EL JUEGO BÉLICO

Rusia dice que no amenaza pero el mundo abre los ojos

Merkel y Trump hablaron preocupados por los anuncios bélicos de Putin.

Los desfiles con gran despliegue bélico fueron una postal en los tiempos de la URSS, ahora volvieron con Putin, que va por la reelección el 18 de marzo.
Los desfiles con gran despliegue bélico fueron una postal en los tiempos de la URSS, ahora volvieron con Putin. Foto: AFP

El Kremlin negó ayer viernes querer reanudar una "carrera armamentista" con Estados Unidos, pero eso no fue suficiente para tranquilizar a Alemania y Estados Unidos luego de que el presidente Vladimir Putin anunció el jueves que tiene nuevas armas "invencibles" con capacidad de alcanzar cualquier punto del planeta. En su discurso ante el parlamento ruso, Putin detalló las capacidades tecnológicas de los misiles desarrollados por Rusia, dando un tono belicista a las tensiones que no dejan de agravarse entre Rusia y Estados Unidos. El discurso de Putin hizo temer una nueva escalada parecida a la del fin de la Guerra Fría.

"Rusia no tiene la intención de lanzarse en una carrera armamentista", declaró ayer el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov. "Desmentimos categóricamente todas las acusaciones de que Rusia viola las disposiciones y los artículos del derecho internacional sobre el desarme y el control de armas", afirmó Peskov en referencia a las reacciones de Estados Unidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Donald Trump, hablaron por teléfono y dijeron estar "preocupados" por los anuncios de Putin. De todos modos, el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que Merkel y Trump coincidieron en la necesidad de esperar a que "se concreten" los planes del presidente ruso.

Alemania está preocupada por "el comportamiento en general de Rusia en materia de política de seguridad", que va desde la "flagrante violación" del derecho internacional con la anexión de Crimea hasta la "consciente violación de acuerdos de control armamentístico", pasando por las "actitudes amenazadores" con estados vecinos, enumeró.

Respuesta.

Por su lado, la OTAN calificó de "inaceptable y contraproducente" el discurso de Putin. "Las declaraciones rusas que amenazan con atacar a los aliados son inaceptables y contraproducentes. Como hemos dejado claro en repetidas ocasiones, el sistema de misiles de defensa de la Alianza no está diseñado ni dirigido contra Rusia", afirmó en un comunicado la portavoz de la organización, Oana Lungescu.

El presidente ruso justificó el desarrollo de estas nuevas armas, que él supervisó personalmente, como una respuesta a la actividad militar de Estados Unidos y, especialmente, al despliegue de sistemas antimisiles en Europa del Este y en Corea del Sur. Así, presentó nuevos tipos de misiles de crucero de "alcance ilimitado" o hipersónicos, minisumergibles a propulsión nuclear y un arma láser cuyos detalles no precisó "por ser todavía demasiado pronto".

"En otros países sabemos que han intentado fabricarlas, pero al parecer no lo han conseguido" aseguró, en un encuentro con medios de comunicación locales en el enclave ruso de Kaliningrado.

Según el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, las armas rusas ya son capaces de "sobrepasar todos los sistemas antimisiles existentes".

Algunos expertos consideran, no obstante, que los anuncios militaristas de Putin se dirigen sobre todo a un público interno antes de las presidenciales del 18 de marzo, que previsiblemente ganará a falta de una oposición real.

¿Hay que preocuparse?

Las nuevas armas "invencibles" rusas, de "alcance ilimitado", "hipersónicas" o láser, hacen temer una nueva carrera armamentista con Estados Unidos. ¿Qué amenaza entrañan y qué interés tienen para el presidente ruso?

El nuevo material militar presentado por Putin incluye un misil de crucero de propulsión nuclear de "alcance ilimitado" y que se desplaza siguiendo un rumbo imprevisible. Putin también mostró el "Sarmat", un misil balístico intercontinental de 200 toneladas, que puede ser equipado con cargas nucleares. Entre otros materiales militares, también hay un vehículo sumergible más rápido que un submarino, dos tipos de misiles hipersónicos y una misteriosa arma láser.

Putin instó a los occidentales a "escuchar" la renovada potencia militar de Rusia, aunque aseguró que "no amenaza a nadie". Expertos militares rusos explican por su lado que estas armas no son realmente nuevas, y otros observadores afirman que no están aún a punto.

El discurso con tonos marciales de Putin se produce dos semanas antes de la elección del 18 de marzo en Rusia, tras la cual el hombre fuerte del Kremlin tiene asegurado lograr un cuarto mandato de seis años, a falta de una oposición real. Putin aludió en su discurso a la humillación sufrida por Rusia en los años que siguieron a la desintegración de la URSS en 1991, cuando "nadie hacía caso" a Moscú. El presidente goza de una considerable popularidad en Rusia y es para muchos el responsable de haber restaurado la grandeza del país ante los ojos del mundo. Según el principal opositor al Kremlin, Alexei Navalny, el ámbito militar es el único en el que Putin "puede mentir con impunidad".

Aunque el Kremlin rechaza querer abrir una nueva "carrera armamentista", Putin aseguró en entrevista a NBC que ésta ya había empezado cuando Washington se retiró del tratado ABM de limitación de armas estratégicas bajo Georges W. Bush. "Tras semejante discurso (de Putin), en Estados Unidos toda la élite política va a votar por un aumento de los gastos militares" dijo el experto Alexe Makarkin.

El discurso de Putin ha degradado aún más las relaciones ruso-estadounidenses. Washington reaccionó acusando a Moscú de "violación directa" de los tratados internacionales firmados por Rusia. Los anuncios de Putin podrían fortalecer la posición de Rusia, pero este plan también puede volverse contra Moscú, según Golts.

"La carrera armamentista durante la Guerra fría acabó mal para la URSS. Arruinó a la economía soviética, y Rusia no dispone de los mismos recursos que la URSS. Por eso, esto puede acabar mal para Moscú" asegura este experto.

Indiferencia entre los expertos del Pentágono.

Los militares estadounidenses se mostraron indiferentes respecto a los anuncios de Putin. "Estas armas llevan desarrollándose mucho tiempo", declaró la portavoz del Pentágono, Dana White. "Los estadounidenses pueden estar seguros de que estamos plenamente preparados". Además, la nueva estrategia nuclear de Estados Unidos, publicada a principios de febrero, ya "tenía en cuenta" estas armas rusas, agregó.

Reacciones internacionales

Alemania.
Angela Merkel. Foto: AFP
Alerta por política de seguridad rusa
Alemania está preocupada por "el comportamiento en general de Rusia en materia de política de seguridad", que va desde la "flagrante violación" del derecho internacional hasta la "consciente violación de acuerdos de control armamentístico".
Estados unidos
Presidente Donald Trump. Foto: Reuters.
Violación tratados internacionales
El gobierno estadounidense reaccionó acusando a Rusia de "violación directa" de los tratados internacionales firmados por Rusia, incluyendo el tratado INF sobre armas nucleares de alcance intermedio, rubricado por Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov en 1987.
OTAN
Vladimir Putin. Foto: AFP
Actitud "inaceptable" de Putin
Las advertencias del presidente Vladimir Putin a los aliados de la OTAN son "inaceptables" y no ayudan a los esfuerzos para calmar las tensiones, dijo la portavoz, Oana Lungescu. "No queremos una nueva Guerra Fría ni una nueva carrera armamentista".
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)