El gobierno brasileño buscará varios acuerdos económicos

Rousseff hará visita de Estado a Washington

Brasil y Estados Unidos están negociando varios acuerdos para que puedan ser firmados en la visita de Estado que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, hará a Washington en una fecha aún no definida tras haberla suspendido en 2013, afirmó ayer el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff ya estuvo con Barack Obama en la Casa Blanca en 2012. Foto: AFP

El canciller dijo que la fecha de la visita de Rousseff que normalizará las relaciones aún no ha sido acordada debido a que ambos gobiernos coinciden en que tiene que ser aprovechada para firmar varios acuerdos.

"Estuve la semana pasada en Washington y coincidimos en que tiene que ser realizada (la visita) en el momento en que contemos con una agenda (de acuerdos) importante y densa", afirmó el canciller en su pronunciamiento en el Senado.

"Hay mucha cosa en negociación en las cancillerías y en otros ministerios. Vamos a construir una agenda cuando esas negociaciones están avanzadas y maduras", dijo en relación con acuerdos como el que prevé cielos abiertos, la reducción de la doble tributación y la unificación de normas para productos. Según Vieira, tanto Brasil como EE.UU. consideran que "la visita no puede ser desperdiciada apenas con actos protocolarios".

Espionaje.

Las relaciones entre los dos países se vieron afectadas en 2013, cuando Rousseff canceló una visita oficial a Washington en protesta por el escándalo de las escuchas ilegales por parte de organismos de inteligencia de EE.UU., que interceptaron llamadas y correos electrónicos de la mandataria, entre otras muchas personas e instituciones brasileñas.

La jefe de Estado, sin embargo, aseguró en enero pasado, al asumir su segundo mandato, que la relación con Estados Unidos y la Unión Europea es prioritaria para Brasil, lo que fue interpretado como un cambio en la política exterior brasileña, que hasta el año pasado daba prioridad a las relaciones con otras economías emergentes y con países en desarrollo.

Tras el distanciamiento provocado por el escándalo de las escuchas ilegales, diplomáticos y funcionarios de ambos países han tenido diferentes reuniones para reducir las tensiones y Rousseff tuvo una conversación en Brasilia con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, que acudió a su toma de posesión. "La presidenta ya dijo que tiene todo interés (en la visita de Estado) y que la relación es prioritaria y que será realizada en el momento oportuno", aseguró el ministro de Exteriores.

Vieira aseguró que ambos países tienen gran interés en normalizar unas relaciones que son "impresionantes" y que en breve cumplirán 200 años.

"Estados Unidos es el principal inversor extranjero en Brasil y las inversiones brasileñas en Estados Unidos se extendieron a todos los sectores y pasaron a ser de importancia", agregó.

Según el canciller, las empresas brasileñas que invirtieron en EE.UU., adquirieron empresas estadounidenses o se fusionaron a empresas de ese país son responsables por cerca de 110.000 empleos en la mayor economía mundial. "Un hecho relevante es el aumento de la inversión brasileña en EE.UU., que muestra la interconexión entre las dos economías. Brasil tiene hoy una presencia muy grande en la economía estadounidense", afirmó.

Según el ministro, mientras en el año 2000 por cada dólar brasileño invertido en Estados Unidos había 47,5 dólares de inversión estadounidense en Brasil, en 2013 esa proporción se redujo a 2,9 dólares de inversión estadounidense por cada dólar de inversión brasileña.

"Registramos un cambio total de la proporción de las inversión, pero eso no significa que la inversión estadounidense cayó. Al contrario, se mantuvo muy elevada al tiempo que la inversión brasileña creció de forma exponencial. La presencia de empresas brasileñas es enorme en todos los sectores económicos de EEUU. Eso muestra que hay una gran interacción", dijo el canciller.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados