PALACIO DE DRESDE

Roban en Alemania la célebre colección de joyas de la monarquía sajona

Los ladrones entraron rompiendo una ventana y tirando después el cristal de una gran vitrina, de donde se llevaron las gemas.

Un funcionario de Policía Científica recoge indicios del robo. Foto: AFP
Un funcionario de Policía Científica recoge indicios del robo. Foto: AFP

A las 4.59 horas de ayer lunes la policía recibía un aviso desde el palacio real de Dresde (Alemania). Las cámaras habían grabado a dos ladrones que habían entrado al museo en el que se exhibe la célebre colección de joyas de la monarquía sajona. Cuando llegó la policía ya era demasiado tarde. Los delincuentes habían escapado con un botín, de valor “incalculable”, de acuerdo con lo que anunciaban poco después en conferencia de prensa los responsables de la Colección Estatal de Arte de Dresde.

Los ladrones entraron rompiendo una ventana y tirando después el cristal de una gran vitrina, de donde se llevaron las gemas. Poco antes, un pequeño incendio cerca del museo había cortado la corriente, lo que afectó el sistema de alarmas. Eso permitió que los los criminales pudieraan moverse protegidos por la oscuridad.

La policía ha indicado que aún investigan la posible conexión del fuego con el robo.

En la sala barroca se exhibía una colección real de joyas del siglo XVIII. Los investigadores calculan que el robo podría afectar a un centenar de piezas divididas en tres juegos. Son broches, botones, medallas y todo tipo de joyas decoradas con diamantes, rubíes, esmeraldas y zafiros.

Los responsables del museo aseguraron que no está claro todavía cuántas piezas en total han desaparecido.

Asombro de los funcionarios.

“Estamos estupefactos ante la brutalidad de este robo”, aseguró Marion Ackermann, la directora del museo, en conferencia de prensa, donde rehusó poner cifras al valor de los objetos robados, por considerar que una cosa es el valor material de las joyas y otra el histórico. Además, esta colección es singular, ya que se trata de juegos completos, cuyo valor supera con creces al de la suma de sus componentes. La policía busca a los ladrones y ha instalado controles en las carreteras para tratar de frenar su huida. Los responsables del museo consideran difícil que esas piezas tan singulares se puedan vender en el mercado y pasar desapercibidas. Sí podrían, sin embargo, acabar talladas y vendidas.

Michael Kretschmer, presidente del Estado federado de Sajonia, donde se encuentra el museo, dijo que el robo no solo afecta a la colección de arte estatal, sino a toda Sajonia, y que el acto constituye un ataque a la identidad de este Estado al sur de Berlín. “No se puede concebir la historia de este Land sin la Bóveda Verde y las colecciones de arte estatales”, dijo.

Colección célebre.

Dresde, también conocida como la Florencia del Elba por su belleza, es la capital de Sajonia, situada en el este de Alemania. En la cámara del tesoro de su palacio real descansaba hasta ayer lunes una de las colecciones de piezas de orfebrería, estatuas, piedras preciosas y otros objetos antiguos más importantes del mundo, de la época de Augusto II El fuerte, príncipe de Sajonia y rey de Polonia (1670-1733).

Una de las piezas más valiosas de la Bóveda Verde se encuentra actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York. Es el conocido como Diamante Verde, de 41 quilates, y está en préstamo en una exposición que se realiza en el prestigioso museo.

La policía de Dresde anunció que se ha puesto en contacto con la de Berlín, donde se produjo un incidente similar hace apenas dos años. En la capital alemana, tres encapuchados sacaron en medio de la noche una moneda de oro de 100 kilos expuesta en el Bode, en la isla de los museos de Berlín.

Los sospechosos fueron detenidos poco después, pero de la moneda no queda ni rastro. Los expertos consideran que pudo haber sido fundida y el oro vendido poco después del robo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)