LA BITÁCORA

La reina desnuda

Ala mujer que reinó sobre un trono de amplias mayorías nacionales, apenas le queda un feudo en el conurbano bonaerense: La Matanza. Ella era la única que corría con ventaja.

Aunque el kirchnerismo se volviera irrelevante en el resto de Argentina, con vencer claramente al candidato de Macri en la Provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner quedaba en pie y con capacidad para obstruir la recuperación económica que, en la segunda mitad del mandato actual, sellará la suerte futura del actual presidente. Pero ni contando con semejante facilidad para seguir en el centro de la escena la jefa del kirchnerismo logró su cometido.

También tenía a su favor la opacidad del candidato oficialista y la debilidad de la economía. Esteban Bullrich es un dirigente con poco músculo propio para estas peleas y la economía llegó hasta las PASO mezquinando buenas noticias que ayudaran al macrismo. Por el contrario, la realidad económica es un viento en contra porque la clase media sigue en retroceso y las clases bajas siguen sumergidas.

Aun con eso a su favor, Cristina no pudo lograr un resultado mínimamente aceptable. El único kirchnerista que pudo festejar fue Agustín Rossi en Santa Fe. Pero eso no revierte para Cristina lo que implica no haber podido noquear al frágil contendiente con que Macri la enfrentó en Buenos Aires.

Si a eso se suma que el kirchnerismo fue arrasado en su propio feudo, Santa Cruz, sepultando en votos nada menos que a la hermana de Néstor Kirchner; y que los hermanos Rodríguez Saa, amos de San Luis a los que siempre les fue bien como enemigos del kirchnerismo, sufrieron la primer derrota catastrófica en su provincia justo ahora que se aliaron con Cristina, lo que queda como resultado es la cifra que muestra una veloz descomposición del liderazgo de la mujer que reinó sobre los argentinos.

En el camino a la elección de octubre, al macrismo le alcanza con no cometer errores ni ostentar soberbia triunfalista. Si coloca a María Eugenia Vidal (la nueva gran estrella política de Argentina) en el centro del escenario, las chances del oficialismo de enterrar más profundamente a Cristina son muy grandes.

La gran pregunta que dejaron las PASO es qué hará la viuda de Kirchner. Está obligada a inventar algo contundente. Si no encuentra una carta inesperada y poderosa, la intrascendencia seguirá avanzando sobre ella y arrinconándola contra los jueces que la investigan por corrupción en gran escala.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)