RONDA DE CONSULTAS

El rey Felipe VI encomienda a Pedro Sánchez formar gobierno en España

El líder socialista necesitará apoyos de otros partidos; expertos advierten por la “fragmentación” política.

El primer ministro español, Pedro Sánchez, se reúne con el rey Felipe VI. Foto: Reuters
VEA EL VIDEO

El socialista Pedro Sánchez recibió ayer jueves el encargo del rey de España, Felipe VI, de formar gobierno. “Asumo el encargo del rey de intentar la investidura con honor y responsabilidad y también con una enorme gratitud a la confianza expresada por el pueblo español”, dijo Sánchez, presidente en funciones, luego de la ronda de entrevista del rey Felipe con los líderes de los partidos con representación parlamentaria.

Las consultas del rey Felipe, que comenzaron con los partidos de menor representación en la Cámara (regionalistas, nacionalistas y otros de izquierda), concluyeron ayer jueves con Sánchez, como líder del partido con más diputados y aspirante a la reelección como jefe del Ejecutivo.

El objetivo de estos encuentros, marcados por la Constitución, es que el monarca escuche la opinión de todos los partidos y sondear cuál de ellos cuenta con más apoyos parlamentarios para poder presentar un candidato a presidente del Gobierno, que después debe ser elegido en la Cámara Baja.

De esta ronda se desmarcaron ERC (independentistas catalanes) y EH Bildu (independentistas radicales vascos).

Tras las elecciones generales del 28 de abril, el partido con más escaños es el socialista (PSOE), con 123, seguido del Partido Popular (PP), con 66, Ciudadanos con 57, la coalición de izquierda Unidas Podemos con 42 y el partido ultraderechista Vox, que se estrenó en la Cámara con 24 escaños.

Llegado al poder en junio de 2018 gracias a una moción de censura contra su antecesor, Mariano Rajoy del PP, Sánchez necesita una mayoría absoluta de 176 apoyos sobre 350 en el voto de investidura.

“No hay otra alternativa posible”, remarcó Sánchez, afirmando que su compromiso es “construir grandes consensos, dialogando con todos, (...) en estos cuatro años si cuento con la confianza de la cámara”.

Sánchez “se beneficia de que tiene una oposición muy fragmentada frente a él, que no puede articular una mayoría de gobierno diferente”, explicó a la AFP Pablo Simón, politólogo de la Universidad Carlos III de Madrid.

Unidas Podemos, con 42 diputados, está dispuesta a darle sus votos pero a cambio de entrar en el gobierno.

“Sería lo más sensato que en España hubiera un gobierno de coalición progresista (...) que garantice la estabilidad política en los próximos cuatro años”, afirmó su líder Pablo Iglesias ante periodistas.

El PSOE se muestra reticente, prefiriendo un gobierno minoritario que busque apoyos caso por caso.

De todas maneras, para obtener la investidura en segunda votación Sánchez necesita el apoyo de Podemos y de varios partidos regionalistas, aunque intentará evitar el de los separatistas catalanes y vascos, que puede granjearle acusaciones de liquidar la unidad de España.

“La fragmentación hace que el gobierno vaya a tener que pelear cada apoyo”, comenta Pablo Simón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)