Brasil

Reapareció Bolsonaro y advirtió que el PT prevé indultar a Lula

Desde el hospital, dijo que Brasil corre riesgo de terminar como Venezuela.

El candidato de ultraderecha sigue primero en intención de voto con el 26%. Foto: AFP
El candidato de ultraderecha sigue primero en intención de voto con el 26%. Foto: AFP

El ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil, afirmó ayer domingo, desde el hospital en el que se recupera de una cuchillada, que si el Partido de los Trabajadores (PT) vuelve al poder el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, será indultado y nombrado ministro.

En una transmisión en vivo por las redes sociales, la primera de ese tipo desde que fue hospitalizado hace diez días, Bolsonaro se dirigió al electorado y abundó en críticas tanto al PT como al nuevo candidato de ese partido, Fernando Haddad, sustituto de Lula como una vez que éste fue vetado por su situación jurídica.

"Si Haddad es elegido presidente firma en el mismo momento de la investidura el indulto de Lula y lo nombra ministro", aseguró desde su lecho el candidato de la ultraderecha, quien lidera los sondeos para la primera vuelta del 7 de octubre con un 26% de intención de voto.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, también se dirigió a sus "amigos de las Fuerzas Armadas" para pedirles que piensen en "quién sería el ministro de defensa de ustedes" en caso de que el PT vuelva al poder y pidió que todos los brasileños "miren lo que está pasando" en Venezuela.

"Su pueblo (el venezolano) es víctima de un Gobierno apoyado por el PT" y "nosotros no podemos llegar al nivel que ellos llegaron", apuntó.

También aseguró que "el presidiario", como se refiere a Lula, "con toda su popularidad, con toda su posible riqueza, con todo su tránsito en dictaduras del mundo entero, como la de Cuba", no habría "aceptado ir pacíficamente a la cárcel" y podría haber intentado "una fuga". Sostuvo entonces que "si no intentó huir es porque tiene un Plan B", que pasaría por un posible fraude electoral en beneficio de Haddad y el posterior indulto.

Lula da Silva: el ex presidente está preso desde abril en Curitiba; ayer se reunió con su compañero de fórmula Fernando Haddad. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Bolsonaro está hospitalizado desde el pasado día 6, cuando en medio de un mitin fue acuchillado por un hombre que dijo haberse sentido "amenazado" por algunas de sus promesas electorales, que incluyen entre otras cosas la liberación del comercio de armas. La cuchillada le causó graves heridas en el abdomen, que han obligado a someterle a dos operaciones para tratar las lesiones que fueron detectadas en su aparato intestinal.

Bolsonaro dejó ayer domingo la unidad de cuidados intensivos del Hospital Israelita Albert Einstein, en San Pablo. Los médicos informaron que Bolsonaro muestra "una buena evolución clínica, sin fiebre", pero que todavía estaba siendo alimentado "exclusivamente por vía intravenosa". Los médicos no han dado señales de una posible fecha de su alta o sobre las restricciones que tendrá una vez que deje el hospital.

Según los sondeos sobre intención de voto, por detrás de Bolsonaro se sitúan, empatados en un 13% de las simpatías, el candidato del PT y el laborista Ciro Gomes, seguidos por el socialdemócrata Geraldo Alckmin (9%) y la ecologista Marina Silva (8%). Pese al inicial favoritismo de Bolsonaro, si ningún candidato llega al 50% de los votos el 7 de octubre será celebrada una segunda vuelta el 28 de ese mismo mes, en la que el ultraderechista perdería si enfrentase a Gomes, Alckmin o Silva, y estaría en un virtual empate en caso de que su adversario fuera Haddad.

Mano a mano de Gómez y Haddad por la izquierda
Fernando Haddad aparace rodeado de simpatizantes en un acto que realizó ayer en Río de Janeiro como parte de la movilización electoral del PT. Foto: AFP

Ciro Gomes y Fernando Haddad, designado por Lula como su sucesor en la carrera presidencial en Brasil, se disputan los votos de la izquierda para medirse en la segunda vuelta con el ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en los sondeos. Gomes y Haddad aparecen empatados en el último de los sondeos con el 13% de los votos y comparten el segundo lugar, lejos de Bolsonaro (26%), que prácticamente tiene garantizado un lugar en la segunda vuelta. Ambos fueron los candidatos que más crecieron en las encuestas tras el anuncio de Lula, que tenía el 40% de intención de voto, de que bajaba su candidatura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)