POSICIÓN

Rusia desafía a la UE y demuestra su apoyo a Bielorrusia

Alexander Lukashenko visitó ayer viernes a Vládimir Putin en la estación balnearia rusa de Sochi, a orillas del mar Negro.

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AFP
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: AFP

Rusia hizo saber su fuerte respaldo al régimen de Alexander Lukashenko en Bielorrusia, ante las críticas europeas tras el desvío de un avión para detener a un opositor.

Lukashenko visitó ayer viernes a Vládimir Putin en la estación balnearia rusa de Sochi, a orillas del mar Negro.

Putin elogió los “resultados concretos” del acercamiento con Bielorrusia, al recibir a Lukashenko. “Estamos construyendo una unión” reforzada entre los dos países, declaró Putin. “Avanzamos de manera firme en esta dirección (...) y ese trabajo ya da resultados concretos para nuestros ciudadanos”, agregó.

“Está muy claro lo que quieren de nosotros, estos amigos occidentales”, dijo Lukashenko ante Putin. “Hay un intento de desestabilizar el país para que la situación sea como la del pasado agosto”, refiriéndose a la ola de protestas contra el régimen.

El domingo, Bielorrusia desvió a Minsk un vuelo que iba de Atenas a Vilna, con el pretexto de un alerta de bomba, pero que acabó con el arresto de un periodista disidente que viajaba a bordo del avión.

Para la Unión Europea (UE), que pidió inmediatamente a las compañías aéreas evitar el espacio aéreo bielorruso, la alerta de bomba era un montaje.

Las sospechas de que la alerta de bomba fue una puesta en escena han quedado reforzadas por dos elementos.

La empresa Proton Technologies, con sede en Suiza, que tiene la dirección de la cuenta electrónica desde donde se envió la amenaza de bomba, reveló que “dicho mensaje fue enviado después de que el avión fuera desviado”.

El sitio Dossier.center publica por su lado una foto presentada como la de dicho correo, cuya hora de envío son la hora 09.57 GMT. Pero la transcripción de las conversaciones entre el vuelo FR4978 y los controladores aéreos bielorrusos, publicada por Minsk, establece que el piloto fue informado de la amenaza a las 09.30 GMT, y un minuto después se le recomendó aterrizar en la capital bielorrusa.

Ayer viernes, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, quieren “cuanto antes” un nuevo paquete de sanciones de la UE a Bielorrusia y confían en que pueda ser adoptado para el Consejo Europeo de junio.

Macron y Merkel, según las autoridades francesas, quieren que las sanciones que se debatan dejen margen suficiente de maniobra que permita aplicar otras en caso de que la situación en el país se deteriore. (AFP, EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados