La Habana detiene y luego libera a artista y otros disidentes

Reaparecen tensiones entre Cuba y EE.UU.

Tania Bruguera, la artista cubana detenida este miércoles por segunda vez un día después de que intentara montar una tribuna pública en La Habana, fue liberada nuevamente, después de una ola represiva que causó el primer roce entre Cuba y Estados Unidos tras su histórica reconciliación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un grupo de personas espera la actuación de la artista Tania Bruguera. Foto: AFP.

"Sí, Tania está libre, pero todavía queda un puñado (de disidentes) bajo detención, alrededor de 10 o 12, los están liberando poco a poco", dijo a la AFP Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, ilegal pero tolerada por el gobierno comunista.

La artista —que desafió al gobierno al pretender montar el martes un "micrófono libre" en la Plaza de la Revolución de La Habana— fue liberada este miércoles al mediodía, pero cuando se aprestaba a dar una rueda de prensa horas después fue nuevamente arrestada por dos agentes de civil.

La artista de 46 años estuvo casi cuatro horas bajo arresto esta segunda vez, tras ser detenida en el emblemático Malecón de La Habana, donde iba a hablar con la prensa.

Al menos 51 disidentes fueron detenidos el martes para impedir la "performance" artística que Bruguera haría en la Plaza, pero la mayoría ya fueron liberados, según Sánchez.

En los últimos años, ha sido tradicional que los disidentes arrestados sean liberados horas después sin cargos.

Entre los liberados está el marido de la bloguera Yoani Sánchez, Reinaldo Escobar, quien estuvo detenido el martes en un cuartel de La Habana donde "vio a Tania vistiendo un uniforme gris de presidiaria", según indicó el portal 14ymedio, que dirige la célebre "ciberdisidente". La bloguera estuvo el martes con arresto domiciliario, pero fue liberada.

Se trata de la primera ola represiva luego del acuerdo de Cuba y Estados Unidos de restablecer relaciones diplomáticas, anunciado el 17 de diciembre por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

"El gobierno cubano respondió con una oleada de represión preventiva por ese performance (...). Todas fueron detenciones arbitrarias sin cumplir ninguna formalidad legal", afirmó Elizardo Sánchez.

Repercusiones

Los medios oficiales cubanos, que habían descrito la "performance" artística de Bruguera como una "provocación política", no han informado sobre estas detenciones.

"Estamos profundamente preocupados por las últimas informaciones de detenciones por parte de las autoridades cubanas de miembros pacíficos de la sociedad civil y de activistas", dijo el Departamento de Estado norteamericano en un comunicado.

"Condenamos fuertemente el acoso continuo del gobierno cubano y el recurso repetido a la detención arbitraria, a veces con violencia, para silenciar a los críticos, perturbar las reuniones pacíficas y la libertad de expresión, e intimidar a ciudadanos", agregó.

La autoridades cubanas no comentaron el incidente con Bruguera. Pero en su discurso en la última sesión del parlamento nacional, Raúl Castro pareció prever tales situaciones.

Castro recordó a Washington la "obligación de no intervenir en los asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados, lo que implica que cualquier forma de injerencia o de amenaza a los elementos políticos, económicos y culturales de un Estado constituye una violación del Derecho Internacional".

Agregó que "entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba hay profundas diferencias que incluyen, entre otras, distintas concepciones sobre el ejercicio de la soberanía nacional, la democracia, los modelos políticos y las relaciones internacionales".

Finalmente, el mandatario cubano aseguró que no descartaba "acciones provocativas de toda índole", y prometió que "por nuestra parte primará una conducta prudente, moderada y reflexiva, pero firme". Cuba, EE.UU., Deshielo entre EE.UU. y Cuba, Disidentes cubanos

Bruguera: cambios "de abajo hacia arriba"

La artista cubana Tania Bruguera, detenida dos veces esta semana por "incitación al desorden público y resistencia", dijo ayer a Efe que su caso ha demostrado que si Cuba quiere abrirse al mundo "tiene que hacer muchos cambios".

"Y esos cambios tienen que ser de abajo hacia arriba, no solo de manera vertical", dijo Bruguera, en declaraciones a la agencia al regresar a su domicilio familiar en La Habana, después de haber sido conducida de nuevo el miércoles de tarde a la comisaría donde estuvo retenida, unas pocas horas después de su liberación.

Tania Bruguera, de 46 años, exigió a las autoridades ser liberada cuando finalizaran todos esos arrestos. Además, consideró que finalmente su "performance", que iba a consistir en abrir un micrófono al público en la Plaza de la Revolución, se ha convertido "en un proceso de desenmascaramiento" de los "sistemas y mentiras" que se emplean en Cuba.

Advirtió que si todavía hay personas presas a consecuencia de su iniciativa, volverá a convocar el "performance": "Es mi responsabilidad yo no puedo hacer una obra de arte desentendiéndome de las personas", dijo Bruguera, quien admitió que no se imaginaba que pudiera ocurrir todo lo que ha pasado en las últimas horas.

No obstante, la artista también reivindicó, en su entrevista, su derecho a la “desobediencia civil” porque considera que no todas las leyes cubanas son justas “como no lo son en ningún lugar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)