SOLO MULTA POR PEGAR

En Rusia despenalizan la violencia familiar

Una importante batalla han perdido esta semana los defensores de los derechos humanos, y en concreto de los derechos de la mujer en Rusia, después de que el Parlamento aprobara en primera instancia la despenalización de la violencia doméstica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: EFE.

Los legisladores han dado luz verde a un proyecto que iguala el castigo de las agresiones que se dan dentro de la familia, cuyas víctimas son principalmente las mujeres —son el 74% de quienes la sufren y el 91% a manos de sus parejas, según datos oficiales— y los niños, con los ataques en la calle. Así, si la ley se aprueba definitivamente, una agresión en el ámbito de la familia será una infracción administrativa castigada con una multa de unos 500 euros, como máximo, si es la primera vez que ocurre, 15 días de arresto administrativo o trabajos comunitarios.

Si se consagra el cambio legal, Rusia será el país con la legislación más laxa de Europa en la materia.

Los autores de la ley se escudan en que solo si produce "moretones y rozaduras", la agresión estará libre de responsabilidad, como apostilló la senadora ultraconservadora y la principal valedora del proyecto de ley, Yelena Mizúlina. Si las lesiones son más graves, aseguró la diputada Olga Batálina, una de las autoras del polémico texto, la paliza será considerada como una ofensa penal. "En la tradición cultural de la familia rusa, las relaciones entre padres e hijos están construidas sobre la autoridad de los padres", ha apuntado Mizúlina, que añadió: "Las leyes deben apoyar esta tradición familiar". Esta senadora es conocida por impulsar una ley contra la propaganda homosexual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados