LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Rebrotes del coronavirus obligan a una pausa o dar marcha atrás

Varios países que tuvieron éxito en el combate contra el COVID-19 están padeciendo rebrotes del virus, lo que obliga a volver a medidas de cierre parcial de la vida pública.

Control a la población luego de un rebrote en esta región al oeste de Alemania. Foto: Reuters
Control a la población luego de un rebrote en esta región al oeste de Alemania. Foto: Reuters

Algunos de los países que más éxito tuvieron en el combate a la pandemia han registrado rebrotes de COVID-19. Es el caso de Alemania, donde el contagio de 1.553 personas en torno a un frigorífico del oeste del país obligó ayer martes a las autoridades regionales a decretar el cierre parcial de la vida pública en los distritos de Gütersloh y Warendorf, donde viven unas 600.000 personas, mientras los epidemiólogos llamaron a reforzar la prudencia ante este y otros rebrotes locales.

Este reconfinamiento, previsto hasta el 30 de junio, se traducirá por una reducción de los contactos entre las personas, cierre de bares, cines, museos y prohibición de actividades de ocio en espacios cerrados.

La idea es poder determinar en esta semana con la realización de test masivos hasta qué punto se puede haber extendido el coronavirus entre la población, precisó.

Alemania, de 80 millones de habitantes, registró hasta el momento unos 9.000 fallecidos por coronavirus, muchos menos que sus socios europeos Francia, Italia o España, y su labor ante la epidemia fue unánimemente elogiada.

Ahora, intenta controlar un foco importante de contaminación en la empresa cárnica Tönnies, considerada el mayor matadero de animales de Europa, situado cerca de Gütersloh y en donde trabajan 6.700 personas, muchas procedentes de Bulgaria y Rumania.

La forma de actuar ha sido la misma que en marzo, cuando los distintos estados federados fueron decretando de forma escalonada el cierre parcial de la vida pública para contener la pandemia.

El primer paso tras detectar el rebrote en el matadero fue el cierre de colegios y guarderías, que ha afectado a 50.000 menores, señaló.

En cuanto a la empresa cárnica, se procedió a su cierre y al aislamiento inmediato de sus empleados, aún sin haberles realizado el test pertinente.

Esta es la primera vez que Alemania debe volver a tomar medidas restrictivas desde el regreso gradual a la “nueva normalidad” a lo largo del mes de mayo.

Coronavirus en Alemania. Foto: Reuters
Coronavirus en Alemania. Foto: Reuters

El director del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler, llamó a “observar la máxima prudencia”, ya que “el virus sigue ahí y tiene un alto potencial de reproducción”, como se está viendo en los casos locales registrados en los últimos días, subrayó.

Al foco en torno a la empresa Tönnies se suman brotes registrados en un bloque de viviendas de Gotinga, en el centro de Alemania, y de un barrio de Berlín que ha disparado el factor de reproducción de la COVID-19 a valores por encima del 2,03, pese al bajo cómputo de nuevas infecciones en el conjunto del país.

Por el momento, las autoridades alemanas han descartado que puedan decretarse restricciones masivas a escala de todo el país.

En tanto, las autoridades de la capital alemana y ciudad-estado de Berlín anunciaron mano dura contra las fiestas ilegales que vienen registrándose semana a semana y que contravienen las medidas de distanciamiento frente a la pandemia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados