ESPAÑA

Reñido final electoral en Cataluña

Secesionistas del ERC y unionistas de Ciudadanos disputan cada banca en el Parlamento.

Líder: Inés Arrimadas, de ciudadanos, en diálogo con jóvenes. Foto: EFE
Líder: Inés Arrimadas, de ciudadanos, en diálogo con jóvenes. Foto: EFE

Cataluña encara la recta final de las elecciones regionales del próximo jueves, que se celebrarán en circunstancias insólitas y decidirán si los independentistas repiten mayoría o pierden el poder en unos comicios clave para toda España.

Lo que está en juego el 21 de diciembre "es enorme, para todos los catalanes y el resto de España", dijo este jueves la ministra de Sanidad, la catalana Dolors Montserrat, integrante del Partido Popular que lidera el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy.

Las elecciones regionales permitirán elegir a los 135 diputados del Parlamento regional catalán, dominado por los secesionistas en la anterior legislatura. La gran pregunta está en ver cuál será su fuerza en la nueva cámara. Una eventual victoria podría reactivar el conflicto, aunque muchas figuras del separatismo parecen descartar la vía unilateral. Optando por esta vía, el Parlamento catalán declaró la independencia el pasado 27 de octubre. En cuestión de horas, el gobierno de Rajoy respondió disolviendo la cámara, cesando al gobierno regional y convocando estas elecciones anticipadas, a fin de recuperar la "normalidad".

Algunos líderes del campo secesionista, entre ellos el cesado presidente Carles Puigdemont, presentan los comicios como un nuevo plebiscito sobre la autodeterminación, tras el celebrado el 1 de octubre pese a su prohibición por la justicia.

La campaña ha sido insólita. Puigdemont, reclamado por la justicia española por rebelión, sedición y malversación de fondos, se encuentra en Bruselas con cuatro miembros de su ex gobierno. Desde allí ha intervenido por videoconferencia en varios actos de campaña, ya que encabeza una de las listas separatistas (Juntos por Cataluña), y multiplicado los comentarios en su cuenta de Twitter.

Su vicepresidente cesado, Oriol Junqueras, acusado de los mismos cargos, está en prisión desde el 2 de noviembre pero encabeza la lista de su partido, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

A seis días de la votación, los cinco sondeos publicados le dan a las listas separatistas un total de entre 63 y 69 escaños en el Parlamento catalán, donde la mayoría absoluta está en 68 asientos.

Los partidarios de que Cataluña siga en España obtendrían entre 56 y 63 escaños, y la lista de izquierda radical Cataluña en Común, que podría decantar la balanza de un lado u otro, entre 8 y 11 diputados.

Dos institutos de sondeos prevén que los independentistas podrían conservar la mayoría absoluta de que gozaban en la cámara saliente. El instituto Gesop, cuyas proyecciones fueron publicadas en El Periódico de Cataluña, da a los separatistas entre 66 y 69 escaños (frente a los 72 que lograron en 2015), y Sigma Dos, retomado por el diario madrileño El Mundo, entre 64 y 69 diputados.

La primera plaza se la disputarían los independentistas de ERC, ganadores según tres sondeos, y los unionistas de Ciudadanos, que de acuerdo con otros dos institutos, se impondrían el 21 de diciembre.

ERC obtendría según las proyecciones entre 29 y 35 bancas. También en el bloque independentista, la lista Juntos por Cataluña de Puigdemont lograría de 22 a 30 escaños, y la Candidatura de Unidad Popular (extrema izquierda) entre 6 y 9 curules, frente a los 10 obtenidos en 2015.

Del lado unionista, Ciudadanos sacaría de 27 a 36 asientos, seguido del Partido Socialista (de 19 a 24) y el Partido Popular (PP, derecha) del presidente del gobierno Mariano Rajoy, con entre 5 y 8 diputados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)