necesitamos la valentía y la unidad" de Europa para "establecer los centros de registros e identificación y proteger mejor las fronteras exteriores de la UE".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)