ITALIA

Roma: tomarse la selfi deja de lado el tapabocas

la policía italiana tiene serias dificultades para imponer el uso de la mascarilla a los visitantes que quieren sacarse una instantánea en la Fontana di Trevi.

Fontana Di Trevi vacía por cuarentena debido al coronavirus. Foto: Reuters
Fontana Di Trevi vacía por cuarentena debido al coronavirus. Foto: Reuters

“¡Saquénsela, saquénsela!”. Inmediatamente después de que un agente se haya girado, un padre de familia pide a sus hijos que se quiten la mascarilla. En la Fontana di Trevi, la prioridad de los turistas no es protegerse del coronavirus, sino hacerse una foto de familia.

Delante de esta imponente obra barroca, uno de los lugares más turísticos de Roma, la policía italiana tiene serias dificultades para imponer el uso de la mascarilla a los visitantes que quieren sacarse una instantánea.

Desde el lunes, el uso de las mascarillas es obligatorio por la noche en las zonas más concurridas de la capital italiana.Con esta medida, junto con el cierre de discotecas, las autoridades esperan frenar una nueva ola de contagios del COVID-19. Unos pocos policías municipales recuerdan a todos que deben usar la mascarilla.

Cuando empieza el atardecer, es uno de los momentos de mayor presencia de visitantes en el centro de la capital italiana, con sus callejones llenos de turistas con pantalones cortos, lentes de sol y que degustan un “gelato” (helado).

Italianos, ingleses, franceses o incluso algunos pocos indios o chinos, todos ellos se suceden ante sus teléfonos o cámaras.

La estatua de Neptuno, dios del océano, concentra la mirada de los curiosos en el centro de un monumento que hizo construir el papa Clemente XII en 1732 en homenaje al océano y la belleza del agua.

Pero tres siglos más tarde, sus visitantes están sobre todo pendientes de hacerse un selfi y compartirlo en sus cuentas de Instagram, Snapchat o TikTok.

“Señoras y señores, pónganse la mascarilla”, insisten los policías, con signos si hace falta para los extranjeros, sobre la necesidad de respetar las medidas.

“Recibí una advertencia de un policía”, bromea un joven francés, mientras que otra visitante española reconoce lo que piensan la mayoría de turistas ante la Fontana di Trevi: “Es mucho mejor fotografiarse sin usar la mascarilla”. (Con información de AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados