ITALIA

Roma destapa nuevo clan mafioso entre piscinas con mármol y estatuas doradas

Un tribunal de Roma clasificó a esta familia como una asociación mafiosa y condenó a cinco de sus miembros a penas de hasta 30 años de cárcel.

Muebles adentro de una de las villas de Casamonica. Foto: AFP.
Muebles adentro de una de las villas de Casamonica. Foto: AFP.

La amenazaron con disolverla con ácido, pero Debora Cerreoni no descartó comparecer como testigo decisivo para destapar el clan mafioso liderado por la familia Casamonica en Roma.

Los Casamonica aparecieron en los principales titulares en 2015 durante el funeral en la capital italiana del "tío Vittorio", cuyo féretro recorrió sus calles en un coche fúnebre dorado tirado por caballos.

Un helicóptero lanzó pétalos de rosa y carteles pegados fuera de la iglesia donde se estaba celebrando su funeral lo presentaban como el "rey de Roma", mientras se recibían a los asistentes a la ceremonia con la música de "El Padrino".

Aunque algunos de sus miembros se han jactado de poder desafiar a las mafias tradicionales, los Casamonica fueron considerados durante mucho tiempo como un grupo criminal con tintes violentos, pero local.

Sin embargo, todo eso cambió esta semana, cuando un tribunal de Roma clasificó a esta familia como una asociación mafiosa y condenó a cinco de sus miembros a penas de hasta 30 años de cárcel por tráfico de drogas, extorsión y usura.

Policía en una de las villas de Casamonica. Foto: AFP.
Policía en una de las villas de Casamonica. Foto: AFP.

"Se trata de un veredicto muy importante porque destruye la ilusión de que no hay mafia en Roma", explica a la AFP Nando Della Chiesa, profesor de Sociología especializado en crimen organizado de la Universidad de Milán.

"La ciudad tiene dificultades para aceptar el hecho de que hay elementos de potentes mafias calabresa ('Ndrangheta) y napolitana (Camorra), pero que también hay una mafia local", agrega Della Chiesa.

Los Casamonica, que tienen sus raíces en la comunidad gitana, llegaron a Roma en 1939 procedentes de los Abruzos.

En el momento de la muerte del patriarca Vittorio en 2015, sus descendientes eran conocidos por la policía por sus actividades como prestamistas despiadados con una inclinación a una vestimenta ostentosa y excesiva con bisutería.

Vittorio aprendió junto con un poderoso amigo de los bajos fondos de la Roma de los años 70, Enrico Nicoletti, apodado el "cajero" de la banda la Magliana, un grupo que controlaba el tráfico de drogas en la capital.

Maquinaria destruye villas de Casamonica. Foto: AFP.
Maquinaria destruye villas de Casamonica. Foto: AFP.

Casado con el clan

Al igual que Nicoletti, el "tío Vittorio" tenía conocimientos en las altas esferas, "en la policía, en el Vaticano (...) Entraba en todas las partes, obtenía todo lo que quería", según un testimonio.

Una vez enriquecida, la familia construyó villas con piscinas adornadas con mármol, muebles dorados y grandes estatuas de caballos, en alusión a sus orígenes como comerciantes de caballos.

Tras establecer vínculos con traficantes colombianos, se embarcaron en el tráfico de cocaína.

Durante un importante golpe en 2012, 32 miembros del clan fueron arrestados y se incautaron bienes por valor de millones de euros, lo que llamó la atención de la autoridades.

Imagen de un trono dentro de una de las villas de los Casamonica. Foto: AFP.
Imagen de un trono dentro de una de las villas de los Casamonica. Foto: AFP.

En 2018, la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, ordenó la destrucción de ocho villas construidas sin permiso que pertenecían a los Casamonica, decoradas con tronos, falsos frescos y leones. "El combate continuará", prometió la edil esta semana.

Los Casamonica no tienen jefe, pero funciona como un "archipiélago" de islas unidas por matrimonios concertados, según un informe del Observatorio del Crimen Organizado (CROSS).

Las mujeres juegan un papel importante, pero no se les permite trabajar fuera de sus hogares. En cuanto a los adolescentes se les saca del sistema escolar después de los primeros cursos.

Las relaciones amorosas con mujeres no gitanas son consideradas como peligrosas, según el informe.

Testificar contra su familia

Una de las villas de los Casamonica por dentro. Foto: AFP-
Una de las villas de los Casamonica por dentro. Foto: AFP-

Es precisamente una de estas mujeres, Debora Cerreoni, exesposa de Massimiliano Casamonica, la que ha aceptado testificar contra su antigua familia después de haber estado controlada, humillada y amenazada durante años.

"Destruyeron mi vida (...) No me había casado solo con Massimiliano, sino con todo el clan", declaró el pasado año Cerreoni ante el tribunal. Cuando intentó huir, "me amenazaron con disolverme en ácido", prosiguió.

Al final, logró escapar, y su testimonio fue crucial para ayudar a los investigadores a comprender el mundo de los Casamonica y, en particular, su idioma, una mezcla de gitano, dialecto de Abruzo y jerga romana.

"El impacto de este veredicto en el clan aún no está claro, pero una cosa es cierta: ya no goza de la impunidad que pudo haber tenido en un momento", subraya Nando Dalla Chiesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados