VIDEO

Reino Unido sigue a paso firme su ruptura con la UE

El proceso se activará en marzo y será votado por el parlamento británico.

May: el Brexit significará la salida del mercado único europeo
May: el Brexit significará la salida del mercado único europeo

Reino Unido ya se siente fuera de la Unión Europea (UE). La primera ministra, Theresa May, defendió ayer martes una ruptura "clara y nítida" al declarar que el Brexit significaba también una salida del mercado único europeo. "El Reino Unido no puede continuar siendo parte del mercado único", subrayó May en un esperado discurso en Londres con el que luego de meses de suspenso reveló sus prioridades para las negociaciones con la UE.

May, que tiene previsto activar el procedimiento de divorcio del Reino Unido con la UE antes de fin de marzo, preludio a dos años de negociaciones, anunció que someterá el acuerdo final al Parlamento británico, lo que hizo subir la libra esterlina.

Bruselas no comentó oficialmente la hoja de ruta de la primera ministra británica. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, saludó sin embargo en su cuenta de Twitter un discurso "más realista" que los anteriores por parte de May.

Para la primera ministra, mantener al Reino Unido en el mercado único de 500 millones de consumidores es incompatible con la prioridad número uno de Londres: controlar la inmigración europea que pasa por el fin del principio de libre circulación de trabajadores.

En el referéndum de 2016, 52% de los electores británicos votaron por salir de la UE y muchos citaron el control de la inmigración como motivo principal.

La voluntad de una salida del mercado único vuelve "todavía más probable" el escenario de un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia, donde se votó mayoritariamente por seguir en la UE, reaccionó la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, que consideró que eso comportaría "una catástrofe económica".

Tras meses de incertidumbres sobre sus intenciones, May dijo que deseaba "una nueva asociación equitativa" con la UE, "no un estatuto de miembro parcial o asociado de la UE, que nos dejaría mitad adentro o mitad afuera". Además, defendió un "nuevo acuerdo" sobre la unión aduanera.

Durante meses, May fue objeto de críticas por el silencio que mantenía sobre sus planes, argumentando que dar demasiados detalles debilitaría la posición negociadora británica cuando se active a fines de marzo el proceso de desconexión. La primera ministra detalló 12 prioridades negociadoras, incluida la limitación de la inmigración, abandonar la jurisdicción de la Corte Europea de Justicia y poner fin a la membresía de la unión aduanera, que fija los aranceles externos de los bienes importados dentro del bloque. Pese a todo, afirmó que quiere un acuerdo que mantenga el comercio con Europa "lo más libre de fricciones posible".

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, se felicitó por los anuncios de May expresando: "al fin un poco de claridad".

La UE indicó a Londres que la libertad de circulación de bienes, de capitales y de servicios estaba indisolublemente unida a la de las personas.

Pero aun así May aseguró que buscaría "tener el mayor acceso posible" al mercado único, habida cuenta de que el 44% de las exportaciones británicas se hicieron a la UE en 2015. Para evitar "un cambio demasiado brusco", propuso una implementación "por etapas" de un acuerdo con la UE al término de las negociaciones.

La comunidad empresarial se congratuló por las precisiones de May, aunque subrayaron que todavía quedaba lo más difícil por hacer: garantizar el mejor acceso posible al mercado europeo. "En los negocios, lo que cuenta verdaderamente es que lo que uno obtiene en las negociaciones, no lo que uno desea", dijo Adam Marshall, director general de la Cámara de Comercio británica.

La primera ministra británica fijó doce prioridades en el proceso de salida del Reino Unido. Foto: AFP
La primera ministra británica fijó doce prioridades en el proceso de salida del Reino Unido. Foto: AFP

"El mejor amigo".

"Al Reino Unido le interesa que la UE tenga éxito", dijo May. Gran Bretaña seguirá siendo "el mejor amigo y vecino de nuestros socios europeos", prometió. La primera ministra insistió sobre la construcción de un Reino Unido "abierto al mundo", que firma sus propios acuerdos comerciales con los países del Commonwealth, con los asiáticos y con Estados Unidos.

El discurso de May marca una verdadera ruptura y lanza a su país hacia la vía de un Brexit "duro".

"Discurso realista en tiempos surrealistas".

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, calificó ayer martes de "más realista" el discurso de la primera ministra británica, Theresa May, sobre el Brexit, en el que defendió una ruptura "clara y nítida" con la UE.

"Triste proceso, tiempos surrealistas, pero al menos un anuncio más realista sobre el Brexit", tuiteó Tusk, quien reiteró que los 27 miembros del bloque están "listos" para negociar con Londres, una vez comunique oficialmente su intención de abandonar el bloque. El 44% de las exportaciones británicas fueron a la UE en 2015. Para el negociador de la Comisión Europea para el Brexit, Michel Barnier, una "salida ordenada" es un requisito previo para la futura relación entre Reino Unido y la Unión Europea. "Mi prioridad es obtener un buen acuerdo para" los 27, tuiteó. El presidente del ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, mantuvo ayer una conversación telefónica de "cortesía" con la primer ministra May, antes de pronunciar un discurso ante la Eurocámara hoy miércoles por la mañana, anunció su portavoz.

Italiano de derecha al Parlamento Europeo.

El político italiano Antonio Tajani (PPE, derecha), próximo a Silvio Berlusconi, se convirtió ayer martes por la noche en presidente del Parlamento Europeo, tras una reñida elección que deja en manos de los conservadores las principales instituciones de la UE. Tajani, de 63 años, reemplazará al socialdemócrata Martin Schulz. Previamente, el flamante presidente había sido recibido entre vítores y aplausos. Ante los eurodiputados reunidos en Estrasburgo (noreste de Francia), este excomisario europeo se comprometió a "ser el presidente de todos", a respetar "todos los grupos". Su victoria la dedicó a las "víctimas del terremoto" en Italia y a las "víctimas del terrorismo", así como a todos "los que sufren en este momento". Necesitó cuatro rondas su elección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados