CAMPAÑA ELECTORAL

Recta final en EE.UU.: 40% de los votantes no aceptaría una derrota de Trump o Biden

A una semana de las elecciones en Estados Unidos, la tensión aumenta. Más de 60 millones ya votaron y Joe Biden sigue primero las encuestas.

Centro de votación anticipada en EE.UU. Foto: Reuters
La campaña electoral entró en su última semana con un marcado contraste entre los dos aspirantes. Foto: Reuters

Hoy estamos exactamente a una semana de las elecciones del martes 3 de noviembre en Estados Unidos. Estos comicios, marcados por la pandemia del COVID-19, han dividido a tal punto a la mayor potencia del mundo que cuatro de cada diez votantes, tanto de Donald Trump como de Joe Biden, no aceptarían el resultado si su candidato pierde, según una encuesta de Reuters/Ipsos.

El sondeo, realizado del 13 al 20 de octubre, muestra que un 43% de los partidarios de Biden no aceptarían una victoria del presidente republicano, mientras que un 41% de quienes quieren reelegir a Trump no aceptarían una victoria del candidato demócrata.

Porcentajes más pequeños tomarían medidas para dar a conocer su descontento: el 22% de los partidarios de Biden y el 16% de los partidarios de Trump dijeron que participarían en protestas callejeras o incluso en actos violencia si su candidato pierde.

Las autoridades electorales estadounidenses enfrentan una serie de desafíos este año que han suscitado preocupaciones sobre la confianza del público en los resultados.

Funcionarios de seguridad nacional de alto rango advirtieron la semana pasada que Rusia e Irán han intentado vulnerar los sistemas de votación de Estados Unidos y han buscado formas de socavar las elecciones.

Trump ha cuestionado reiteradamente la integridad de las elecciones estadounidenses, argumentando que el proceso está “arreglado” en su contra y afirmando repetidamente que una mayor votación por correo este año aumentará la probabilidad de fraude electoral.

El republicano se ha negado a comprometerse con reconocer el resultado en caso de perder.

Elecciones en Estados Unidos. Foto: AFP
Foto: AFP

Donald Green, cientista político de la Universidad de Columbia, dijo que los resultados del sondeo alivian sus preocupaciones sobre hechos de violencia después de las elecciones. Advirtió, sin embargo, que si las elecciones son reñidas, o si un candidato puede presentar una denuncia creíble de fraude electoral, podría provocar un mayor descontento y protestas de lo que sugiere la encuesta.

“Es por eso que muchas personas que se oponen a Trump están aguantando la respiración y esperando un resultado abrumador que no sea discutible”, dijo Green.

La última encuesta de Reuters/Ipsos muestra que Biden tiene una ventaja de 8 puntos porcentuales sobre Trump a nivel nacional: el 51% de los posibles votantes dice que apoya al aspirante demócrata, mientras que el 43% se inclina por el presidente.

El sondeo de Reuters/Ipsos se realizó en línea, en inglés, en todo Estados Unidos. Recopiló respuestas de 2.649 adultos estadounidenses, incluidos 1.039 que dijeron que habían votado por Trump o planeaban votar por él, y 1.153 que dijeron que respaldaban a Biden.

Además, Reuters/Ipsos está encuestando a posibles votantes en seis estados (Wisconsin, Pensilvania, Michigan, Carolina del Norte, Florida y Arizona) que desempeñarán un papel fundamental para decidir si el republicano Trump será reelecto o si Biden lo sustituye.

Último debate entre Trump y Biden. Foto: AFP
Último debate entre Trump y Biden. Foto: AFP

Hasta ahora, los resultados son los siguientes: Wisconsin, Biden 53%, Trump 44%; Pensilvania, Biden 50%, Trump 45%; Florida, Biden 50%, Trump 46%; Arizona, Biden 49%, Trump 46%; Michigan, Biden 51%, Trump 44%; Carolina del Norte, Biden 49%, Trump 46%.

La campaña electoral entró en su última semana con un marcado contraste entre los dos aspirantes: la vertiginosa agenda de Trump, con varios mítines diarios, frente al estilo más sosegado de Biden.

“En esta elección se escoge entre una super-recuperación de Trump y una Depresión con Biden”, dijo el presidente ayer lunes en un acto en Allentown (Pensilvania).

Fue el primero de los tres mítines que Trump ofreció con apenas horas de diferencia, en uno de los estados claves para la victoria el 3 de noviembre.

“Hemos hecho un gran trabajo. Estamos absolutamente doblando la esquina”, afirmó en su segundo mitin, en Lititz, también en Pensilvania.

Trump salta de un acto a otro sin apenas descanso mientras insistía en los logros en la lucha contra la pandemia.

Después de que Pensilvania votara durante dos décadas por los demócratas, Trump dio la sorpresa y se impuso allí en 2016. Las encuestas, sin embargo, sitúan a Biden, nacido en ese estado, levemente por encima.

Biden, en tanto, se tomó una jornada de descanso y pasó el día con reuniones con su equipo en su casa de Wilmington (Delaware). Mañana tiene previsto desplazarse a Georgia, estado del sur donde las encuestas señalan que están prácticamente empatados, y el jueves estará en Florida.

New York Post

The New York Post, el mayor diario sensacionalista de Nueva York, anunció ayer lunes su apoyo a la candidatura de Donald Trump para “Hacer América grande de nuevo, otra vez”. En un editorial, el diario pide el voto para el republicano porque considera que con Trump la recuperación económica tras la pandemia.

El Post considera que Trump ha gestionado bien la pandemia del COVID-19, que ha dejado más de 225.000 muertos en todo el país, y que está experimentando una nueva subida de casos.

Récord: 60 millones de votos por adelantado
Florida, estado clave para las elecciones en Estados Unidos, abrió ayer el período de voto anticipado. Foto: AFP

Más de 60 millones de estadounidenses han depositado ya su voto para la elección presidencial del 3 de noviembre, un récord que podría desembocar en la mayor participación en más de un siglo, según datos de ayer lunes del Proyecto de Elecciones en Estados Unidos. La cifra es la última señal del gran interés que despierta la competencia entre el presidente Donald Trump y el demócrata Joe Biden, así como el deseo de los votantes de reducir el riesgo de exposición al COVID-19, que ha acabado con la vida de unas 225.000 personas en Estados Unidos.

Los demócratas mantienen una ventaja significativa en el voto adelantado por su confianza en el sufragio por correo, en el que los republicanos han participado históricamente en gran número pero están obviando ahora por los ataques reiterados de Trump, que asegura que el sistema es vulnerable al fraude generalizado.

En total, los demócratas tienen una ventaja cercana de dos a uno en las primeras cifras de votación.

El alto nivel del voto adelantado llevó a Michael McDonald, el profesor de la Universidad de Florida que administra el Proyecto de Elecciones en Estados Unidos, a predecir un récord de afluencia de votantes de unos 150 millones, que representa al 65% de los electores, la tasa más alta desde 1908.

Los votantes estadounidenses ya han depositado más votos tempranos durante esta campaña presidencial que en todo 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados