COMPLICADAS RELACIONES

Rusia dice que el diálogo con EE.UU. está "congelado"

Expectativas sobre si la relación cambiará con Donald Trump.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vladimir Putin y Barack Obama en la cumbre del G20. Foto: AFP

El Kremlin aseguró ayer miércoles que casi todos los canales de comunicación entre Rusia y Estados Unidos están congelados. "Casi todos los niveles de diálogo con Estados Unidos están congelados", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. "No nos comunicamos entre nosotros, o (si lo hacemos) es de forma mínima", agregó.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, rechazó con rapidez las palabras de Peskov. "Es difícil saber exactamente a qué se refiere con este comentario, pero la relación diplomática con Rusia continúa en un amplio abanico de asuntos", comentó Kirby. "Es bien conocido que hemos tenido diferencias significativas con Moscú en algunos de estos asuntos, pero el diálogo no se ha roto", agregó.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos conocen grandes tensiones a causa de sus diferendos en el conflicto sirio y la crisis ucraniana.

Desde el comienzo de este mes, el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, ha conversado por teléfono tres veces con su homólogo estadounidense, John Kerry.

"El hecho de que tengamos divergencias significativas con Moscú (...) es algo muy conocido, pero no hay pausas en el diálogo", subrayó Kirby.

Este deterioro de sus relaciones, inédito desde el final de la Guerra Fría, comenzó tras la reanexión por Rusia de la península de Crimea, en tanto Moscú es acusada por Washington de apoyar a los rebeldes pro rusos en el este de Ucrania, por lo que ha sido sancionada económicamente tanto por estadounidenses como por los europeos. Ayer miércoles, la diplomacia rusa declaró "lamentar" la prolongación de estas sanciones decidida la víspera por el Tesoro estadounidense.

Tras la victoria del multimillonario Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses en noviembre, el presidente ruso Vladimir Putin había dicho, no obstante, que esperaba un "diálogo constructivo" y un "trabajo mutuo" con Washington, "para sacar a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos de su situación crítica" actual.

Tillerson.

Los demócratas se preparan para la primera batalla real en el Congreso contra Trump y es por el nombramiento del secretario de Estado Rex Tillerson, un allegado a Putin.

Esto sucede en un contexto en el que la controversia aún continúa sobre la presunta interferencia de Moscú para favorecer la victoria de Trump sobre Hillary Clinton.

Las audiciones sobre los miembros del nuevo gobierno se abren a comienzos de 2017, antes de la asunción de Trump en la Casa Blanca el 20 de enero. La cita está programada para el 11 de enero, cuando Tillerson se presente frente al Comité de Negocios Exteriores del Senado. Una audición en dos etapas, en la que será puesto bajo la mira sobre todo por su gestión en Exxon Mobile y por sus relaciones con Moscú. Dos temas que corren el riesgo de eclipsar otros temas fundamentales de política exterior como la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico o la paz en Medio Oriente.

El diario New York Times hizo un recorrido de las etapas de las relaciones entre Tillerson y Moscú: desde 2008, cuando el directivo de Exxon se expresó en términos muy críticos sobre el sistema judicial ruso, a su "relaciones muy estrechas" con Putin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados