ALERTA DE LA ONU

Refugiados, víctimas de la ola polar europea

La ola de frío extremo que azota Europa desde hace semanas, está teniendo consecuencias gravísimas para los refugiados y migrantes a la intemperie, o en centros paupérrimos en varias ciudades del continente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ola de frío en Europa dejó decenas de muertos. Foto: AFP

Organizaciones de derechos humanos y de ayuda a los solicitantes de asilo han lanzado la voz de alarma por las condiciones en las que estas personas están afrontando las bajas temperaturas y han alertado de que la situación se puede agravar, además, en los próximos días ya que se prevé que hará todavía más frío en países como Bulgaria.

"Se trata de salvar vidas, no de papeleos y de cumplir las disposiciones burocráticas", advirtió la ONU a través del Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur), después de que cinco migrantes hayan perdido la vida en los últimos días en Europa debido a la ola de frío y nieve.

Cinco migrantes mueren en los últimos días en Europa por la ola de frío.

Y estos no son los únicos fallecidos por las bajas temperaturas —en los últimos 14 días puede haber una decena, aunque los recuentos no están confirmados— mientras los gobiernos de la Unión Europea asisten casi en su totalidad impasibles a la tragedia.

En Serbia, en la frontera con Bulgaria, los migrantes y refugiados tratan de mantenerse calientes con hogueras y con protecciones elaboradas con cartones.

En Belgrado, unos 1.500 refugiados duermen en parques, bodegas abandonadas y en estacionamientos para vehículos, sin apenas nada para guarecerse. Allí, en la capital serbia, varios migrantes combatían ayer sábado las bajísimas temperaturas lavándose con jarros con agua hirviendo.

En los campamentos de Grecia y en Bulgaria, la situación también es dramática, según las ONG sobre el terreno. (El País de Madrid).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados