TENSIÓN

Renuncia presidente de Perú luego de fuertes protestas

Represión policial provocó dos muertos, heridos y desparecidos en Lima

Protestas en Perú. Foto: AFP.
Protestas en Perú. Foto: AFP.

El presidente de Perú, Manuel Merino, renunció ayer cinco días después de haber asumido el poder, lo que desató una celebración en las calles peruanas tras varias jornadas de protestas duramente reprimidas por la policía, en las que hubo dos muertos y un centenar de heridos.

"Quiero hacer de conocimiento a todo el país que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República", declaró por televisión el fugaz gobernante.

Merino había sustituido el martes al popular mandatario Martín Vizcarra, un día después de que éste fuera destituido por el Congreso por un caso de presunta corrupción.

El Congreso deberá ahora designar a un nuevo presidente que pacifique el país. Será el tercero en menos de una semana, en una nación muy golpeada por la pandemia del coronavirus y la recesión económica, que se sumió en una crisis política tras la destitución de Vizcarra.

Merino, un centroderechista de 59 años, dijo que para que no haya "vacío de poder", los 18 ministros que él juramentó el jueves seguirán en sus puestos temporalmente, aunque en la práctica todos habían renunciado tras la represión a los manifestantes el sábado.

Tras la dimisión de Merino, Perú estará unas horas sin presidente, hasta que el Congreso designe a uno nuevo entre sus miembros, posiblemente alguno de los 19 parlamentarios que no votaron a favor de destituir a Vizcarra.

El Congreso había exhortado minutos antes al presidente a dimitir, bajo la amenaza de que iba a echarlo si no renunciaba. Los líderes parlamentarios, que acompañaron a Merino en el juicio político contra Vizcarra, abandonaron al nuevo gobernante tras la violenta represión de las protestas, que generó una ola de condenas.

Apenas Merino hizo el anuncio, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas en una bulliciosa celebración.

“Lo logramos. ¿Se dan cuenta de lo que somos capaces de hacer?", escribió en las redes sociales el seleccionado peruano de fútbol Renato Tapia.

Manuel Merino. Foto: AFP
Manuel Merino. Foto: AFP

Festejos

El exmandatario Vizcarra celebró la renuncia del presidente y exhortó al Tribunal Constitucional a pronunciarse lo antes posible sobre su destitución del cargo el pasado 9 de noviembre. “Ha salido un dictadorzuelo de palacio. Merino ha dado un paso al costado. Estaba resquebrajando nuestra democracia", dijo a la prensa.

El pleno del Parlamento fue convocado para la tarde este lunes para escoger al nuevo gobernante, que podría salir del centrista Partido Morado, el único que se opuso en bloque a la destitución de Vizcarra.

Las manifestaciones del sábado han dejado dos muertos y 94 heridos, según responsables del Ministerio de Salud. Pero la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos afirmó que los lesionados son 112 y alertó que además hay 41 manifestantes "desaparecidos" tras las marchas en Lima y otras ciudades del país.

La represión de esas protestas le costó el poco apoyo político que tenía a Merino. El presidente del Congreso, Luis Valdez, exigió su "renuncia inmediata", sumándose a la demanda que miles de manifestantes hacían desde el martes.

“El Congreso debe pedir perdón al país por una decisión tan irresponsable (de destituir a Vizcarra)", dijo la legisladora izquierdista Mirtha Vásquez, del Frente Amplio, una de las 19 integrantes del Parlamento que votó contra la destitución de Vizcarra.

Merino, un político casi desconocido para los peruanos antes de asumir el mando, fue criticado incluso por figuras de su propio partido, la centroderechista Acción Popular, como el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

La actuación policial ha sido severamente cuestionada por la ONU y organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, desde que empezaron las protestas el martes, el día que asumió Merino.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un ente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), lamentó la muerte de los dos manifestantes "durante acciones de represión estatal a las protestas multitudinarias" y exigió "investigar inmediatamente los hechos y establecer responsabilidades".

Manuel Merino y el mandato más breve

Cinco días de protestas y la dura represión policial a miles de indignados jóvenes, terminaron con los sueños presidenciales de Manuel Merino, quien renunció ayer. Ingeniero agrónomo de 59 años había sido elegido en marzo como presidente del Congreso. Ganó un escaño con solo 5.271 votos en los comicios legislativos. Su elección como jefe del Congreso fue impulsada por Acción Popular, formación a la que pertenece “Es un típico cacique provinciano, un político discreto”, dice el analista José Requena.

ADEMÁS

Políticos buscan solución a la crisis que ellos crearon

Los aliados de Manuel Merino que lo encumbraron a la Presidencia de Perú al destituir a Martín Vizcarra, le dieron la espalda en tiempo récord y forzaron su dimisión mientras buscan una salida apresurada a la crisis que ellos mismos crearon, dos muertos y varias masivas protestas ciudadanas después.

Hasta 105 votos recibió la moción en el Congreso para destituir a Vizcarra y habilitar así que Merino, el presidente del Congreso, opositor, asumiese el poder Ejecutivo cuando apenas faltaban cinco meses para las elecciones generales.

En esa votación, que superó los dos tercios necesarios que exigía la Constitución, se unieron en una amalgama de partidos muy diversos y variopintos, desde el populismo de derechas a la izquierda y el ultranacionalismo, todos con intereses muy personales.

A nadie en Perú se le escapó que alguno de los que impulsaron la salida de Vizcarra lo hicieron con el objetivo de alcanzar un ministerio de la mano de Merino, o al menos tener mayor llegada al Ejecutivo para conseguir sus objetivos políticos, en ocasiones explícitamente contrarios a los de Vizcarra.

Varios partidos, como es el caso de los populistas Podemos Perú y Alianza para el Progreso, tienen líderes que son dueños de universidades privadas que habían sido perjudicadas por la reforma universitaria impulsada por Vizcarra.

Otros como los ultranacionalistas de Unión Por el Perú (UPP) buscan sin tapujos el indulto de su líder, Antauro Humala, el hermano del expresidente Ollanta Humala (2011-2016) que cumple una condena de 19 años de prisión por la muerte de cinco policías durante una asonada militar en 2005.

Ahora muchos congresistas de estos partidos que votaron a favor se desentienden e incluso pidieron la renuncia de Merino. Hoy lunes el Congreso sesionará para designar al nuevo presidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados