LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Récord de muertes por COVID-19 en Argentina; kirchnerismo lleva al Congreso debate por clases presenciales 

El récord de muertes en Argentina revela lo difícil que está resultando combatir la segunda ola de contagios en la región.

El ministerio de Salud argentino informó ayer el fallecimiento de 537 personas, elevando el total de decesos a 60.620. Foto: Reuters
El ministerio de Salud argentino informó ayer el fallecimiento de 537 personas, elevando el total de decesos a 60.620. Foto: Reuters

En Argentina se registró ayer jueves el mayor número de muertes por COVID-19 en un solo día desde que empezó la pandemia, mientras en Brasil las cifras indican que la situación sanitaria tiende a estabilizarse.

El ministerio de Salud argentino informó ayer el fallecimiento de 537 personas, elevando el total de decesos a 60.620. Además se registraron 27.216 contagios nuevos, para un acumulado de infecciones de casi 2,8 millones.

El récord anterior de decesos se había registrado el 25 de octubre de 2020, con 515 muertos y 15.009 contagios.

“El sistema de salud está saturado y estamos muy próximos al colapso”, afirmó Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires.

La tasa de mortalidad es de 1.320 por cada millón de habitantes, una de las más elevadas de América.

En Argentina rige desde hace una semana la prohibición de circulación nocturna, entre las 20.00 y las 06.00, así como limitaciones en centros de compras y actividades en lugares cerrados, una política que se aplica en el mayor foco de infecciones, el distrito metropolitano que forman la ciudad de Buenos Aires y los 35 superpoblados distritos que la rodean. Estas medidas están vigentes hasta el 30 de abril.

El Ejecutivo dispuso además que en Buenos Aires y su cordón urbano, queden suspendidas por dos semanas las clases presenciales en las escuelas, una restricción que se dirime en la Justicia por la oposición del alcalde de la capital, Horacio Rodríguez Larreta.

En esta polémica intervendrá el Congreso a instancia de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que dio la orden para que se vote un respaldo al decreto del presidente Alberto Fernández que suspendió las clases en Buenos Aires.

Con ese objetivo, el kirchnerista Frente de Todos convocó para hoy viernes a la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo para tratar el tema.

El oficialismo tiene mayoría en la bicameral, por lo que asegura la emisión de un dictamen en respaldo del polémico decreto, cuya constitucionalidad se encuentra objetada ante la Corte Suprema de Justicia.

Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP
Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP

Una vez alcanzado ese objetivo, todo indica que la vicepresidenta impulsará la aprobación la semana próxima del decreto en el recinto del Senado, cámara en la que el Frente de Todos tiene mayoría absoluta, y darle, así, sanción ficta a sus disposiciones.

De esta manera, el oficialismo buscará blindar el decreto de Fernández al bloquear cualquier posibilidad de que pueda ser rechazado por el Congreso

En la región metropolitana se detecta la mayor velocidad de contagios en las últimas semanas y ya casi no hay camas disponibles en las terapias intensivas de hospitales públicos y sanatorios privados.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 65,6% a nivel nacional, pero del 75,3% si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

“Argentina está viviendo el peor momento de la pandemia desde el 3 de marzo del año pasado. Es el momento de más riesgo”, había declarado esta semana la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Argentina lleva vacunados a 6,5 millones de personas, casi el 15% de su población. Un millón de dosis más de la vacuna china de Sinopharm llegará a Argentina en los próximos días. El total de esas vacunas corresponde al componente de la segunda dosis, por lo que se destinará a personas que ya recibieron una primera dosis.

La pandemia en Brasil.

En tanto, la pandemia de coronavirus en Brasil se ha estabilizado desde hace una semana en una meseta alta, de algo más de 2.500 muertes diarias, tras varios meses de incrementos vertiginosos en las curvas de fallecidos y contagios.

“Los números aparentemente se han estabilizado, pero a un nivel muy preocupante, con un número de muertes aún altísimo”, dijo a la AFP Mauro Sánchez, epidemiólogo de la Universidad de Brasilia.

Brasil, el segundo país más golpeado en números absolutos por el coronavirus, con cerca de 385.000 muertos, ha registrado una media de 2.580 muertes diarias en los últimos siete días. Esa cifra se ha mantenido por debajo de 3.000 desde el 15 de abril.

El promedio se redujo este jueves, con 2.027 decesos, al día siguiente de un feriado nacional. En esos casos, los informes enviados por varios estados al ministerio suelen sufrir retrasos. El promedio semanal de contagios diarios, que superó los 75.000 a finales de marzo, ha caído por debajo de los 65.000.

Vacunación contra el coronavirus en Brasil. Foto: Reuters
Vacunación contra el coronavirus en Brasil. Foto: Reuters

El número de muertes y contagios empezó a aumentar exponencialmente en enero, debido sobre todo a la circulación de la variante amazónica del virus, la P1, considerada más contagiosa. A principios de abril, hubo días con más de 4.000 muertos.

El epidemiólogo Mauro Sánchez advierte del riesgo de que la curva vuelva a subir tras las aglomeraciones de Semana Santa, cuyos efectos no se sentirán hasta dentro de algunas semanas. “Si ha habido muchas reuniones durante estas vacaciones, esta estabilidad solo podrá ser temporal”, afirma. (Con información de AFP, EFE y La Nación)

Cronograma electoral

La coalición de Juntos por el Cambio (JxC), que lidera el expresidente Mauricio Macri, aceptó la propuesta del Gobierno de postergar un mes el cronograma electoral, debido a la delicada situación sanitaria que atraviesa Argentina. Para el 8 de agosto estaban fijadas las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), las internas en Argentina. Sin embargo, el Gobierno propuso llevar las PASO a septiembre y los comicios legislativos en noviembre.

Chile dice que está pasando por un “momento de estabilidad”

Chile reportó 6.832 casos nuevos de COVID-19, una cifra que llevó a las autoridades a afirmar que el país atraviesa un “momento de estabilidad” tras dos meses de una grave segunda ola que llevó a poner a más del 90% de la población en cuarentena total.

El balance total de la pandemia asciende a más de 1,1 millones de contagios totales y más de 25.500 muertes, tras contabilizarse 179 nuevos fallecidos en la última jornada.

“Estamos pasando por un momento de estabilidad, con visos de un muy leve cambio positivo, aunque no debemos confiarnos”, afirmó el ministro de Salud, Enrique Paris.

La tasa de positividad de las pruebas PCR (número de positivos por cada 100 test) ayer fue de 9,5% tras realizarse más de 66.000 exámenes, una de las cifras más bajas de los últimos días. Pese a ello, este jueves se registró uno de los números de personas ingresadas en unidades de cuidados intensivos más alto de toda la crisis sanitaria, 3.375 pacientes, lo que implica que solo quedan 214 camas críticas libres en todo el país.

Sobre la cuarentena, que afecta desde hace semanas a más del 90% de la población, las autoridades levantaron el confinamiento en una decena de barrios, incluidos algunos lugares turísticos del sur del país.

Chile lleva a cabo uno de los procesos de vacunación más exitosos del mundo: más de 7,8 millones de personas (más del 50% de la población) ha sido inoculada con al menos una dosis y más del 35% recibió ya las dos dosis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados