BRASIL

Rousseff asegura que "queda cada vez más claro" que no cometió delito

La presidenta suspendida reaccionó positivamente luego de que un informe presentado en el Senado señalara que no existen pruebas de que participara en maniobras fiscales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff. Foto: EFE

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este martes que son "infundadas" las acusaciones de haber cometido "pedaleadas fiscales" (fintas) y citó el laudo presentado el pasado lunes por el Senado.

"Está quedando cada vez más claro que son infundadas las razones que llevaron al proceso de impeachment", declaró Rousseff.

El 12 de mayo, la mandataria fue separada del cargo mientras se le sustancia el impeachment y en su lugar asumió como presidente interino Michel Temer.

"La junta pericial del Senado afirmó que no hubo participación mía en esa cuestión comentada que es la de las 'pedaleadas fiscales'", aseveró Rousseff, entrevistada por una radio de la región nordeste.

Las así llamadas "pedaleadas fiscales" o "fintas" , para burlar la ley de Responsabilidad Fiscal, es uno de los argumentos esgrimidos por los impulsores del "impechment" y la destitución de Rousseff.

El lunes, ese argumento fue rechazado por un informe técnico elaborado por especialistas del Senado para el cual "no existen" las referidas maniobras para burlar la legislación administrativa.

Los técnicos del Senado no encontraron pruebas de que Rousseff participara en los atrasos en el pago de créditos a la banca pública, considerados por la oposición como maniobras fiscales y que, de acuerdo con la acusación, supondrían un crimen de responsabilidad, lo que podría terminar con la destitución de la jefe de Estado.

Según la acusación, el Gobierno atrasó sistemáticamente el envío de recursos a los estatales Banco do Brasil, Caixa Económica Federal y Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), cantidades que supuestamente fueron utilizadas para pagar programas sociales en un año electoral.

Esas prácticas, que datan de 2014 y se mantuvieron en 2015, dieron sustento a la acusación que llevó a la apertura del juicio político contra Rousseff.

Dirigentes del PT conmemoraron el parecer de los especialistas pero sus adversarios del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) lo consideraron "intrascendente".

Por otra parte, tanto el PSDB como el Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Temer, recordaron que el "impeachment" es un juicio "político" donde es menor la importancia de los alegatos jurídicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados