Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

En 1986, durante un ensayo se produjo una explosión en el interior del reactor 3 de la estación nuclear de Chernobíl. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Es considerado el accidente nuclear más grave en la historia junto con la central japonés de Fukushima. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

31 personas murieron de forma directa por la explosión. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Los materiales radioactivos liberados en el ambiente se estimó fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Se calcula que 200.000 personas recibieron grandes dosis de radiación. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención que con 600.000 personas denominadas liquidadores. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Un empleado de la estación muestra los niveles de radiación a periodistas. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Más de 100.000 personas debieron ser evacuadas  tras la explosión. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

después del accidente se construyó un «sarcófago», para aislar el interior del exterior. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Hoy en día la preocupaciones se centran en la contaminación del suelo con estroncio-90 y cesio-137. Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Los niveles más altos de cesio-137 se encuentran en las capas superficiales del suelo, donde son absorbidos por plantas, insectos y hongos, entrando en la cadena alimenticia.Foto: Reuters

Recorrida por el interior de la planta de Chernóbil. Foto: Reuters

Tablero de control en el reactor tres de Chernobíl.. Foto: Reuters

En el interior de Chernóbil

Una recorrida por la planta nuclear ucraniana 

otras fotogalerías