Presidenta intenta relativizar la crisis y fustiga a opositores

Rousseff dice que juicio es nueva forma de golpe

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó ayer que su país "es mucho mayor que una nota" de crédito, en referencia a la rebaja de la calificación de la deuda brasileña al nivel de "bono basura" decidida por la agencia calificadora Standard & Poor’s.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma sostuvo que los pedidos de juicio político son un modelo de golpe de estado. Foto: Reuters.

"Muchos países en esta década pasaron por situaciones difíciles y tuvieron sus notas de riesgo rebajadas. Ya pasó con Estados Unidos, con Francia, Italia, España y ahora pasa con Brasil. Pero todos los países son mayores que sus notas", dijo en una entrevista con radios del interior del estado de San Pablo. "Brasil también es mucho mayor que su nota y, así como todos han vuelto a crecer, Brasil volverá a crecer", sostuvo Rousseff, quien insistió en que su Gobierno está adoptando las medidas necesarias para que la economía del país vuelva a expandirse.

Tras crecer el año pasado un tímido 0,1 %, la economía brasileña entró en recesión a mediados de este año y, según previsiones del sector privado, cerrará 2015 con una contracción en torno al 2,55 %, una tendencia que seguirá en 2016, para cuando se espera una baja del 0,60 %. "Somos la séptima economía del mundo y por eso vamos a atravesar este período de crisis que muchos países ya pasaron y que intentamos evitar por todos los medios, aunque no fue posible", indicó la jefa de Estado, quien insistió en que la actual situación de Brasil se debe en buena medida a las turbulencias globales.

Para intentar recuperar la senda del crecimiento, el Gobierno ha adoptado un impopular plan de ajuste fiscal de corte restrictivo, que incluye un aumento de impuestos y un fuerte recorte del gasto público, así como en el rubro de políticas sociales, la joya de la corona del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

Esas medidas, según Rousseff, permitirán "lograr el reequilibrio fiscal", estimularán las inversiones y con ello ayudará a recuperar las tasas de empleo, que han caído con fuerza en los últimos meses.

La presidenta también reiteró su rechazo a iniciativas de algunos partidos de oposición, que intentan abrir un juicio con miras a su destitución, tanto por la delicada situación económica del país como por los escándalos de corrupción en la estatal Petrobras.

"En los países que pasaron por dificultades, no se vio a nadie proponiendo la ruptura democrática como forma de salida a la crisis. Eso es querer utilizar la crisis como un mecanismo para llegar al poder por medio de una versión moderna del golpe", declaró.

Impacto.

La rebaja de la nota de riesgo de Brasil, que perdió la semana pasada el llamado "grado de inversión" , y la fuerte depreciación del real ante el dólar deberán disminuir el mapa agrícola del país, afirmaron hoy fuentes del sector.

"Tenemos un problema muy serio de liberación de créditos y de intereses un 37 % más altos que el año pasado y no interesa si está por encima o por debajo de la Selic", la tasa de referencia oficial que está en un 14,25 % anual, lamentó el director ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Agroindustria (ABAG), Luiz Cornachioni.

Antes de la rebaja, Cornachioni había advertido en diálogo con Efe sobre la preocupación del sector sobre la cosecha de 2016 y la incertidumbre sobre la "salud financiera" de los agricultores de Brasil, potencia mundial de alimentos y principal exportador mundial de algunos productos como café, carne, soja, naranja y azúcar.

El Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció el lunes pasado una reducción del gasto público para intentar de enderezar las alicaídas cuentas y revertir el duro golpe que supuso para la economía del país que la rebaja de la nota de riesgo al nivel BB+, considerado como de "bono basura".

José Dirceu y extesorero del PT serán encausados.

La Justicia brasileña aceptó las denuncias formuladas por la Fiscalía contra el exministro José Dirceu y el extesorero del PT Joao Vaccari por su supuesta implicación en las corruptelas en Petrobras. Junto con esos dos dirigentes del PT, el juez federal Sergio Moro, responsable del caso, también abrió causas penales contra otros 13 implicados en la trama de corrupción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados