TENSIÓN EN LIBIA

Rebeldes ocupan sede oficial en Trípoli

El gobierno libio apoyado por Naciones Unidas sufrió un duro golpe ayer sábado tras la ocupación sin combates de las dependencias del Consejo de Estado por parte de las antiguas autoridades de Trípoli, que anunciaron que retoman sus funciones.

Los países occidentales han puesto todas sus esperanzas en el gobierno de unión nacional (GNA) para atajar la insurgencia del yihadismo en ese país del norte de África e impedir la salida de migrantes desde sus costas en dirección a Europa.

Liderado por el primer ministro Fayez al Sarraj, el GNA estaba pensado para remplazar a las dos administraciones rivales, una en Trípoli y otra en el este del país.

El viernes, en un comunicado, el jefe del ex gobierno tripolitano, Jalifa Ghweil, afirmó la "legitimidad" de su "gobierno de salvación nacional", surgido del ex Parlamento de Trípoli, el Congreso General Nacional (CGN).

Ghweil llamó a considerar "suspendidos de funciones" a todos los responsables nombrados por el nuevo gobierno de unión nacional apoyado por la ONU.

La capital, Trípoli, estaba en calma ayer sábado y no había signos de ninguna presencia militar extraña, incluyendo las inmediaciones del Consejo de Estado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)