ALEMANIA

Los Reimann, la rica familia avergonzada de su pasado nazi

Donará 11,2 millones de dólares a obras de caridad en Alemania.

Los nazis gobernaron en Alemania entre 1933 y 1945. Foto: Archivo
Los nazis gobernaron en Alemania entre 1933 y 1945. Foto: Archivo

La familia Reimann es una de las más acaudaladas de Alemania. La nueva generación ha descubierto un paso oscuro que los vincula con el régimen de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

La historia no la pueden cambiar, pero avergonzados por lo que hicieron sus antepasados, acaban de anunciar un donativo de 10 millones de euros (11,3 millones de dólares) a obras de caridad después de enterarse del uso de trabajo forzado que hizo su empresa durante la Segunda Guerra.

"Reimann senior y Reimann junior fueron culpables. Los dos empresarios murieron y deberían haber sido encarcelados", dijo Peter Harf, portavoz de la familia Reimann.

Albert Reimann padre murió en 1954 y su hijo en 1984. La compañía que fundaron, JAB Holding, es hoy un gigante que posee marcas que van desde Clearasil hasta Calgon.

Con una riqueza estimada en 33.000 millones de euros, se cree que la familia Reimann es la segunda más rica de Alemania.

Harf dijo que la familia comenzó a indagar en su oscuro pasado en la década de 2000, y en 2014 decidió encargar a un historiador una investigación exhaustiva de los vínculos de sus antepasados con el nazismo.

La familia contempla hacer un recuento público detallado de esta situación cuando el libro del historiador Paul Erker, de la Universidad de Munich, esté terminado, precisó Harf.

Al citar cartas y documentos de archivo, la publicación Bild am Sonntag reveló que Reimann padre fue un financista voluntario de las SS de Hitler desde 1931.

Su compañía fue considerada en 1941 como una firma "crucial" en la guerra, ya que producía artículos para la Wehrmacht, las fuerzas armadas unificadas de la Alemania nazi desde 1935 a 1945, y para la industria de armamentos.

En 1943 la compañía usó hasta 175 trabajadores forzados y empleaba a un capataz que era conocido por su trato cruel.

Según esta publicación, Reimann padre e hijo emplearon civiles rusos y prisioneros de guerra franceses en sus empresas en Ludwigshafen durante la era nazi. Además, se ha evidenciado que ambos eran antisemitas que apoyaron a Hitler.

La nueva generación Reimann quedó "sin palabras", "avergonzados y en blancos", al conocer lo que habían hecho sus antepasados, señaló el portavoz. "No hay nada que pasar por alto. Estos crímenes son repugnantes", afirmó Harf, quien añadió que la familia quiere hacer público el informe una vez que se concluya.

Por el momento no ha trascendido a qué fines se va a destinar concretamente los 11,3 millones de dólares que donarán.

La familia Reimann solicitó la investigación sobre sus antepasados tras examinar unos documentos de su archivo privado que ponían en duda las conclusiones de un informe de 1978 en el que se apuntaba que las relaciones con el régimen nacionalsocialista eran menores.

El grupo Reimann controlan conocidas empresas de alimentación y restauración (Panera Bread, Krispy Kreme Doughnuts, Jacobs Douwe, Brueggers y Pret A Manger), pero tiene intereses en otros sectores como el de los cosméticos (Coty, Wella).

La revista económica alemana Manager Magazin les estimaba una riqueza de 33.000 millones de euros el año pasado (y los situaba como la familia más acaudalada del país).

Una de las empresas del grupo, la especializada en cafés Keurig Green Mountain, acaba de firmar un acuerdo con la compañía de refrescos sin alcohol Dr Pepper Snapple Group para crear un gigante de bebidas, que generaría 11.000 millones de dólares al año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)