EL CASO DEL ESPÍA ENVENENADO

Rusia dice que Londres pudo atacar al exespía

Ante embajadores en Moscú, el gobierno de Putin sugirió una “puesta en escena” británica.

Moscú: el gobierno ruso reunió a los embajadores para dar su versión sobre el caso Skripal y su hija. Foto: AFP
Moscú: el gobierno ruso reunió a los embajadores para dar su versión sobre el caso Skripal y su hija. Foto: AFP

Rusia sugirió que es el propio Reino Unido el que está detrás del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal, insinuando que el caso fue una "puesta en escena" de las autoridades británicas.

Todos los embajadores en Moscú fueron invitados al ministerio de Relaciones Exteriores para escuchar la posición rusa respecto al ataque contra Serguéi Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo en Salisbury, en el sur de Inglaterra.

El caso ha provocado una expulsión de diplomáticos sin precedentes entre Rusia y Reino Unido desde la Guerra Fría y un aumento de la tensión entre Este y Oeste.

Dicho encuentro, en el que no participaron los embajadores británico, francés ni estadounidense, sirvió sobre todo para reprender las acusaciones británicas y dio paso a una nueva guerra verbal entre ambos países.

El jefe del departamento de control de armas de la cancillería rusa, Vladimir Yermakov, denunció las "incoherencias" de la versión presentada por Londres, lamentando que no hubiera "ninguna certeza" sobre la "principal pregunta" que, según él, preocupa a Moscú: "¿qué les ocurrió a dos ciudadanos rusos?"

Aunque insistió en "no acusar a nadie", el diplomático lanzó múltiples insinuaciones. "O bien las autoridades británicas no son capaces de proporcionar protección para este tipo, digámoslo así, de ataque terrorista, o bien pusieron en escena directa o indirectamente, y no acuso a nadie, un ataque contra un ciudadano ruso", explicó Yermakov.

"Cualquier sustancia tóxica militar hubiera causado múltiples víctimas en el lugar del envenenamiento. Pero en Salisbury no era para nada el caso", abundó el diplomático.

Interrogado por una diplomática británica sobre sus eventuales programas de armas químicas, Yermakov afirmó: "Salgan un poco de su rusofobia, de su mentalidad insular. Tengo vergüenza por ustedes".

Respecto al origen del agente neurotóxico utilizado, identificado por Londres como un producto del programa soviético de armas químicas "Novichok", el diplomático sugirió que podía venir de Estados Unidos. Pidió también disculpas ante Suecia y Eslovaquia por unas declaraciones anteriores en las que se les designaba como posible lugar de origen.

El envenenamiento de Serguéi Skripal provocó una nueva crisis en las relaciones ya distantes entre Rusia y los países occidentales y llevó a la expulsión de varios diplomáticos.

El martes, la primera ministra británica, Theresa May, reunió a su Consejo de Seguridad y "estaba considerando activamente" otras medidas contra Moscú, según su portavoz.

Los países occidentales, que cerraron filas con Londres, podrían por su parte tomar medidas contra Rusia.

Reacción británica.

Rusia eligió cometer un atentado contra un exespía suyo en territorio británico porque Londres denuncia sistemáticamente sus abusos, aseguró ayer el ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

"La razón por la que eligieron el Reino Unido es muy simple: porque es un país con unos determinados valores, que cree en la libertad, en la democracia y en el Estado de derecho, y siempre ha denunciado a Rusia por violar esos valores", dijo Johnson en una comparecencia ante un comité parlamentario para discutir el atentado contra Serguéi Skripal y su hija en Salisbury.

El ministro citó los Balcanes, los países bálticos o Siria como ejemplos de lugares donde Londres denunció las interferencias rusas.

Además, Johnson dijo que Vladimir Putin causa "líos ahí donde puede" y, que en el caso del atentado con un agente químico, el presidente ruso "y el Estado quisieron enviar un mensaje a desertores potenciales: esto es lo que te ocurrirá".

El ministro dijo, sin embargo, que no pretende que la escalada diplomática entre ambos países acabe en una nueva Guerra Fría: "viví la anterior Guerra Fría y fue un momento bastante miserable".

Trump y Macron.

En tanto, el presidente estadounidense Donald Trump habló ayer con su homólogo francés Emmanuel Macron, con quien coincidió en que Rusia debe pagar por su presunta vinculación con el ataque químico contra el exespía en territorio británico, y acordaron la "necesidad" de tomar medidas al respecto.

"Los presidentes reiteraron su solidaridad con Reino Unido a raíz del uso de armas químicas de Rusia contra ciudadanos en suelo británico y acordaron la necesidad de tomar medidas para hacer que Rusia sea responsable", informó la Casa Blanca en un comunicado.

Sin humor para felicitar a Putin

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, rechazó ayer miércoles felicitar al presidente ruso, Vladimir Putin, por su reelección, asegurando "no estar de humor" tras el ataque con un agente tóxico contra un exespía ruso en Reino Unido que Londres atribuye a Moscú. "Tras el ataque de Salisbury, no estoy de humor para celebrar la reelección del presidente Putin", dijo el polaco Tusk, quien coordina los trabajos de los mandatarios de los 28 países europeos.

El Mundial ruso como los Juegos nazis

El presidente ruso, Vladimir Putin, intentará reforzar la imagen de Rusia organizando la Copa del Mundo de Fútbol de una manera similar a la que utilizó Adolf Hitler cuando la Alemania nazi fue sede de los Juegos Olímpicos, dijo ayer miércoles el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson. Rusia albergará el Mundial en junio y julio, y Johnson se mostró de acuerdo con un legislador británico que dijo que Putin usará el torneo para mejorar la imagen del país, comparándolo con lo hecho por la Alemania de Hitler con los Juegos de 1936.

"Sí, creo que la comparación con 1936 es ciertamente correcta", respondió Johnson durante una sesión de preguntas y respuestas con legisladores británicos.

La portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, María Zakharova, dijo que cualquier comparación entre Rusia y la Alemania de Hitler es inaceptable. "Estos tipos de paralelos son inaceptables y no están a la altura del jefe del cuerpo diplomático de un estado europeo", publicó Zakharova en su página de Facebook.

La primera ministra británica Theresa May resolvió que ningún ministro y ningún miembro de la realeza irá al Mundial en representación oficial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º